Prueba

Porsche Panamera Diesel de 300 CV: aún más potente

Enrique Trillo

Hay berlinas lujosas, rodadoras, rápidas, cómodas... El Porsche Panamera Diesel de 300 CV reúne todo eso y esta versión de gasóleo añade a su deportividad típica 50 caballos más de los que tenía antes y un consumo que sigue siendo fantástico.

Si te pones al volante de un Porsche Panamera Diesel de 300 CV seguro que no podrás pensar que viajar por autopista ya no tiene atractivo alguno o que ya es algo aburrido porque circulamos todos como un manso rebaño de ovejas a la misma velocidad. 

Si lo que buscas es lujo, sin duda con el Panamera Diesel lo tienes. Da gusto comprobar la finura con la que está rematado el interior, la calidad de los materiales y hasta la precisión con la que se han terminado las costuras de la tapicería de cuero. Aunque ten en cuenta que esta terminación en piel no viene de serie. Si la quieres deberás pagar nada menos que 3.779 euros.

Pero mucho mejor te sientes cuando te acomodas en sus formidables asientos. Y lo bueno es que da igual en qué plaza lo hagas, porque en el Panamera los cuatro pasajeros cuentan con cuatro plazas individuales que ofrecen un confort y un agarre sensacionales.

Parece de locos hablar de tanto confort tratándose de un Porsche, pero es así. Al conducir esta berlina de lujo te sientes el rey de la carretera. Miras alrededor y piensas: “nadie viaja mejor que yo”. El verdadero lujo de esta versión reside bajo el capó. Hasta ahora la versión turbodiésel ofrecía 250 CV (ver prueba del Porsche Panamera Diesel de 250 CV), pero los ingenieros de Stuttgart no solo han logrado exprimir 50 CV más al propulsor V6, sino que también han logrado obtener 100 Nm más de par. Ahora ofrece 650 Nm frente a los 550 de antes. Esto, traducido a la realidad, significa que la berlina alemana es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 6,2 segundos y dar el salto de 80 a 120 km/h en tan solo 3,6 segundos. Imagina lo fácil que es adelantar así... Este bloque V6 deriva la potencia al eje trasero por medio de una transmisión automática de ocho velocidades, concretamente la Tiptronic S que opera por medio de un convertidor de par. Ciertamente, me ha gustado mucho el funcionamiento de esta caja de cambios. No es tan rápida como la de doble embrague PDK, pero su respuesta a muy buena y tratándose de una versión diésel no hay necesidad de tanta efectividad y sí de un plus de confort. Aquí lo verdaderamente importante es el consumo y sin duda es un apartado en el que sorprende.

Habitualmente los fabricantes declaran cifras de gasto irreales (debido a las condiciones ideales en las que se realizan dichas pruebas) y luego la realidad dicta un resultado muy distinto. Pero el Porsche Panamera Diesel de 300 CV, aunque no logra el dato oficial, sí hace posible obtener una cifra muy cercana. Concretamente en esta prueba ha consumido 6,9 l/100 km, un valor sorprendente teniendo en cuenta sus 300 CV de potencia. Eso sí, cuando abuses del pie derecho subirá hasta los 10 litros.

Otra de las novedades que introduce el Panamera Diesel es que ahora el diferencial autoblocante trasero viene de serie y monta unas barras estabilizadoras de mayor grosor, lo que se traduce en un comportamiento intachable. No se siente para nada incómodo en zonas reviradas y pasa por las curvas de forma estable y aplomada. Parece que esto último ya no es novedad en Porsche, pero no hay que olvidar que este coche pesa casi dos toneladas y no es fácil lograr un buen dinamismo con semejante obesidad. Tampoco le cuesta detenerse cuando llega lanzado a una curva. Así lo ha demostrado en la prueba de frenada, en la que ha necesitado menos de 35 metros para pararse en seco, tanto en frío como en caliente. Algo que es posible gracias a su potente sistema de frenos, que cuenta con discos ventilados de 360 y 330 milímetros.

Si crees que 95.000 euros es mucho dineropor este Porsche Panamera Diesel de 300 CV, no estás teniendo en cuenta que esto es un Porsche. Es caro, pero ningún otro te ofrece tanta solvencia para rodar a gran velocidad, tanta calidad, tan buen comportamiento. Además, el consumo de este turbodiésel es muy bajo teniendo en cuenta su potencia (300 CV). Es un coche ante el cual me quito el sombrero. Además, comparado con el resto de Panamera (S, GTS, Executive...) es un ‘chollo’.

Imagen de perfil de Enrique Trillo

Dame un coche, un circuito, barra libre y no necesito nada más en la vida.