Skip to main content

Prueba

Prueba: SsangYong Korando 2020, gran salto de calidad

Prueba: SsangYong Korando 2020

Así se comporta la cuarta generación del SUV compacto coreano.

Ponemos a prueba el SsangYong Korando 2020 para descubrir si esta cuarta generación del SUV compacto coreano sigue siendo básicamente una opción económica para acceder a este segmento o si SsangYong se ha puesto las pilas y ha colocado en el mercado un modelo cuya compra resulta realmente interesante. Un verdadero reto para un modelo se llama Korando como juego de palabras en inglés de: KORean cAN DO (Coreano que puede hacerlo).

 

 

La anterior generación del Korando, que se presentó en 2011, ya supuso un cambio importante para este modelo, pues dejaba atrás el enfoque plenamente todoterreno de las dos primeras generaciones y se decantaba de manera clara por el mundo de los todocamino. Ahora, el Korando sigue esa línea, pero cambia por completo. Empiezo hablando del diseño:

 

El nuevo SsangYong Korando se presentó en el Salón de Ginebra 2019.

 

Cambios en el diseño del Korando 2020

Se basa en la plataforma modular de SsangYong (la misma del Tivoli) y como se aprecia en la galería de imágenes, le han querido dar un aspecto atrevido y musculoso. Ahora resulta más ancho y bajo que antes. Y no es tan redondeado. Tiene una presencia más robusta sobre la carretera. A mí incluso me recuerda al VW Tiguan por delante y creo que es una comparación que no le viene nada mal a una marca como SsangYong, que va mejorando, pero que sigue lejos de los fabricantes de referencia del mercado.

Destaca por las líneas que parte de los faros y continúan en los laterales, así como por la característica línea curva de las aletas posteriores, que también verás en el SsangYong Tivoli, así como por la parte baja de color negro que recorre todo el vehículo y le da un aspecto más campero y rudo. Monta luces de día y antiniebla de LED, así como los pilotos traseros, que también son LED.

Crece en todas sus cotas: es 40 mm más largo (4.450 mm), 40 mm más ancho (1.870 mm), la batalla crece 25 mm y las vías 17 mm la delantera y nada menos que 52 mm la trasera. Pero es más bajo: mide 1.629 mm, es decir, que es 46 mm menor que el anterior Korando, lo que refuerza la idea de imagen robusta sobre el asfalto.

Prueba: SsangYong Korando 2020

 

Motores del Korando 2020

Está disponible con un diñesel y un gasolina, que pueden ir asociados a un cambio manual de seis velocidades o un automático por convertidor de par, también de seis marchas, desarrollado por Aisin (elimina esa pestañita en el pomo para subir y bajar de marcha y ahora tiene un carril secuencial mucho más agradable de utilizar). 

  • El diésel pasa de ser un 2.2 litros de 115 CV a un 1.6 de 136 CV, con la mejora en consumos que eso supone. Declara un gasto medio de 5,8 l/100 km. Ofrece 300 Nm de par (324 en el caso del automático).
  • El gasolina tiene 1.497 cc y ofrece 163 CV a 5.000 rpm, con 280 Nm de par entre 1.500 y 4.000 rpm. Su gasto medio es de 7,9 litros.

He podido conducir ambos, unidos al cambio automático en ambos casos. Ninguno me ha llamado la atención por su gran empuje, pese a que ambos ofrecen suficiente par y desde muy abajo. De hecho, echo en falta algo más de brío. Si tuviera que decantarme por alguno, creo que el diésel es más 'redondo' y gasta menos. Pero teniendo en cuenta la diferencia de precio, si te vas a mover mucho por ciudad, seguramente el gasolina es mejor opción.

 

Prueba en carretera del SsangYong Korando 2020

Lo que más destaco es que este Korando 2020 ha sido puesto a punto en España, concretamente en las instalaciones de Idiada, para darle una configuración verdaderamente del gusto europeo. Y se ha prestado especial atención a la suspensión, la dirección y los frenos. Desde luego es algo que he notado en esta primera toma de contacto con el SsangYong Korando 2020. No voy a decir que no balancee en absoluto y que tenga maneras de deportivo. Es un SUV, es alto y más pesado de la cuenta, como todos los de su especie, y eso se nota en las curvas. Pero tiene una respuesta suficientemente firme y se muestra como un buen compañero de viaje. Según me 'chivan' los responsables de su desarrollo, se han fijado en la puesta a punto del Tiguan y el 3008, así que te puedes hacer una idea que el salto de calidad en el apartado dinámico es notable.

 

Prueba: SsangYong Korando 2020

Cuenta con tres modos de conducción: Normal, Sport y Winter, que se activan por medio de un mando giratorio situado tras la palanca de cambios (ver fotos superior). Las diferencias entre los dos primeros no son muy acusadas, pero sí se aprecia cierto cambio a más agresivo en Sport. En Winter, lo que el sistema hace básicamente es emprender la marcha en segunda velocidad para evitar pérdidas de tracción en terrenos resbaladizos.

Y también quiero destacar el sielencio de marcha que he percibido, especialmente con el gasolina. Se nota que se ha mejorado, y mucho, la insonorización del habitáculo.

La mayoría de los Korando que se vende en España, por encima del 90%, son modelos con tracción delantera. No obstante, los coreanos ofrecen una variante 4x4 conectable (asociada únicamente al acabado Limited, que es el más alto de la gama), que utiliza un embrague tipo Haldex con una función de bloqueo, que permite un reparto de par del 50% en cada eje hasta una velocidad de 40 km/h, lo que puede resultar muy útil en conducción 'off road'. 

 

Así es por dentro el Nuevo Korando

El salto de calidad también es palpable en el interior. No solo or diseño, que ahopra es más moderno y europeo, sino por calidad y tecnología. Me han llamado la atención los mandos del climatizador y el selector de los modos de conducción del que te hablaba antes, cuyo tacto y material recuerdan al de los coches premium. No así los mandos del volante, que me resultan un tanto endebles y mejorables por su aspecto y material de fabricación. Aunque el volante, de diferentes grosores según la zona por la que lo agarres, está realmente bien. Y no puedo dejar de mencionar el cuadro de mandos completamente digital (fabricado por LG) de 10,25", un elemento del que no pueden presumir todos los modelos de la competencia.

 

Prueba: SsangYong Korando 2020

 

Antes estaban bastante atrasados en el apartado de conectividad, pero ahora se ofrece con Android Auto y Apple CarPlay desde el acabado Urban (el segundo de la gama). Y todo lo puedes manejar desde la pantalla táctil de 8" del sistema multimedia.

Todas las versiones, como he podido comprobar en esta prueba del Korando 2020, llevan el sistema SASS (Sistema de Asistencia de Seguridad SsangYong) de serie. Funciona gracias a la cámara situada en el parabrisas y el radar escondido en el paragolpes delantero, que permiten ofrecer hasta ocho sistemas  de seguridad: frenada de emergencia, alerta de distancia de seguridad, adevertencia de salida involuntaria de carril, permanencia en el carril, reconocimiento de señales de tráfico, cambio automático de luces, aviso de alcance y advertencia de fatiga. Además, el Korando ofrece sistema activo antivuelco, ayuda al arranque en pendientes y control de descenso.

Y, por último, hay que comentar que gana centímetros en habitabilidad y en el maletero, que ofrece de 551 a 1.312 litros de capapcidad.

 

Precio del SangYong Korando 2020

Aunque hay una gran mejora en todos los apartados, el precio sigue siendo un gran argumento de compra. Si se tienen en cuenta los 1.000 o 2.000 euros de descuento de lanzamiento y los 2.000 euros adicionales si financias la compra, este es el listado de precios del nuevo Korando:

 

Precios Korando 2020

 

Ofrece 5 años de garantía (o 100.000 km) en toda la gama.

Ya están trabajando en una versión de GLP, que seguramente llegue a lo largo de 2020.

En 2021 llegará el primer eléctrico de SsangYong, que se basará en la plataforma de este Korando. No será un Korando eléctrico, sino un modelo con nombre propio y de diseño diferente, aunque también de aspecto SUV compacto. Digamos que será un paso previo al modelo 100% de concepción eléctrica, que llegará con plataforma específica en el año 2024.

Y además