Skip to main content

Reportaje

Motos

¿Será 2017 el último año de Valentino Rossi en MotoGP?

¿Será 2017 el último año de Valentino Rossi en MotoGP?
Una de las grandes preguntas del próximo año, ¿será 2017 el último año de Valentino Rossi en MotoGP? El italiano tiene contrato hasta 2018 pero en función de los resultados que obtenga el próximo año, puede que su decisión cambie o incluso se reafirme todavía más.

Los aficionados de Marc Márquez se burlan de Valentino Rossi

¿Será 2017 el último año de Valentino Rossi en MotoGP? Se trata de una de las preguntas claves de la próxima temporada en el Mundial, ya que el piloto italiano afronta dos años decisivos en su carrera deportiva tras la marcha de Jorge Lorenzo de Yamaha. Para bien o para mal, la separación de sus caminos puede jugar un papel fundamental en las intenciones deportivas de ambos, especialmente en las del piloto italiano con la sombra de la retirada siempre presente. 

Ya llevamos unos cuantos años hablando y barajando las diferentes posibilidades con las que el italiano pondrá fin a su idilio mundialista. Sin embargo, el de Tavullia sigue siendo competitivo y renovando contratos con Yamaha, una moto que le garantizará siempre, en mayor o menor medida, una serie de buenos resultados que bien pueden ser argumentos sólidos para seguir intentando conseguir su décimo título. 

Sin embargo, han ocurrido una serie de circunstancias que podrían precipitar la decisión de Valentino Rossi cuando finalice 2017. Evidentemente todo va a estar supeditado a los resultados y especialmente a las sensaciones, ya que no es lo mismo hacer muchos podios si uno mismo no se ve fuerte para luchar contra los mejores. 

Otro factor que entra en juego y del que no se habla mucho es el papel que jugará Maverick Viñales a partir de ahora. El de Rosas ya ha avisado en el test de Valencia de sus intenciones. A tenor de su rendimiento, queda claro que habrá que contar con él desde la primera carrera y que le pondrá las cosas muy difíciles al italiano. Un piloto joven con un hambre voraz por ganar supone un nuevo problema para el nueve veces campeón del mundo. 

Junto a esto, el hecho de que ya enlaza tres subcameponatos consecutivos. En 2014 podemos decir que fue muy positivo, porque se trataba de un año clave en su continuidad en el Mundial y en el que batió a Jorge Lorenzo. En 2015 perdió el título en Valencia con todo el peso psicológico que eso conlleva. Por su parte, esta temporada ha terminado segundo y quizás ha sido el año en el que más fuerte le hemos visto, aunque también ha cometido más errores de los necesarios. 

Vídeo: ¿Por qué Lorenzo no puede probar más la Ducati?

Será muy importante también ver el nivel que ofrece la Yamaha en 2017 después de ver su rendimiento mermado en la temporada que acaba de concluir. Las sensaciones de Valentino con el nuevo motor no fueron buenas y el italiano no tiene la paciencia y la metodología que tenía antes para desarrollar una moto. Es evidente que durante estos años, Rossi ha bebido del gran trabajo que realizó Jorge Lorenzo con la M1 durante el tiempo que él estuvo en Ducati. Ahora las tornas cambian. 

Y por último, el hambre que siguen teniendo sus dos máximos rivales, Marc Márquez y Jorge Lorenzo. Un Mundial en el que los pilotos cada vez cometen menos errores y donde la perfección se roza con más frecuencia que en otras disciplinas. El más mínimo error penaliza y las luchas serán muy intensas, también con invitados como Andrea Iannone, Andrea Dovizioso o Dani Pedrosa

Todo este cocktail de hechos son con los que tendrá que lidiar Valentino Rossi a partir del próximo año. En función de cómo gestione estas situaciones, su competitividad seguirá siendo mayor o menor que la que ha ofrecido hasta ahora. Queda claro que todo esto influirá de manera directa en su decisión sobre continuar o no en MotoGP. Que nadie se fíe de los dos años de contratos, tanto al alza como a la baja. 

Seguros de moto

Calcula el seguro de tu moto

Ir a seguros

Y además