Prueba

Probamos el Mercedes Clase E 2016

Redacción Auto Bild

11/03/2016 - 00:30

Es igual de bueno que siempre

Por suerte, gran parte de la primera prueba del Mercedes Clase E 2016 se va a realizar en el circuito de Estoril, si no resultaría bastante complicado centrarse en el dinamismo de la nueva berlina de Mercedes, que llega al mercado español apenas en unas semanas. Y es que en el largo trayecto que me trajo hasta este trazado desde el aeropuerto de Lisboa no pude fijarme en otra cosa más allá de su increíble nivel de confort y, sobre todo, en su tecnología. El nuevo Mercedes Clase E 2016 es un Clase S algo más corto en tamaño y precio, pero está claro que sigue la misma filosofía de berlina de empresa.  

¡Aquí tienes los test que realizaron al Clase E antes de su lanzamiento!

Y, además, el nuevo Mercedes-Benz Clase E tampoco es que sea tan corto, ya que ha crecido ostensiblemente respecto de su predecesor: 43 milímetros de largo, nada menos, aunque sí es algo menos ancho, 2 milímetros, y 3 milímetros más bajo. Estas cotas tienen una directa traducción en el habitáculo, que en la fila delantera resulta similar al del 'actual' Clase E, pero que otorgan hasta 6 centímetros más para las piernas a los pasajeros de atrás. El maletero, sorprendentemente, cubica 10 litros menos en la nueva generación, pero sí hay un considerable aumento del ancho de vía en comparación con el modelo anterior: delante 20 milímetros adicionales, detrás 7 milímetros.

Quizá por esta idea de convertir el nuevo Mercedes-Benz Clase E en un 'mini Clase S' resulte un coche poco llamativo: aunque el Clase E 2016 es un  totalmente nuevo, nadie gira la cabeza, nadie se para a fotografiarlo con el móvil. Tal vez sea porque su diseño se suma a las líneas ya conocidas en el Clase C y el Clase S. . Probablemente, entre los nuevos motores disponibles para la berlina, el más reclamado será el Mercedes Clase E300, un diésel con 245 CV y 370 Nm, este E 300, que llegará en otoño de 2016 y su motor empuja de lo lindo. Los datos lo prueban: de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos, 250 km/h de velocidad máxima y un consumo anunciado de 6,6 litros. 

VÍDEO: Estos los 5 rivales del Clase E

En modo Sport +, el cambio automático de nueve velocidades acorta sus saltos, aunque hay que decir que es en este programa donde motor y la caja logran el balance perfecto entre comodidad y deportividad. Aunque en esta primera prueba del nuevo Mercedes-Benz Clase E que esta berlina ha nacido para, sobre todo, proporcionar confort a sus ocupantes con una lista interminable de opciones que incluyen cinturones de seguridad calefactables. El sistema Drive Pilot mantiene en autovías y carreteras la distancia de seguridad con el coche precedente y está disponible hasta los 210 km/h. Funciona tan bien que hasta 130 km/h, incluso si no se ven las rayas en el asfalto, mantiene la trayectoria correcta. El asistente de frenada puede frenar por sí mismo, el de dirección ayuda con leves giros de volante, el de carril incluso realiza adelantamientos. 

VÍDEO: Al volante del nuevo Clase E

El nuevo Mercedes Clase E dispone opcionalmente de suspensión neumática, que contrabalancea el coche de manera totalmente automática, incluso sobre asfalto irregular. El nivel de confort se acerca, y mucho, al del Clase S. Ni siquiera en modo Sport + llega se notan los baches en el habitáculo. Una de las grandes sorpresas del nuevo Clase E son los botones de los radios del volante. El touchpad izquierdo está dedicado a las funciones relevantes del vehículo, el de la derecha controla en sistema de infoentretenimiento. Se mantiene el Command Controller, pero ya no es necesario retirar las manos del volante en ningún caso. Frente a mí, una instrumentación totalmente digital y personalizable, ya conocida del Clase S, que dispone de tres estilos diferentes: «Classic», «Sport» y «Progressive». 

 

Hemos probado 1 versión del Mercedes Clase E

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Rivales del Mercedes Clase E

Buscador de coches