Noticia

Competición

¿Cómo está el ambiente en el GP de Valencia 2015 de MotoGP?

Rodrigo Fersainz

07/11/2015 - 02:52

Te contamos desde Cheste cómo está el ambiente en el GP de Valencia 2015 de MotoGP, una carrera histórica y, probablemente, la más tensa y emocionante de los últimos años.

Una fiesta. La fiesta del Motociclismo mundial. El título más grande de la categoría reina se decide aquí y en AUTOBILD.ES hemos querido comprobar de primera mano cómo está el ambiente en el GP de Valencia 2015 de MotoGP, para contártelo desde Cheste

El fin de semana ya está cuajado de aficionados que han venido hasta aquí para asistir a la finalísima, una carrera que será recordada por la poca diferencia entre los dos candidatos al título –seis puntos-, porque puede ser la décima corona para la leyenda Rossi, porque puede ser el tercer título absoluto de un español –Jorge Lorenzo-… y porque pueden saltar chispas entre todos tras lo sucedido en Malasia 2015, cuando Valentino tiró a Márquez de una patada y fue sancionado salir el último en Valencia y con tres puntos del carné de piloto, penalizaciones que el TAS no le ha perdonado –la prensa internacional y la afición amarilla, sí-.

Con su acción, el mediático Vale Yellow ha conseguido poner los dientes largos a Ecclestone –patrón de la “aburrida” Fórmula 1 y hacer que hasta en los bares se hable mucho más de la patada a Márquez que del 'cuatro-cuatro-dos' del próximo domingo o de las encuentas para las próximas Elecciones Generales. Y no solo aquí en Valencia.

Todo está OK en Cheste. Pero hay una calma muy tensa y los forofos de esto ya han tomado parte. Veo que Márquez mantiene la sonrisa, a pesar de estar viviendo “la semana más difícil” de su vida, según ha dicho. Pero Rossi es el ídolo de gran parte de la afición española y extranjera, es el dios de los italianos y de todos los que aman este deporte, pues a sus 36 años puede ganar su décimo mundial y, pase lo que pase en Valencia, se retirará en ¿2016? siendo en la categoría reina el piloto más laureado de todos los tiempos. Se dice pronto. 

El 46 amarillo está en todas partes, como cifra mágica del merchandising y como gran respuesta a lo que tiene que hacer en Valencia 2015 para ganar el Mundial: quedar justo por detrás de Lorenzo para hacer valer su ventaja. Y no lo tendrá tan difícil si las Honda de Pedrosa y Márquez vuelven a confirmar que son las motos más competitivas del último tercio de la temporada. 

Por otra parte, los pilotos también se han posicionado y Valentino, desde atrás, tendrá muchos aliados y simpatizantes en la sombra, bien por ser paisanos bien por pertenecer a equipos con sangre –y motores- italianos o por pilotar en escuderías afines a Yamaha. 

Jorge nunca ha caído bien a todos, pero ahora tiene su guerra y sabe que este Mundial lo va a tener que pelear y mucho, y que no depende al 100% de sí mismo, porque como abandone o Velentino le coja, adiós.

¿Por qué cae mal Jorge Lorenzo?

No está claro que la polémica Rossi-Márquez –y el hecho de estar de pronto en un segundo plano- le haya distraído de su ritmo o, por el contrario, le haya quitado un poco de presión en la guerra psicológica, que también cuenta. El hecho es que que su intervención ante los jueces del TAS no ha gustado nada a su equipo, que, a pesar de no haberle defendido nunca expresamente frente al italiano, ahora le ha recriminado haberse posicionado como parte implicada del incidente. Y la anécdota: los cazaautógrafos y cazaselfies que se amontonan junto al cuartel general de Movistar Yamaha son los más numerosos y no llevan precisamente el número 99, sino el 46 casi por unanimidad y no abandonan la guardia ni para ver pasar a Jorge cuando sale en su scooter. 

Piques desde la grada

Si te vas a cualquier curva de Cheste, puedes ver que los pilotos de MotoGP no aflojan ni siquiera en los libres, para deleite de quienes llenan las gradas principales a dos días de la carrera. De momento, la distancia física entre Rossi y Márquez es de una recta (de meta) por lo menos. Jorge arranca aplausos tímidos al terminar la sesión; Márquez nos saluda antes de entrar a boxes; y Valentino, de nuevo, frena un poco y se baña otra vez de vítores y al saludar -más aplausos, hasta eso lo hace mejor que nadie- en la grada. 

Pedrosa pasa sin pena ni gloria, a pesar de que es un firme candidato a hacerse con la victoria –y a dificultar más a Jorge, sin pretenderlo- el Mundial: la Honda vuelve a correr, se ha mostrado muy sólido en las últimas citas, no se juega ‘nada’ (más allá de agradar a sus patrocinadores y aumentar palmarés en uno de los circuitos de casa, que no es poco) y tiene la cabeza más fresca que su compañero, Marc, coprotagonista del ‘culebrón patada’.

Me cuentan desde Movistar Yamaha que la revancha no parece que sea la prioridad de Márquez, pero que el español no ha flaqueado en ningún momento en su percepción de los hechos (Rossi le dio una patada que le accionó el freno delantero y le hizo caer), que Honda ha avalado con una telemetría que se sigue resistiendo en hacer completamente pública. 

También se especulaba estos días con que el Rey ‘forzara’ de alguna manera un apretón de manos entre Rossi y Márquez para guardar las formas y que los aficionados de ambos bandos no llevaran la batalla, la madre de todas las batallas este año, a la grada. Pero de momento, aunque los del equipo Pramac hayan creado un hashtag para que llueva, porque como a todos los modestos, les vendría bien una carrera revuelta, aquí sólo se miran los tiempos de los monitores y nadie espera agua ni más tormentas mediáticas… hasta la carrera del domingo. Al fin y al cabo, ya han llovido demasiadas cosas estos días. 

Foto destacada: Raúl Igual. 

Fotos resto galería: RF. 

Lecturas recomendadas

Rodrigo Fersainz

Redactor jefe de Reportajes, Competición y Motos

Coches, motos, lavadoras, marcapasos... Pruebo todo lo que pase por mis manos ¡y siempre, a la carrera!

Buscador de coches