Noticia

El Audi SQ5 2017 y sus ‘falsas’ salidas de escape

El Audi SQ5 2017 y sus ‘falsas’ salidas de escape

Ignacio de Haro

26/03/2017 - 16:40

El Audi SQ5 2017 y sus ‘falsas’ salidas de escape, porque lo que parecen ser dos salidas dobles son en realidad meros adornos decorativos: el tubo real está escondido tras el paragolpes y no está conectado a esos embellecedores. Esta es una de las modas automovilísticas a las que no paran de apuntarse más y más fabricantes.

Te interesa: Así suena el Mustang 2017 con su nuevo escape activo

Es una de las tendencias automovilísticas que deberían desaparecer, pero cada vez más y más fabricantes emplean soluciones como esta. El mundo del automóvil, como el de la moda, se mueve en función de lo que demanda el mercado y también, en función de lo que las marcas consideren oportuno. No sabemos si en este caso la culpa ha sido los primeros o los segundos, pero lo que está claro es cada vez son más los coches que recurren salidas de escape ‘falsas’ para ofrecer una imagen aparentemente más deportiva.

Ya te lo habíamos mostrado en varias ocasiones con modelos como el Peugeot 308 (con acabado deportivo), pero es que ahora nos hemos enterado de que también el nuevo Audi SQ5 2017 tiene ‘falsas’ salidas de escape. Lo que parecen ser dos salidas dobles son en realidad meros adornos decorativos. El tubo real está escondido tras el paragolpes y no está conectado a esos embellecedores, tal y como puedes apreciar en la galería de imágenes que encabeza el artículo y en este enlace, donde tienes una foto de un ejemplar que se encontraba en un concesionario canadiense.

Los sonidos de escape más bestias de la semana (vol_78)

El Audi SQ5 TFSI es la versión más potente y deportiva de la gama del nuevo Audi Q5. Así que cualquiera pensaría que la variante más rápida y cara del Q5 luciría unas salidas de escape reales en su paragolpes, pero nada más lejos de la realidad. Aparentan ser dos salidas dobles, pero no son más que unos adornos integrados en el parachoques trasero, tras lo cuales, se esconden los dos verdaderos tubos de escape. Y para más inri, como los embellecedores son ciegos, los dos tubos están orientados hacia el suelo como si de un diésel se tratara a pesar de que bajo el capó de este SUV se esconde un bloque V6 TFSI de gasolina con 354 CV y 500 Nm.

Si echamos un vistazo a la nota de prensa que publicó Audi en su momento con motivo del debut del modelo en el pasado Salón de Detroit 2017, podemos leer lo siguiente: “El paragolpes trasero integra la doble salida de escape S y una terminación en aluminio para el difusor.” Y si acudes a la página web oficial de la marca, te encontrarás con esto: “Las dos salidas de escape dobles y el logotipo S rojo garantizan una apariencia dinámica.” Algo que como habrás podido comprobar, no refleja fielmente la realidad.

Fuente: CarScoops

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches