Skip to main content

Prueba

Prueba del Fiat Tipo de cinco puertas y SW, ahora DCT

Prueba del Fiat Tipo de cinco puertas y SW
Kike Ruiz

Después de la berlina, aquí tienes la prueba del Fiat Tipo de cinco puertas y SW familiar, dos carrocerías más prácticas y que seguramente avivarán las ventas de un modelo que sigue apostando por el espacio interior y, sobre todo, por un precio muy competitivo. Ahora, probamos su nuevo cambio automático DCT.

El Fiat Tipo SW 2016 complementa al Tipo 5 puertas y sedán en la familia. Una buana gama que demuestra que Fiat está decidida a ofrecer un abanico amplio del que debería ser su producto estrella.

¿Sus rivales directos? En teoría, las vacas sagradas del segmento, al menos en su versión básica. Y con la ventaja de que cuenta con un equipamiento más que generoso que puede inclinar la balanza a favor del italiano.

Nosotros ya hemos podido probar ambas carrocerías y la conclusión es clara: superan a la berlina en practicidad y uso diario; también en espacio, por lo que se proponen de entrada como mejores alternativas a la carrocería de cuatro puertas.

 

Las características que definen a los nuevos miembros de la familia siguen siéndo los los mismos que la berlina: sencillez, espacio y precios competitivos. 

 

Prueba del Fiat Tipo de cinco puertas

Efectivamente, cuando uno se pone al volante del cinco puertas y mira a su alrededor se da cuenta enseguida de que no hay mucha sofisticación en la realización de las superficies o en la elección de los materiales. Es la sobriedad personificada. En este sentido, pasa lo mismo que con la berlina...

No obstante, este ‘envoltorio’ queda muy bien presentado gracias a un equipamiento básico bastante completo y una practicidad de uso que está fuera de toda duda, con una buena variedad de huecos portaobjetos que ofrecen 12 litros extra.

Te puede interesar: Prueba del Fiat Tipo berlina

En marcha, el Fiat Tipo 5P se muestra agradable. Voy al volante de la versión diésel 1.6 de 120 CV y su respuesta es muy convincente. Suena, pero solo si lo llevas muy alto de vueltas o exiges todo su poder de aceleración. En condiciones normales, la rumorosidad queda bastante mitigada y gracias a los 320 Nm de par puedes viajar en marchas largas incluso en ciudad, algo que también contribuye a contener el consumo (la marca anuncia un gasto de solo 3,7 litros cada 100 kilómetros y unas emisiones de 98 g/km de CO2 en esta versión).

Las suspensiones elegidas para esta variante de cinco puertas se rige por el mismo criterio que la de cuatro: aportar el máximo de confort sin sacrificar el apartado dinámico. En ese sentido, el Fiat Tipo cinco puertas se siente convincente en una carretera de montaña, pisa bien y con confianza y solo la respuesta de la dirección es la que ensombrece un poco el resultado final. Y es que su tacto es excesivamente asistido y filtra demasiado lo que pasa bajo las ruedas delanteras, por lo que no te hace sentir suficientemente conectado al asfalto. 

Además de la dirección, otro apartado a mejorar sería la caja de cambios manual de seis velocidades que va acoplada a este motor. Sus relaciones son acertadas y logran extraer la quinta esencia a un bloque muy recomendable, pero volviendo al tacto que ofrece la palanca, quizá nos esperábamos algo más de precisión y armonía en su utilización. 

 

No obstante, en líneas generales, el Tipo es un coche fácil de conducir y que, como he dicho antes, resulta bastante agradable

Si os estáis preguntando como son las plazas traseras, todas las mediciones hablan de un habitáculo amplio y suficiente para dos adultos, ya que la plaza central, como suele pasar en este segmento es más incómoda (y eso que a diferencia de algunos rivales, casi carece del túnel central).

En cuanto al maletero, la variante de cinco puertas del Fiat Tipo ofrece 440 litros, mientras que la versión familiar llega a los 550 litros, que no están nada mal.

También hemos probado el cambio automático DCT, que completa la gama del modelo italiano. En total, la combinación de compacto con transmisión automática supone el 10 por ciento de las ventas en este segmento y por eso la marca italiana quiere estar presente. Lo hace con un moderno cambio de doble embrague y siglas DCT, que solo se asocia al motor 1.6 Multijet de 120 caballos y consigue dejar el consumo medio homologado en 3,8 litros cada 100 kilómetros. Aunque cuenta con pasillo secuencial en la palanca, carece de levas en el volante para realizar los cambios y eso es de lo primero que te das cuenta al conducir. Más se agradece la suavidad en las transiciones de marcha, muy destacada aunque sin llegar al nivel de un cambio DSG del grupo Volkswagen. Dosifica bien la fuerza del propulsor, no presenta resbalamiento y permite circular con alegría porque sus leyes de cambio no pecan de conservadoras. ¿El precio?, pues 1.500 euros más respecto a la versión manual.

