Skip to main content

Prueba

Prueba: Peugeot Rifter 2018: de aventura en aventura

Peugeot Rifter 2018

No me llames Partner, llámame Rifter...

Esta es la primera prueba del Peugeot Rifter. Después del lanzamiento de los nuevos Citroën Berlingo y Opel Combo Life, llega el turno de Peugeot, que inicia la comercialización de su monovolumen compacto. Si bien el nombre es nuevo, este modelo es un capítulo más en la historia del Peugeot Partner.

No te pierdas nuestra prueba del Citroën Berlingo 2018.

La ecuación en el Grupo PSA sigue siendo la misma: el empleo de una revisada plataforma modular EMP2 (Efficient Modular Platform 2), que da cobijo a tres modelos diferentes. ¿Cúal es el propósito? Principalmente, esta plataforma modular se emplea para la reducción de los costes. Ya sea en el desarrollo de nuevos productos para el fabricante, como a la hora de modificar las diferentes líneas de producción.

Los monovolúmenes, por desgracia nos atrevemos a decir algunos, se han convertido en auténticos intrusos entre los vehículos SUV. Este concepto de vehículo parece campar a sus anchas en el mercado; arrasan en ventas e, incluso, se toman la libertad para arrinconar a otras carrocerías, como podría ser el de las berlinas.

Frontal Peugeot Rifter 2018

Hace no mucho tiempo, en este segmento, los monovolúmenes compactos del Grupo PSA se basaban en la variante más industrial: Citroën Berlingo, Peugeot Partner y Renault Kangoo. Debido a esto, estos vehículos eran toscos al conducir y presentaban unos acabados y terminaciones que un SUV o crossover, destinado al público en general, superaba holgadamente.

No todo es negativo en este aspecto: en función de las necesidades de uso, estos modelos son practicidad absoluta. Traen consigo todo ese conjunto de ideas y soluciones técnicas que tanto aclaman los profesionales y los autónomos.

Nuevo Peugeot Rifter: polivalente y práctico monovolumen

El nuevo monovolumen de Peugeot viene con esta fórmula reinventada. Lo hace para ofrecer mayor confort y elegancia en el transporte de pasajeros. El Peugeot Rifter se basa en esta plataforma modular EMP2 para aumentar significativamente el confort y ofrecer las últimas innovaciones técnicas y tecnológicas vistas en sus últimos lanzamientos: 3008 y 5008. Este nuevo monovolumen de Peugeot se ofrece en dos longitudes diferentes: 4,40 metros o 4,75 metros de largo, para poder acomodar a cinco o hasta siete pasajeros.

Lateral Peugeot Rifter

Definir a este modelo es tan sencillo como mencionar estos conceptos: polivalencia y practicidad. En el lado de la polivalencia, el nuevo Rifter de Peugeot es capaz de desenvolverse con soltura en cualquier situación. Ya sea para su uso a diario o escapadas de lo más aventurero en fin de semana, el Peugeot Rifter sorprende por ese perfil tan multidisciplinar que tiene. En este sentido, ayuda mucho el poder contar con puertas laterales de apertura deslizante o el portón trasero, que cuenta con la luneta de apertura independiente.

Mucho espacio en su interior

Si a estas alturas el nuevo Rifter no convence por su lado polivalente, si lo hará por su practicidad. Este tipo de vehículos suele contar con una modularidad sobresaliente. Peugeot, lógicamente, no iba a dejarse este aspecto sin pulir. En cualquiera de los tres asientos individuales de la banqueta trasera se puede anclar una sillita infantil.

Además, estos asientos se pueden abatir de una manera muy sencilla, utilizando el mando remoto Magic Flat, situado en el maletero. Si vamos a transportar objetos largos, el asiento del acompañante delantero también puede abatirse para facilitar la carga.

En la variante con carrocería extendida, los dos asientos independientes de la tercera fila de este monovolumen de siete plazas, son deslizantes. Además, se pueden retirar sin problemas como en la versión estándar, con el fin de adaptarse a cualquier situación. Con ello, la prioridad en el nuevo Peugeot Rifter es premiar el volumen del maletero u ofrecer mayor espacio a la altura de las rodillas para sus ocupantes.

Detalle Trasero Peugeot Rifter

El maletero del Peugeot Rifter dispone de un volumen de carga que va desde los 775 litros de la versión estándar hasta los 4.000 litros con los asientos abatidos en la versión extendida. Resumiendo: cabe todo. ¿Las maletas de toda una familia en un viaje? Caben. ¿Las bicicletas para practicar deporte un fin de semana? También (y sin desmontar las ruedas del cuadro). ¿Esa tele en oferta de dimensiones descomunales? Que entre en el nuevo Rifter será el menor de los problemas...

