Prueba

Prueba del nuevo Honda Civic 5 puertas 2017

Luis Meyer

26/01/2017 - 16:30

En esta prueba del nuevo Honda Civic 5 puertas (2017), comprobamos las bondades del compacto japonés. ¿Dónde están los "Magic Seats"? Los asientos traseros desmontables, únicos en la clase compacta, ya no están en el nuevo Civic. A cambio, ha ganado en deportividad. Y no solo por el diseño.

Honda ha dejado atrás la estética futurista de nave espacial del anterior Civic. El compacto es ahora más bajo y alargado, con una mirada más agresiva. Toda una declaración de intenciones. Y de dinamismo. Prueba del nuevo Honda Civic 5 puertas (2017).

Estos cambios, que priorizan un aspecto más contundente y poderoso, tienen mucho que ver con que la marca haya puesto también el foco en el mercado estadounidense para la comercialización de la nueva generación de su compacto estrella. La décima ya, por cierto, desde que la marca lanzara este modelo al mercado por primera vez en 1972. La nueva es totalmente distinta, desde el motor hasta su batalla, tres centímetros más larga. La primera impresión: ahora hay más desahogo en las plazas traseras. El maletero es enorme para esta categoría: cubica 478 litros.

Siguiente novedad del Honda Civic Hatchback 2017: el conductor va ahora 3,5 centímetros más cerca del asfalto, ya que el depósito, antes bajo los asientos delanteros, se ubica ahora por delante del eje posterior, como en la mayoría de modelos de la competencia. Desaparece el complejo cockpit, que parecía el puesto de mando del Enterprise, y ahora encontramos un velocímetro digital personalizable y un monitor para el infotainment con una apariencia ordenada y moderna. La consola central, muy elevada, redunda en el ambiente deportivo con asientos bajos. Encuentro los mandos para los amortiguadores regulables (opcionales).

VÍDEO: ¿Quieres ver el futuro Civic Type R en acción? Aquí lo tienes:

Pero la nueva era comienza debajo del capó. El nuevo bloque de gasolina con turbo y 182 CV recoge la tradición de Honda a la hora de estirar las vueltas. Ya desde el ralentí, el 1,5 litros gira sin resuello hasta las 6.600 revoluciones. Según la marca, el consumo medio es de seis litros, aunque nos ha parecido demasiado optimista. En esta primera prueba (exprimiéndolo bastante, eso sí) hemos medido 9,3 litros. Y es que este Civic pide gas. 

La dirección con multiplicación variable, derivada de la que se emplea en el NSX, es equilibrada y comunicativa, el cambio, mejorado, inserta con más brío y el chasis tiene un tarado firme, aunque también filtra con eficacia. Pero por su tacto, queda claro que este Civic aspira a ser uno de los compactos más dinámicos del mercado.

La oferta de versiones, cuando comience a venderse a principios de 2017, será algo escasa: solo dos de gasolina, el de 182 CV que hemos probado y uno de tres cilindros con un litro de cubicaje y 129 CV. Los dos podrán adquirirse con una caja manual de seis velocidades o bien el cambio automático sin fases CVT. A finales de año, eso sí, llegará un 1,6 diésel de 120 CV, y el tope de gama Type R con 350 CV ya está confirmado. La nueva plataforma acepta una versión híbrida y otra de tracción integral, y en principio no habrá una variante familiar. En su lugar, se continuará comercializando el Sport Tourer actual hasta 2018. Aún no nos han confirmado equipamientos ni precios.

Prueba Honda Civic 1.0 VTEC Turbo (por Raúl Salinas)

Si hace unas semanas ya pudiste leer la prueba del Honda Civic 2017 con el propulsor más potente de la gama, hoy te voy a contar qué tal se desenvuelve la opción más económica y, muy probablemente, más sensata para la mayoría: el Honda Civic 1.0 VTEC Turbo. Como te decía, se trata de la opción de acceso a la gama y, por ende, la más barata, por lo que tengo muchas ganas de comprobar si realmente es tan buena como los datos indican: ¿me acompañas?

¿Prefieres un SUV? Prueba del Honda CR-V 1.6 i-Dtec

Frente a mí, el Honda Civic 2017 luce espectacular, sin duda, no va a dejar indiferente a nadie. Es grande, de los más grandes de su categoría, con cuatro metros y medio de largo, y su afilado frontal deja muy claro desde el primer minuto que su objetivo es ser poco conformista. La zaga es sin duda lo más controvertido, con un diseño que o enamora o no termina de convencer: lo dicho, no deja indiferente. Puertas a dentro, sin duda lo que más destaca en el interior del Honda Civic 2017 es su buena habitabilidad: ese extra de centímetros se notan y el nuevo Civic consigue muy buenas cotas en todas las mediciones, especialmente interesante el hueco para las piernas en las plazas traseras.