Prueba del Fiat Tipo SW

Te podrás imaginar que se trata prácticamente del mismo coche. Por eso, al entrar te vas a encontrar con un interior ordenado y bien pensado. Al igual que el 5 puertas y a diferencia del sedán, el Tipo familiar cuenta con una pantalla central multifunción flotante. En realidad tiene truco, pues pertenece a la versión superior Lounge, que es la que he podido conducir. Los ajustes del interior están bastante bien. Reconozco que me sorprende, pero lo hace principalmente porque en coches de una gama superior con una pantalla similar suena algún que orto crujido, algo que aquí no aparece. Ni en el sistema de infotainment ni en el salpicadero en general. 
La respuesta puede estar en parte en que en la planta de Turquía donde se ensambla han encontrado una especie de gran solución por la que se reducen mucho los costes de fabricación, por lo que puedes ofrecer un precio más que contenido.
En el día a día el Fiat Tipo SW no te va a presentar ningún problema si te has hecho con este coche por su maletero. Con un hueco muy cuadrado de un metro por un metro, podrás meter objetos grandes sin problemas, además de infinidad de bolsas de la compra.
También cuentas con un doble fondo de unos 14 centímetros y, atención, debajo de todo una rueda de repuesto de las de verdad (en medida 205, aunque el Tipo SW de la prueba montaba 225) . Si eres ese tipo de cliente que aprovecha toda la capacidad de carga para objetos largos, con 1,87 metros podrás convertirte en el terror de Ikea o en la envidia de tus compañeros de bicicleta, ya que podrás meter la tuya sin desmontarla.
En marcha no se aprecian diferencias con respecto a sus hermanos de gama. Me ha dado la sensación de que la suspensión trasera es algo más dura, algo que puede tener lógica teniendo en cuenta que lleva más peso detrás. Aun así no es cómodo y en marcha presenta buenas maneras si no le buscas las cosquillas, algo que seguramente no harás jamás.
En cuanto al motor, he podido conducir el Tipo SW 1.6 Multijet de 120 CV. Es un motor bastante generoso: consume poco (5,5 litros de ordenador en conducción normal con carreteras de montaña) y empuja desde abajo. Su desarrollo en sexta a 1.000 vuestas está cerca de los 60 km/h; es decir, que rueda por autopista bajo de vueltas con un consumo contenido. Si necesitas algo más de brío, muévete en un régimen cercano a las 3.000 vuetas y tendrás un empuja má que adecuado. 
En cuanto a los precios del Fiat Tipo SW, no están nada mal. Oficialmente lo tienes por 11.900 euros si te acoges a una oferta de financiación con sus condiciones, pero te recomiendo que eches un vistazo a la ficha de equipamiento, porque desde luego que te deja sorprendido...  

 

Me falta hablar del equipamiento, uno de los capítulos en los que el Fiat Tipo sobresale: seis airbags, control de estabilidad, asistente de arrancada en pendiente, sensor de presión de los neumáticos, sistema uConnect con entrada USB, entre otros elementos desde el nivel Pop que es el más básico…

Por encima, están los acabados más completos, Easy y Lounge, este último con llantas de aleación de 16 pulgadas, volante de cuero, sensores de parking, control de crucero, climatizador y el sistema Connect con pantalla de siete pulgadas.

Prueba Fiat Tipo SW 1.6 120 CV Multijet II (por Hugo Valverde)

Fiat ha creado un coche muy capaz, cuyo aspecto joven puede hacer tambalear la competencia. Además, lo ha aderezado con un interior moderno, fresco, que exhibe una buena calidad percibida. Los botones del sistema de climatización no me llaman la atención, puesto que son los mismos que la gran mayoría de modelos que forman la gama. Sí lo hace la pantalla del sistema de infoentretenimiento, que es tipo tablet, como la del Mercedes Clase A o Clase B, pero que a diferencia de estos, expone mayor calidad. También que la que equipa el Fiat 500X que probé, y es que la del Tipo está mejor terminada.

El puesto ofrece una posición de conducción bastante cómoda. Los pasajeros de las plazas traseras también viajar confortablemente, con gran espacio para las piernas y para la cabeza, no así para los hombros cuando viajen tres. Además, la plaza central no es recomendable por la extremada dureza del respaldo, ya que esconde un apoyabrazos con posavasos desplegable.

La gran baza del SW es su maletero. Tiene formas regulares, doble altura, una profundidad casi infinita y una capacidad de carga de 550 litros.

Me dispongo a probar el Fiat Tipo SW 1.6 120 CV Multijet II. Enciendo el motor y su sonido a ralentí se hace más que evidente. En marcha, compruebo que su respuesta es buena, y más a partir de las 2.500 rpm. Por su parte, el cambio no se caracteriza precisamente por su precisión y es extraño que el recorrido de la segunda marcha sea extremadamente corto, imagino que será un caso de la unidad de pruebas. También que su consumo medio sea de 14 l/100 km/h y en carretera de 18, algo casi imposible y más si tenemos en cuenta que el motor 2.2 de 180 CV del Alfa Romeo Giulia que probé la semana anterior ofrecía un consumo ponderado de 6 l/100 km. Según mi compañero Kike Ruiz, el consumo de su unidad fue de 5,5 l/100 km, una cifra más fiable.

El Fiat Tipo Station Wagon 1.6 120 CV Multijet II tiene un precio de partida de 20.090 €, aunque existe un Tipo SW con motor 1.4 95 CV por 16.190 euros.

En nuestro comparador de seguros hemos calculado lo que costaría asegurar un Fiat Tipo SW 1.3 95 CV Multijet II Easy. Para calcular el precio, tomamos como referencia un hombre de 40 años, con 10 de antigüedad de carné y sin siniestros, que vive en Madrid, utiliza el coche a diario, aparca en un garaje colectivo y recorre hasta 20 000 kilómetros al año. Con estos datos, el seguro a todo riesgo más asequible lo ofrece AXA, por 403 euros.

Este coste podría ser menor si optas  por una póliza a todo riesgo con franquicia. En este caso, la más barata sería la de AXA. Cuesta 261 euros con franquicia de 300 euros.

Los precios de partida de la versión de cinco puertas es de 10.990 euros para la versión más básica de gasolina 1.4 de 95 CV. Este precio lleva incluido todos los descuentos posibles (promoción de la marca, financiación y plan PIVE).

Imagen de perfil de Kike Ruiz

Redactor de AUTO BILD

Lecturas recomendadas