El espacio disponible en el interior del Peugeot Rifter es, sin duda, todo un as en la manga para este monovolumen compacto. En el interior también se encuentran soluciones prácticas como la bandeja cubreequipajes: se puede ajustar en dos posiciones, permitiendo adaptar la capacidad del maletero y puede guardarse detrás de los respaldos de los asientos de la segunda fila.

Detalle Interior Peugeot Rifter

Tanto el conductor como los ocupantes en el resto de plazas cuentan con numerosos espacios portaobjetos, amplios y de fácil acceso. Estos espacios se reparten por todo el habitáculo: consola central, techo o los paneles de las puertas. Smartphones, tablets, botellas de agua… todo tiene su lugar en el interior del nuevo Rifter.

El concepto i-Cockpit llega al interior del Rifter

Otro detalle, muy llamativo, en el interior del nuevo Peugeot Rifter es único en el mercado de los MPV compactos. Se denomina Peugeot i-Cockpit y equipara a este monovolumen compacto al nivel de sus hermanos en la gama Peugeot. Amado por unos y odiado por otros, esta disposición de elementos de mando incluye: un cuadro de instrumentación, elevado y desplazado hacia atrás, una pantalla táctil capacitiva de ocho pulgadas y un volante compacto, con dos zonas achatadas, situado por debajo del cuadro para evitar restar visibilidad.

Interior Peugeot Rifter

Motores del Peugeot Rifter 2018

La gama de motores del Peugeot Rifter viene de la mano de la familia de motores PureTech y motores BlueHDi. En el apartado de mecánicas gasolina destaca el motor 1.2 PureTech, disponible con 110 CV o 130 CV. La versión menos potente va asociada de serie al cambio manual de cinco velocidades. En cambio, la variante de 130 CV está disponible únicamente con el cambio automático de ocho velocidades, denominado EAT8.

En cuanto a motores diésel disponibles, la gama Rifter emplea el propulsor 1.5 BlueHDi. Hay disponibles tres opciones de potencia: 75 CV, 100 CV (asociados a un cambio manual de cinco velocidades) y 130 CV, disponible con cambio manual de seis relaciones o la transmisión automática EAT8.

¿Qué tal se mueve el Peugeot Rifter?

Para esta primera prueba del Peugeot Rifter, se ha escogido el motor diésel más potente, el BlueHDI de 130 CV. Gracias a sus 300 Nm de par motor, este motor de cuatro cilindros hace que el Rifter sea muy competente en marcha. Lo hace, además, ya sea en conducción abierta por carretera como en desplazamientos por ciudad. Durante el recorrido de prueba, el consumo del Peugeot Rifter se ha situado en torno a los 5.5 l/100 km, lo cual es bastante interesante, pues un gran porcentaje de la prueba se realizó en las transitadas calles de Niza.

Lateral Peugeot Rifter

El motor 1.5 BlueHDi de 130 CV es capaz de mover el conjunto con soltura; es un motor ágil y entrega una potencia de manera progresiva. Si es cierto que se ha de jugar un poco con el cambio de seis velocidades en cuanto aparecen las curvas. Con total seguridad, se podría decir que este es el propulsor más adecuado para el Peugeot Rifter. La variante diésel menos potente, con 100 CV de potencia máxima, puede acusar esa falta de potencia en recuperaciones o adelantamientos. Además, con varias personas a bordo, será necesario mantener un régimen superior a las 2.000 vueltas; algo que perjudica claramente los consumos y el confort.

En lo que a dinámica de conducción se refiere, los resultados son un poco agridulces. También hay que reconocer que, en este concepto de vehículo monovolumen, es lo que cabe esperar. La plataforma EMP2 gana algo de dinamismo en el Rifter, pero la diferencia es menos obvia que en otros vehículos de la marca del león.

Nueva plataforma, mejores sensaciones

El nuevo Peugeot Rifter es un monovolumen alto y hay que saber lo que ello conlleva. En cuanto se tiende a aumentar el ritmo y hacer una conducción rápida, se traduce en movimientos acusados de carrocería. Cuando aparecen estos balanceos, los asientos no terminan de recoger especialmente el cuerpo. Se puede afirmar que, si se lleva un ritmo demasiado alegre, conductor y pasajeros pueden cursar un máster intensivo y gratuito especializado en física e inercias.

