Comparativa

Duelo radical: Dodge SRT Viper vs Chevrolet Corvette Z06

Versiones comparadas:

Luis Meyer

20/12/2015 - 13:53

Más de 1.300 CV de potencia, velocidades por encima de los 300 km/h, carrocerías para caerse de espaldas. Las últimas evoluciones de dos deportivos de leyenda se enfrentan e circuito: Dodge SRT Viper vs Chevrolet Corvette Z06

Dos leyendas americanas se disputan el trono de los superdeportivos. GM lanza al ruedo a su Corvette Z06, la última evolución de su bólido, con un motor sobrealimentado de 659 CV, un handling superágil y frenos Brembo. Y Dodge contraataca con su Viper, que monta un V10 atomsférico de 649 CV con 8,4 litros de cubicaje. Este coche no conoce de asistentes electrónicas, y soluciona los problemas a base de fuerza. Bienvenido a un duelo radical: Dodge SRT Viper vs Chevrolet Corvette Z06.

El Corvette lleva ballestas

Nuestra unidad de pruebas lleva el color Velocity Yellow. Un amarillo poderosamente adictivo, que llama mucho la atención. Con el Z06, GM ha creado el mejor Corvette para circuito en 60 años. Un chasis con ballestas (ahora de plástico) delante y detrás, y un motor V8, con dos válvulas por cilindros manejadas por un árbol de levas.

En modo Race, comienza el baile

Arranco por medio de un botón. Tengo cinco modos de conducción de serie que puedo seleccionar a través de un mando del túnel central: Clima, Eco (incl. desconexión de cilindros), Touring, Sport y Track. A partir de Sport el tono del V8 se vuelve más agresivo, y varía la electrónica la dirección y el chasis. En modo Track, la zona roja del cueltavueltas empieza en las 6.500. El útimo es el modo Race, y entonces empieza el baile de verdad, sin la red de seguridad del ESP. El Corvette brama a través de los cuatro escapes centrales, y después de solo 11,8 segundos ya vuelo a 200 km/h. 

Street and Racing Technology

El Viper pide revoluciones

Primera sorpresa: este motor pide ir alto de vueltas. Y solo a partir de las 4.500 el V10 empuja como debe, alcanzando su par máximo de 814 Nm a 5.000, y la potencia a 6.200. Segunda sorpresa: el austero Viper rueda casi tan bien como el tecnológico Corvette. En los esprints solo los separa un par de décimas, en frenada, requiere medio metro más con sus discos de acero. Con todo, el Corvette tiene un handling más preciso, que le da la ventaja en circuito. Y es que el Viper le falta el abrumador agarre que le da a su rival la aerodinámica.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches