Skip to main content

Comparativa

Comparativa: Nissan Qashqai vs Hyundai Tucson y Skoda Karoq

Nissan Qashqai vs Hyundai Tucson y Skoda Karoq

SUV y potentes diésel han sido un matrimonio natural desde el nacimiento de este segmento. Y eso incluye ahora, desde la renovación de esta mecánica, al Nissan Qashqai. Aclaramos si el japonés puede mantener el tipo en esta comparativa contra el Hyundai Tucson y el Skoda Karoq.

No te pierdas: Novedades 2019

Los nuevos motores diésel hacen que el Qashqai sea apto para la competencia cada vez más dura en el segmento en auge de los SUV compactos: primero el 1.5 dCi fue empujado de 110 a 115 CV, luego el 1.6 dCi con 130 CV fue suprimido para dejar espacio a un 1.7 de 150 CV. Y esta interesante variante es la que elegimos hoy para esta comparativa.

VÍDEO: El futuro Qashqai eléctrico

La marca coreana entra a la carrera con el exitoso Hyundai Tucson, que queda un poco por detrás de los otros dos candidatos de prueba con el 1.6 CRDi DCT AWD, en términos de prestaciones y potencia (136 CV). El Skoda Karoq con su diseño a base de líneas limpias, llega como 2.0 TDI 4x4 DSG y tiene 150 CV y 340 Nm. Bajo la chapa, el Skoda tiene con mucho el mejor espacio. Eso se aplica tanto en la parte delantera como en la parte trasera e incluso en el maletero. El Qashqai, por otro lado, adolece de una entrada estrecha en la parte posterior, donde le falta algo de espacio para la cabeza.

No te pierdas: Prueba del Skoda Karoq en la nieve

Aunque el Hyundai no es más desahogado,  sus banqueta trasera es más grande y mullida que en el Nissan y viajas más cómodo. Y en las plazas delanteras tiene un espacio muy generoso. El los asientos delanteros del Qashqai falta algo de agarre lateral, y vamos demasiado altos y cerca del volante. Hemos echado en falta un poco más de margen a la hora de regular el asiento. En el Skoda llevas una postura más natural, y su cockpit tiene un diseño claro y ordenado, con materiales de calidad. La pantalla de 9,2 pulgadas es táctil, pero echamos en falta un control específico para el volumen.

En el Tucson manejas el sistema de infoentretenimiento por los botones en el volante, o bien por la pantalla táctil de 8 pulgadas con DAB +, actualización del mapa de por vida, siete años de servicios online y Android Auto / Apple CarPlay. Entre el velocímetro y el cuentavueltas el Qashqai tiene una generosa pantalla en color de 5 pulgadas. Esta unidad llega con un sistema multimedia que incluye navegador de TomTom con actualización de mapas por cinco años y visibilidad de 360 grados.

¡Arrancamos!

Nissan Qashqai vs Hyundai Tucson y Skoda Karoq

Los 150 CV del Nissan se gestionan con suavidad por su variador CVT, cuando aceleras a fondo, salen a relucir sus carencias: el coche se revoluciona primero, y acelera después.

Esto no solo lo vuelve algo más estresado, sino que penaliza sus prestaciones, que quedan por detrás de las del Skoda. Una pena, porque su excelente motor queda algo eclipsado por la transmisión de siete velocidades. Por otro lado, su respuesta es un algo seca y en asfalto bacheado las suspensiones llegan rápidamente a su límite. Esto se debe en gran parte a sus llantas de 19 pulgadas: muy pintonas, pero penalizan su comportamiento general.

El Tucson también lleva ruedas de ese tamaño, pero su respuesta es más suave. aprueba exuberantes 19 pulgadas, pero habla a un poco más suave, aunque nos ha molestado un eje delantero algo deficitario en suspensiones, lo que lo vuelve un poco rebotón. Al diésel de 1.6 litros, por otro lado, le gusta complacer. Aunque se queda atrás con 136 CV, apenas corre menos que el Nissan y es un poco más silencioso. El Skoda asume claramente el papel dinámico.

Su dos litros es muy brioso, y responde con espontaneidad, y se lleva el gato al agua en prestaciones. Una pena que no esté todo lo aislado que debiera, y su TDI resulte demasiado ruidoso a veces. La suspensión, con un tarado firme, le da mucho aplomo y contiene bien los balanceos de la carrocería en cuervas, sin llegar a ser incómoda.

Puesto 3 con 489 de 750 puntos: Nissan Qashqai 1.7 dCi 4x4i Xtronic. Es el más veterano de esta prueba, y el nuevo motor se ve mermado por el CVT.

Puesto 2 con 513 de 750 puntos: Hyundai Tucson 1.6 CRDi DCT AWD. Casi ninguna debilidad seria, pero siempre queda algo detrás del Skoda.

Puesto 1 con 545 de 750 puntos: Skoda Karoq. Interior cómodo y amplio, motor potente, precio justo: así es como se ven los ganadores.

Lecturas recomendadas