Lateral Peugeot Rifter

Sin embargo, la evolución en comparación con la generación anterior es enorme, con una dirección más precisa y una suspensión especialmente optimizada para favorecer el confort a bordo. Gracias a su asistencia eléctrica, el nuevo Rifter facilita las maniobras. Así mismo, la plataforma modular EMP2 favorece un radio de giro más corto, ideal para callejear en entornos urbanos.

Durante la ruta de pruebas, se percibe que el Peugeot Rifter da mayor información sobre lo que ocurre en el tren delantero. A diferencia de la anterior Peugeot Partner, torpe e imprecisa, la calibración de la dirección en este nuevo modelo ofrece mejores sensaciones sobre la carretera. Pero lo que más destaca es, sobre todo, la impresión de ligereza en comparación con el Peugeot Partner. Aunque el peso de ambos vehículos está cerca, el fabricante francés, ha optimizado este nuevo modelo de tal manera que se nota mucho más ligera.

Todo al alcance de la mano

Tras el volante, la evolución de este modelo a mejor es más que notable. La posición de conducción se encuentra más cerca a la de un SUV o una berlina que a la de un monovolumen. Esta impresión no es solo debido al concepto interior Peugeot i-Cockpit. Como analogía: menor sensación de estar sentado en una silla.

Ayuda a esta percepción que el asiento se puede ajustar al milímetro y el volante (que puede ajustarse en altura y profundidad) es más vertical. Tanto la palanca de cambios, como la disposición de la pantalla táctil para las funciones multimedia están al alcance de la mano. Ensombrece la sensación de comodidad a bordo que la base del asiento es corta. Una vez ajustado el asiento a nuestra postura de conducción, es inevitable ver como el asiento solo recoje una pequeña zona en los muslos.

Sistema Multimedia Peugeot Rifter

Conducir el nuevo Peugeot Rifter es una grata sorpresa. Si el antiguo Peugeot Partner Tepee era cierto punto de referencia en términos de comportamiento en el mercado de MPV compactos, este nuevo modelo de Peugeot supera a algunos de sus competidores. Además de la agilidad de su motor y la comodidad que ofrece en su interior, gracias al concepto de mando i-Cockpit para la instrumentación, este Peugeot se convierte en uno de esos coches divertidos de conducir. Algo que resulta bastante sorprendente para este tipo de vehículos.

Precios y acabados del Peugeot Rifter

En nuestro mercado, el nuevo Peugeot Rifter se estructura en cuatro acabados diferentes; todos ellos disponibles para ambas carrocerías. Los acabados del Peugeot Rifter son: Access, Active, Allure y GT Line. Ya se pueden realizar pedidos en los concesionarios. Las primeras unidades llegarán en septiembre. A continuación, los precios del Peugeot Rifter:

Motores gasolina del Peugeot Rifter:

  • PureTech 110 CV Access: 18.160 €
  • PureTech 110 CV Access Largo: 19.115 €
  • PureTech 110 CV Active: 18.800 €
  • PureTech 110 CV Active Largo: 19.735 €
  • PureTech 110 CV Allure: 19.640 €
  • PureTech 110 CV Allure Largo: 20.560 €
  • PureTech 110 CV GT Line: 20.295 €
  • PureTech 110 CV GT Line Largo: 21.220 €

Motores diésel del Peugeot Rifter:

  • BlueHDi 75 CV Access: 17.770 €
  • BlueHDi 100 CV Access: 18.760 €
  • BlueHDi 100 CV Access Largo: 19.705 €
  • BlueHDi 100 CV Active: 19.385 €
  • BlueHDi 100 CV Active Largo: 20.320 €
  • BlueHDi 100 CV Allure: 20.220 €
  • BlueHDi 100 CV Allure Largo: 21.140 €
  • BlueHDi 100 CV GT Line: 20.870 €
  • BlueHDi 100 CV GT Line Largo: 21.800 €
  • BlueHDi 130 CV Active: 20.750 €
  • BlueHDi 130 CV Active Largo: 21.685 €
  • BlueHDi 130 CV Allure: 21.565 €
  • BlueHDi 130 CV Allure Largo: 22.490 €
  • BlueHDi 130 CV GT Line: 22.220 €
  • BlueHDi 130 CV GT Line Largo: 23.145 €
  • BlueHDi 130 CV Active EAT8: 21.920 €
  • BlueHDi 130 CV Active Largo EAT8: 22.855 €
  • BlueHDi 130 CV Allure EAT8: 22.720 €
  • BlueHDi 130 CV Allure Largo EAT8: 23.645 €
  • BlueHDi 130 CV GT Line EAT8: 23.375 €
  • BlueHDi 130 CV GT Line Largo EAT8: 24.300 €

Lecturas recomendadas