Reportaje

Motos

Así es un box de MotoGP desde dentro: la guerra fría

Rodrigo Fersainz

07/11/2015 - 23:13

Punteros o trampolín, en cada equipo de carreras se libra una lucha silenciosa entre sus pilotos, tanto si se juegan el Mundial como si no. Así es un box de MotoGP desde dentro, un auténtico escenario de guerra fría entre los pilotos, los mecánicos de cada uno y los nervios de todos.

La presión que soporta un piloto de carreras no se acaba de entender por la tele. De hecho, desde que se levanta hasta que se acuesta, es objeto de miradas, evaluaciones y análisis por parte de todos: aficionados, escuderías, comisarios de carrera, patrocinadores, prensa, cazatalentos… y compañeros de equipo. Porque a pesar de correr bajo el paraguas de un equipo oficial o privado, la rivalidad es máxima hasta con tu compañero de garaje y el palmarés de cada uno cuenta en cada minuto. ¿Cómo es un box de MotoGP desde dentro?

Nos hemos metido en el del equipo Pracma para contarte desde dentro cómo funciona uno de esos quipos cantera que hay en MotoGP. Esta escudería cuenta en sus filas con Danilo Petrucci y Yonni Hernández y tienen motor Ducati. O, mejor dicho, su moto es la Ducati oficial, pero del año pasado. Y en 2016 tendrán las que pilotan ahora Iannone y Dovizioso. 

Un año por detrás

“Siempre vamos un año por detrás”, me comenta Alex Ghini, responsable de Relaciones Públicas de esta escudería, "pero recibimos todo tipo de soporte por parte de la marca". Los pilotos aquí no saben de patadas guerras psicológicas para ganar el Mundial, porque no es su objetivo a corto plazo, sino coger experiencia y aprovechar todo lo posible la herencia recibida del equipo oficial. ¿Cómo? Aprovechando su material de la mejor manera posible, tanto en las unidades rojiblancas que terminen de usar allí como las partes de las motos de fábrica que sufran una caída, por ejemplo. 

Petrucci-Rossi-Valencia-2015

Petrucci (Octo-Pramac Ducati) persigue a Rossi (Movistar Yamaha), en la sesión de clasificación del GP de Valencia 2015. Foto: Raúl Igual.  

¿Y al revés? Pramac también testa para Ducati Racing Team la electrónica, así que la transferencia de conocimiento es bidireccional, aunque no equilibrada al 50%, pues ellos reciben del primer equipo de Ducati mucho más de lo que le aportan –como es lógico, por otra parte-. 

Con todo, lo que busca cualquier equipo de la mitad de la tabla hacia abajo es una carrera loca, algún elemento que pueda desestabilizar al resto y con el que puedan tomar riesgos estratégicos que les haga escalar posiciones. La lluvia, con la que se depende más de la pericia del piloto y de las entradas en boxes a cambiar gomas que de la potencia del motor, por ejemplo, sería una gran aliada también en Cheste. Y es por eso que, a pesar de que la previsión meteorológica sigue siendo sol y tiempo seco, se han inventado para redes sociales el hashtag #orapropluvia ("reza para que llueva"), que luce en pegatinas todo el equipo. ¿Pretencioso? No tanto: Petrucci ya sabe lo que es alcanzar el podio en una de esas carreras revueltas. Fue segundo en el GP de Gran Bretaña 2015, por detrás de Valentino Rossi ¡y por delante de la Ducati oficial de Dovizioso! 

Sin embargo, a pesar de ese trabajo en común, igual que sucede en cualquier otra competición, el principal ‘pique’ se da entre los compañeros del mismo equipo y, así, uno de los principales objetivos de cada piloto es el quedar en mejor posición siempre que el otro. 

Yonny Hernández Pracma Valencia 2015
Yonny Hernández apura un piano de Cheste con su Ducati del equipo Octo Pramac Racing Team. Foto: Raúl Igual. 

Por eso, aquí también hay un muro físico de separación entre los pilotos, sus mecánicos y las motos, como el que se ha vuelto a instalar en el garaje de Yamaha, por ejemplo. Se comparte información, pero lo justo y necesario, sobre todo cuando las diferencias entre pilotos –y reglajes- cuentan bastante más que en otras disciplinas como la Fórmula 1, por ejemplo. 

Neumáticos ‘rookies’

En todo box de MotoGP, una parte importante del espacio lo ocupan los neumáticos de cada corredor. Casi todo el tiempo están tapados con mantas térmicas que mantienen la temperatura en los valores más próximos a lo que se considera óptimo para rodar. Y, por ello, se tienen puestas hasta el último momento. 

Sin embargo en cuanto esta manta desaparece, el piloto tiene que procurar aumentar la temperatura de las gomas lo más rápido posible, pilotando también rápido, y obtener así y cuanto antes, las máximas prestaciones. Paradójicamente, es ahí donde el riesgo de caída es mayor, con lo que el cuidado extremo ha de combinarse con la velocidad, y eso no es nada fácil. 

Como cada piloto cuanta con dos motos a su disposición, cuando ha posibilidad de lluvia, el piloto monta los neumáticos de mojado en una de las dos, con el fin de que en el cambio de una montura a otra, llegado el caso, se pierda poco tiempo. 

Neumáticos MotoGP

Me cuentan también que hay cierta inquietud –en eso no se distinguen de los equipos punteros- por la llegada de Michelin como proveedor oficial de neumáticos par MotoGP en 2016, debido a que cambian las medidas, los compuestos… y, en definitiva, el comportamiento de la moto, sobre todo, en lo que se refiere al tren delantero.

“Por eso, puede darse el caso de que los pilotos nuevos de 2016, a la hora de adaptarse, tengan una ventaja importante sobre otros más veteranos que estén acostumbrados a los Bridgestone actuales”. Eso sí, estas primeras incógnitas se empezarán a resolver dentro de pocos días, en los tests oficiales que tendrán lugar nada más acabar la temporada. 

Lecturas recomendadas

Rodrigo Fersainz

Redactor jefe de Reportajes, Competición y Motos

Coches, motos, lavadoras, marcapasos... Pruebo todo lo que pase por mis manos ¡y siempre, a la carrera!

Seguros de moto

Toda la información de pólizas y seguros de moto, con un comparador de seguros de coche y moto.

Ir a seguros