Skip to main content

Comparativa

Comparativa BMW X4: ¿mejor diésel o gasolina?

Comparativa BMW X4: ¿mejor diésel o gasolina?

Los dos bien, el diésel aún mejor.

El diésel pierde terreno respecto al gasolina, así que hemos realizado una serie de comparativas de versiones de ambos combustibles de varios modelos. Hoy le toca el turno al BMW X4, ¿cuál es mejor opción en el caso del BMW?

Todos los coches nuevos de 2019

Sabe realmente mal lo que le pasa al X4 20i. Es un coche realmente bueno, que monta un gran motor de dos litros gasolina. Pero, aun así, no tiene absolutamente nada que hacer frente a su gemelo con motor diésel bajo el capó, que también es un dos litros. El criterio que ha determinado el K.O. del motor Otto ha sido su consumo. No es excesivo, pero sí claramente mayor que el del gasoil. Veloces tramos por autovía (alemana, eso sí) le hacen llegar al 20i a los 12 litros y más. En nuestra prueba de consumo mixto ha gastado una media de 9,5 litros cada 100 kilómetros. Son dos litros más de los que requiere la versión 20d.

VÍDEO: BMW X4 2018, detalles y especificaciones

Además, el gasolina de 184 CV no nos ha parecido tan explosivo como esperábamos y sonido no está demasiado logrado. Responde bien a bajas revoluciones y gira con ganas hasta las 6.000 vueltas, pero solo desarrolla 100 revoluciones más que el 20d. El mérito es del cambio automático ZF de ocho velocidades que los dos X4 equipan. El diésel llega con 190 CV y 400 Nm de par, frente a los 290 Nm del 20i, así que empuja con mayor contundencia desde abajo y las aceleraciones resultan más poderosas y eso que entrega su par máximo un poco más tarde que el gasolina.

Probamos el BMW X4 xDrive 20d

Y queda echar un vistazo a los costes. En cuanto al seguro a todo riesgo, el diésel está por encima, igual que su precio de partida, 600 euros más. Pero después de que recorras 20.000 kilómetros, ese mayor gasto se encontrará amortizado. Y es que el 20d ahorra por cada kilómetro tres céntimo respecto a su hermano con la "i" en el nombre. Dicho de otra manera: el diésel entra en la zona verde en cuanto pasa de los 5.116 kilómetros anuales. Eso, añadido a las anteriores virtudes que hemos comentado, le dan la victoria a la versión de gasoil del X4.

Ganador: diésel

En un X4 viajas relajado y cómodo y, solo por eso, es posible que viajes mucho. Por eso nuestro voto es para el diésel. Ahorra en combustible y tiene buenas maneras. El gasolina es bueno, pero no logra imponerse

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además