Prueba

Coches 4x4

Audi A6 Allroad 3.0 TDI quattro, a prueba

Laura Tirado

08/07/2013 - 08:14

A la versatilidad propia de un A6 Avant, el Audi A6 Allroad 3.0 TDI quattro une la posibilidad de elevar la carrocería y circular por caminos, convirtiéndose en uno de los familiares más polivalentes del mercado.

El Audi A6 Allroad 3.0 TDI quattro tiene la misma configuración que el Audi A6 Avant, pero con una potencia de 204 CV. El Allroad cuenta con tracción quattro y cambio S tronic de 7 velocidades. Además, trae suspensión neumática y sus medidas son algo superiores a las del Avant (sobre todo en altura, con 6 cm más), lo que le proporciona una estética más campera.

La suspensión neumática adaptativa con cinco modos viene de serie en el Audi A6 Allroad. A través del mando MMI podrás adaptar la dureza y la altura al suelo. En el modo dynamic reduce la altura del chasis 15 mm a alta velocidad y en el modo allroad lo levanta 35 mm, que pueden incrementarse en otros 10 mm en el modo lift, permitiendo una altura libre al suelo de 185 mm para facilitar la conducción en terrenos complicados. A esta altura solo podrás circular a 35 km/h.

La suspensión adaptativa del Audi A6 Allroad 3.0 TDI quattro ofrece una innegable versatilidad al vehículo, pero además lo hace de forma imperceptible, sin ruidos mecánicos. Esta suspensión tiene un modo de ahorro (efficiency) que adapta la altura del coche al trazado, así como la inyección del motor y el cambio automático, para conseguir el menor gasto posible, que se puede quedar en menos de siete litros cada 100 km.

Por el contrario conducir el Audi A6 Allroad en modo dynamic dobla prácticamente el consumo, pero en beneficio de las prestaciones y de exprimir los 204 CV de su motor 3.0 turbodiésel. Mover casi dos toneladas con esta potencia, parece complicado, pero el Audi lo hace realmente bien. La culpa la tienen sus 450 Nm de par motor, disponibles prácticamente desde el ralentí, a solo 1,250 rpm.

Cuando la adherencia se complique podrás comprobar la eficacia de la tracción permanente del Audi A6 Allroad 3.0 TDI quattro. Su diferencial central autoblocante envía en la distribución básica un 60% del par motor hacia el eje trasero y un 40% hacia el delantero, para favorecer un comportamiento deportivo. Si un eje patina, hasta un 70% de la fuerza se puede desviar al tren delantero y hasta un 85% al posterior. Si desconectas el ESP podrás divertirte.

No todo iba a ser perfecto, y al igual que ocurre con el Avant, a este Audi A6 Allroad se le podrían mejorar algunas cosas. El sistema Start-Stop sigue siendo brusco cuando para el motor y, por otro lado, el espacio de atrás está restringido para dos ocupantes, ya que el pasajero central no tiene espacio suficiente. Lo que si ha mejorado respecto a su hermano ha sido la frenada, que aquél realizaba en casi 40 metros y este ya consigue en unos más que razonables 35.

Como conclusión decir que el Audi A6 Allroad 3.0 TDI quattro puede parecerte un familiar, pero cuidado, es algo más. La suspensión neumática que incluye de serie le permite alcanzar la misma altura libre al suelo que, por ejemplo, un Nissan Qashqai. Además, esta versión de acceso a la gama, con 204 CV, se mueve con una agilidad que sorprende. Y por supuesto, todo con la calidad y refinada suavidad de Audi.

Todo sobre

Audi A6 A6 Allroad Quattro

Buscador de coches