Skip to main content

Reportaje

El Porsche Panamera más caro del mundo

El Porsche Panamera más caro del mundo
¿El motivo? Lleva un tesoro en el maletero...

Shhhhhh! ¡Esto es alto secreto! Porsche nos ha invitado a la primera prueba del nuevo Panamera Sport Turismo con motor híbrido y 680 CV, pero poco más me cuentan acerca de la cita. Sólo, que tengo que ir a Londres. ¿El resto de la información? Vagas respuestas. 

Como en una película de James Bond, me recoge en el aeropuerto una furgoneta con los cristales oscurecidos y me lleva al este de Londres, aunque sin revelarme la dirección exacta. Cuando llego a mi destino, me explican rápidamente el motivo. La firma Bair&Co. quiere trasladar oro por valor de 12 millones de euros desde su fundición hasta una cámara acorazada. Y para ello, utilizarán tres Porsche Panamera Sport Turismo. Y yo, al volante de uno de ellos, atravesando 20 kilómetros por la City

Ya en el briefing me lo dejan claro. ¡Esto va mucho más allá de una prueba de prensa! Por eso, tendré tras de mí escolta policial. Recibo instrucciones como "los semáforos en rojo no se tienen en cuenta", "no te detengas bajo ninguna circunstancia" o "en caso de emboscada, por favor, no arriesgues tu vida".

Y claro, a mí ya me sudan las manos. Mucho más de lo que me han sudado, incluso, antes de ponerme al volante de deportivos de 700 CV.

El oro se carga en el maletero, en dos cajas con cuatro lingotes cada una. En total son casi 100 kilos y, con los dos agentes de Policía que van detrás de mí, el peso casi se triplica. Pero la suspensión neumática del Porsche lo compensa. 

Sobre mi cabeza se oyen las hélices de un helicóptero; en total cuatro policías en moto están preparados. Arrancamos. Hay un silencio total. El nuevo buque insignia de la gama Panamera rueda y lo hace en modo eléctrico. Las baterías pueden aguantar así hasta 30 kilómetros. 

Llevo un auricular en la oreja por el que me dan indicaciones. "Avanza", "más rápido", "derecha", "izquierda". Ya a los pocos kilómetros he perdido el sentido de la orientación. Los policías en moto me guían por el interior de la ciudad, bloquean las intersecciones y detienen el tráfico si es necesario. 

Intento centrarme y atender un poco al coche que llevo entre manos. Sobre todo, al nuevo bloque. Un V8 biturbo de 550 CV al que se le añade otro eléctrico de 136 CV. Gracias a sus baterías y dependiendo de las circunstancias, se puede prescindir del motor de combustión y circular solo en modo eléctrico. 

 Al cabo de 40 minutos llego al almacén de Baird&Co. Unos empleados se abalanzan sobre el Porsche Panamera, descargan las cajas y las llevan a la cámara acorazada. 

Trabajo hecho; el oro está entregado y he conducido el nuevo Panamera híbrido.

¿Volvería a hacer una prueba tan increíble si me lo pidieran? Por supuesto, pero es alto secreto. 

 

Pincha aquí para saber más de la gama Panamera de Porsche

Y además