En Honda Civic 1.0 VTEC está disponible, al igua que en su hermano mayor, con dos tipos de cambio distintos: una caja de cambios manual de seis velocidades o una automática de convertidor de par de siete marchas. Hoy voy a poder probar las dos y te voy a contar mi experiencia con cada una de ellas. Empiezo la prueba del Honda Civic 2017 con el cambio manual, sabiendo que Honda es especialista en este tipo de transmisiones. Arranco el pequeño tricilíndrico de 129 CV y al ralentí apenas encuentro cambios importantes respecto a la versión de cuatro cilindros. Inserto primera y echo a rodar.

Cuando hundes el pedal derecho del acelerador, empiezan los cambios: el principal, bajo mi punto de vista, es el refinamiento: el tres cilindros es algo más tosco que su hermano mayor, su sonido es menos agradable y entra al habitáculo de una manera más evidente. No digo que sea molesto, pero no es tan refinado como el otro: las vibraciones también se dejan sentir ligeramente y en ese apartado, creo que el 1.5 VTEC está mejor aislado. ¿Y en prestaciones? La verdad es que pese al tamaño del nuevo Civic, este pequeño motor mueve al conjunto con la soltura suficiente para el 90% de conductores, sube de vueltas muy alegre y en ningún momento sientes que te quedas sin fuerza. Una grata sorpresa en ese apartado.

El nuevo Honda Civic y su nuevo chasis consiguen que el coche destaque por su comodidad y calidad de rodadura sobre prácticamente cualquier tipo de superficie, la suspensión filtra cualquier irregularidad con eficacia y se nota la mayor rigidez del conjunto en zona de curvas, donde apoyado por una nueva dirección de dureza variable derivada directamente del todopoderoso Honda NSX, consigue salvar la papeleta con nota: no es un coche para ir de tramo, ya que la suspensión está más enfocada al confort y al refinamiento, pero convence: el cambio manual es, como ya esperaba, una maravilla tanto por tacto como por recorridos, muy bueno.

Toca cambiar a la versión automática y una cosa es evidente: si te gusta las emociones y eres de los que, de vez en cuando, se va a una carretera de curvas a disfrutar, esta no será tu opción ideal. En Honda prometen que esta nueva caja de cambios automática mejora muchos puntos en cuanto a rapidez del cambio y suavidad. Y me lo creo. Es muy suave y de verdad que necesitas tener un oído muy agudo para ser consciente de la marcha a la que vas, no obstante, tiene las pegas típicas de este tipo de caja de cambios: parece que el motor se ahogue en exceso y en conducción más deportiva, queda lejos del fantástico cambio manual.

Eso sí, es de recibo afirmar que el Honda Civic con cambio automático convencerá a aquellos que viajen tranquilos y sin querer emular a Tommi Makinen. Es un buen cambio, pero en este caso, creo que el cambio manual consigue sacar mejor toda la esencia a este coche. Decido parar para echar un vistazo en profundidad al interior y la verdad es que Honda ha hecho un buen trabajo: buenos materiales (salvo algún que otro plástico inferior) y buenos ajustes, el salpicadero es limpio y conciso: la nueva pantalla de 7 pulgadas, con el sistema de conectividad Honda Connect, es protagonista y destaca por su sencilla interfaz y la rapidez con la que detecta tu dedo: el navegador podría ser algo más intuitivo, especialmente en los tiempos que corren.

En definitiva, creo que el Honda Civic 2017 es un coche con el que la marca japonesa quiere retomar parte del pastel perdido en las últimas generaciones. A nivel dinámico es bueno, sus motores consiguen buenas prestaciones con unos consumos de risa (4,8 litros con caja manual y 4,7 con el cambio automático) y su interior es amplio y con un diseño atractivo: si su trasera termina por conquistarte, a buen seguro será una de las opciones que debas tener en cuenta a la hora de comprar un compacto, sin duda.

¿Buscas un compacto para ahora mismo? Si es así, encuentra el tuyo rápidamente en nuestro recomendador. Si los motores de gasolina no terminan de convencerte y buscas todavía un mayor ahorro de combustible, la versión diésel llegará a finales del mes de septiembre, mientras que en el mes de mayo hará acto de presencia la elegante versión sedán. 

Lecturas recomendadas

Buscador de coches