Reportaje

Motos

24 Horas de Le Mans 2016: territorio motero... ¡y friki!

Rodrigo Fersainz

17/06/2016 - 18:06

Las 24 Horas de Le Mans 2016 también son territorio motero... ¡y friki! Porque los vehículos de dos ruedas (y de una, y de tres, y de más...) están por todo el paddock de la carrera francesa. Desde el circuito de La Sarthe hemos tomado estas fotografías de lo más curiosas. ¿Por qué hay tanto motero friki en Le Mans? Lee, lee.

Los amantes de las motos también tienen aquí una parte de su corazoncito. Pero no sólo porque en parte de estas instalaciones se dispute el GP de MotoGP del mismo nombre: la motocicleta y otros vehículos curiosos de dos, tres, cuatro e incluso de una rueda tienen los usos más variados en el paddock. Por los alrededores, también rugen monturas de gran cilindrada, con sidecar, tienda de campaña incorporada... Bienvenido a las 24 Horas de Le Mans 2016: territorio motero... ¡y friki!

24 Horas de Le Mans 2016: previo, equipos, horarios

Nada más llegar a los alrededores de Le Mans pueblo, al oeste de París, uno ve que los moteros que se acercan a la famosa carrera no vienen, precisamente, del pueblo de al lado. Suelen acudir trails para viajar, equipadas hasta los topes y con muchos kilómetros sobre sus neumáticos... y ganas de aventura y velocidad.

Las motos 'gordas' están por todas partes y son el vehículo idóneo para moverse entre el circuito, el pueblo, los alrededores, en un fin de semana lleno de posibilidades de ocio para los aficionados al motor.

Normalmente, llueve, así que es indispensable llevar un buen equipamiento para el agua. Por lo demás, son carreteras muy agradables, paisajes agradecidos y lugares de culto como el Legend's café que merecen la pena ser visitados.

Este lugar tiene el aliciente de ofrecer comida rica y variada (hamburguesas, perritos, costillas, nachos...), buena cerveza y, por encima de cualquier otra consideración, una decoración dedicada al motorsport de lo más variada, con partes originales de coches y motos que han hecho sus pinitos en la historia de Le Mans (echa un ojo a la galería de fotos).

Los más atrevidos

Pero además de esos moteros 'Pro', te puedes encontrar clubes de vespistas que llegan desde cualquier lugar del mundo o, como en mi caso, unos señores muy serios con Velosolex (¿te acuerdas de esas bicis a motor que abundaban en ciudades del norte de España como San Sebastián?). "¿De dónde venís?, pregunto.

No te pierdas la Historia de las 24 Horas de Le Mans.

"De Holanda", me responden sin torcer el gesto. Y antes de que yo pueda echar un cálculo de las horas que deben de llevar subidos a semejantes artilugios, desaparecen. 

Un circuito de 'chicle'

Ya en el recinto, es increíble cómo Le Mans es un trazado 'de chicle': la parte principal, el circuito Bugatti de MotoGP donde se disputa el GP de Francia, crece con tramos que el resto del año son de carretera abierta hasta convertirse en el más mítico aún La Sarthe, donde se disputan las 24 Horas de Resistencia más importantes del mundo.  

Circuito Bugatti Le Mans
Así es la vista aérea que ofrece Google Maps de la parte central del circuito. 

Sin embargo, hay curvas que quedan cerradas al tráfico y si te pilla por ahí, puedes aprovechar para hacerte fotos, selfies con morritos (de velocidad) o recoger alguna viruta de goma.

Eso sí: tendrás muchos testigos y costará un poco reconocer el escenario de las batallas entre Lorenzo, Rossi, Márquez y Pedrosa, porque está convertido en un aparcamiento lleno de camiones y furgonetas. 

El show del paddock

Finalmente, si te gustan las motos raras, el paddock es un festival de minimotos, patinetes, quads, scooters 'hot-rod' y todo lo que te puedas imaginar que sirva para que Policía, miembros de la organización, pilotos, mecánicos, cocineros, fotógrafos y periodistas se muevan velozmente por un circuito cuyas distancias son enormes. Todo vale, porque al no ser vía pública, estos engendros no tienen que estar homologados, ni tienen por qué haber pasado una ITV, estar matriculados o tener los papeles al día (excepto los de las fuerzas de seguridad, claro). 

Y entre ellos, las motillos de pequeño tamaño son las reinas, porque se dejan en cualquier parte y ocupan menos espacio en los camiones de los equipos. Por cierto: curiosamente, los únicos que suelen llevar casco en esta zona son los pilotos. ¿Por seguridad? No, para no ser reconocidos y que les paren los aficionados cuando 'no toca' firmar autógrafos. 

Lecturas recomendadas

Rodrigo Fersainz

Redactor jefe de Reportajes, Competición y Motos

Coches, motos, lavadoras, marcapasos... Pruebo todo lo que pase por mis manos ¡y siempre, a la carrera!

Seguros de moto

Toda la información de pólizas y seguros de moto, con un comparador de seguros de coche y moto.

Ir a seguros