Skip to main content

Reportaje

Motor

La increíble historia del Lamborghini Jalpa

La increíble historia del Lamborghini Jalpa

El último Lamborghini con motor V8

En los albores de la primavera de 1981, la 51ª edición del Salón de Ginebra acogió una importante novedad, un prototipo con motor V8 colocado en posición central trasera que llegaría a producción un año después. Y fue el último de su especie en Sant’Agata Bolognese. Esta es la increíble historia del Lamborghini Jalpa.

A finales de los 70, Lamborghini necesitaba aumentar las ventas. La crisis del petróleo hizo que muchos clientes dejaran de interesarse por coches demasiado potentes y la marca solo contaba con el Lamborghini Countach con motor V12.

Prueba Lamborghini Huracán Evo RWD Spyder 2021, ¡la mejor forma de despeinarse!

Se antojaba necesario fabricar un modelo más modesto, situado por debajo del Countach, y que mejorase la escasa acogida que había tenido el Lamborghini Urraco en los años anteriores. 

En este contexto se desarrolló el Lamborghini Jalpa, cuyo prototipo vio la luz en el Salón de Ginebra de 1981, con un espectacular color bronce que sorprendió al mundo del automóvil. 

La increíble historia del Lamborghini Jalpa

Como es tradición en Sant’Agata Bolognese, el modelo fue bautizado con un nombre vinculado a la tauromaquia, de la que Ferruccio Lamborghini era un apasionado. En este caso, se trataba de una raza de toros de lidia, el Jalpa Kandachia

El Jalpa era la última evolución del concepto gran turismo con motor de ocho cilindros, colocado en posición central trasera y representaba el desarrollo final de los Urraco y Silhouette, conservando la arquitectura general, pero equipado con un motor más grande, que alcanzaba los 3.5 litros. 

Las influencias del Urraco y el Silhouette se apreciaban claramente en el diseño del Jalpa. Lucía una línea muy singular, obra del diseñador francés Marc Deschamps, que entonces formaba parte del equipo Carrozzeria Bertone y claramente influenciado por Giulio Alfieri, que era director general y director técnico de Lamborghini en ese momento.

El prototipo que la marca italiana presentó en Ginebra en 1981 presentaba una silueta que nunca tuvo la versión definitiva. Era reconocible por su color bronce metalizado y tenía algunas características estéticas únicas que nunca llegarían a la versión de producción. 

La versión definitiva fue muy diferente

La increíble historia del Lamborghini Jalpa
La versión de producción presentaba muchas diferencias con respecto al prototipo

El modelo definitivo, presentado en 1982, tenía un chasis de acero, parachoques negros, unas tomas de aire en el motor, unos pilotos traseros horizontales y llantas de aleación de 16 pulgadas tomadas del prototipo Athon, con neumáticos Pirelli P7.

Presentaba una estética en forma de cuña, con un morro afilado y faros escamoteables, un techo de tipo targa y la característica persiana en la luneta trasera. 

Comparativa: Novitec 488 GTB N-Largo/Novitec Huracán Spyder N-Largo

El interior del Jalpa era muy deportivo y lujoso, estaba perfectamente rematado con superficies de cuero y alfombras en el piso. Tenía equipo de audio, aire acondicionado y regulación eléctrica de los espejos retrovisores, elementos inusuales en aquella época.

El techo targa, diseñado para facilitar la retirada y montaje, se podía almacenar en un espacio especial detrás de los asientos.

Arquitectura V8

La increíble historia del Lamborghini Jalpa
Su motor 3.5 V8 producía 258 CV

A nivel técnico, la principal innovación del deportivo italiano tenía que ver con su motor V8 dispuesto en un ángulo de 90 grados, hecho completamente de aluminio y con cuatro árboles de levas controlados por cadena. 

El motor producía 258 CV a 7.000 rpm y un par máximo de 314 Nm, gracias a un mayor diámetro, al aumento de la cilindrada, a sus cuatro carburadores Weber 42 DCNF y a una relación de compresión de 9,2:1. Era capaz de alcanzar los 248 km/h.

En 1984 se presentó la segunda serie, nuevamente en la cita ginebrina. En realidad se trataba de un ligero restyling, con algunas modificaciones estéticas, como los parachoques y las tomas de aires en el mismo color de la carrocería, los grupos ópticos traseros redondos y un interior renovado.

El último de su especie

La increíble historia del Lamborghini Jalpa
El Jalpa es el antecedente del Lamborghini Gallardo

El final del Lamborghini Jalpa llegó en 1988, ya con Chrysler al mando de la compañía italiana. La marca norteamericana había barajado la opción de meter un motor V10 en una evolución del Jalpa para darle más ‘chicha’, pero el proyectó acabó en un cajón.

También se estudió realizar una versión spyder, pero tampoco llegó a buen puerto. Probablemente, el Jalpa no sea el modelo más recordado de la firma italiana. Puede que hasta muchos no sepan que existió. 

Pero merece un reconocimiento y un lugar en la historia del automóvil, al ser el último Lamborghini fabricado con motor V8 y colocado en posición central trasera. Y es, además, el antecedente directo de uno de los coches más vendidos de la marca, el Lamborghini Gallardo.

Y además