Skip to main content

Reportaje

Motor

Coches young timer, ¿qué son y cómo ganar dinero con ellos?

Coches young timer
Quizá sea el momento de invertir.

Si algo nos ha dejado claro la última década es que el mundo del motor es un ámbito en el que se puede rentabilizar bien las inversiones. Sin embargo, también es evidente que para ello por norma general hay que tener mucho dinero de manera previa, que permita comprar los clásicos que más se revalorizan. Sin embargo, no siempre tiene que ser así, y los coches young timer pueden ser una buena manera de iniciarse en el mundillo.

¿Qué son los coches young timer?

El concepto es algo amplio, pero en términos generales podemos considerar como ‘youngtimer’ a aquellos coches antiguos, pero sin la vejez suficiente como para ser considerado un clásico per se (a partir de los 25 ya es un clásico), y que bien por su exclusividad, diseño característico, dificultad de verse por la calle, etc. son objeto de deseo de los compradores, lo que hace que su cotización esté al alza y que potencialmente puedan tener un valor incluso mayor en el futuro del que ya tienen hoy en día.

Algunos ejemplos de young timer

Con todo esto en mente, es en la década de los 80 y de los 90 en las que se concentran estos vehículos. Muchos de ellos son aquellos ‘poster cars’ que adornaron las paredes de los niños y jóvenes la época que pensaban que, en un futuro, podrían hacerse con sus ídolos de juventud. Por desgracia para ellos, una vez han crecido se han dado de bruces con la realidad: aunque algunos son relativamente asequibles, otros ya se encuentran en una burbuja a la que es casi imposible acceder sin un desembolso considerable de dinero.

La lista es realmente amplia y apostamos a que no os importaría ser dueños de alguno de ellos: Volkswagen Golf GTI (cajas 2 y tres), Peugeot 205 GTi, Toyota Celica, Renault Clio Williams, Honda NSX, BMW M3 E36, Honda NSX, Ford Escort RS Cosworth, Toyota Supra… Fueran caros o no en su día, se han revalorizado (o están en proceso de ello) para alegría de quienes se hicieran con uno en su momento.

Así mismo, viendo la tendencia, es posible entrever que el proceso seguirá con modelos más modernos que en el futuro continuarán estos pasos. Así, no resulta muy aventurado afirmar que vehículos como el Golf R32, el Clio V6, las diversas generaciones del Focus RS, los Subaru WRX STI y novedades como el recién llegado BMW Z4 y el Toyota Yaris GR serán futuros coches youngtimer.

¿Cómo hacer dinero con ellos?

Quien no se interese por el mundillo por afición, quizá lo haga para buscarle rentabilidad económica. Es algo que no será precisamente fácil, puesto que la burbuja de precios ya existe, pero te damos algunos consejos que te pueden ayudar:

  • No vayas a por lo obvio: los modelos que hemos nombrado antes son claros futuros young timers, por lo que su precio de partida será alto. Otras versiones y coches con menos pedigrí a priori pueden acabar siéndolo con el paso del tiempo. Es más arriesgado, pero la inversión será menor

  • Comprueba el estado del vehículo: como con cualquier coche de segunda mano, asegúrate de que está en buenas condiciones. Ten en cuenta que aunque no sean clásicos, ya tienen años a sus espaldas y el tiempo no pasa en balde

  • Que haya recambios disponibles: y no cualquiera, que sean originales a poder ser. En el futuro su cotización será mucho mayor si montan piezas de fábrica que si son partes de terceros

Y además