Skip to main content

Prueba

Prueba Mercedes GLC 2019 y Mercedes GLC Coupé 2019: de lo mejor del segmento

Mercedes GLC 2019
Nota

9

Los Mercedes GLC 2019 y Mercedes GLC Coupé 2019 renuevan su imagen y, sobre todo, su gama mecánica. En otoño llega una mecánica híbrida con motor de gasolina, pero es que en 2020 llegará un híbrido... ¡diésel!

Desde 2008, se han vendido 1,5 millones de unidades del Mercedes GLC y el anterior Mercedes GLK en el mundo. Esto, unido a que en 2018 este modelo ha sido el SUV más vendido de Mercedes, da una idea de un éxito comercial que ahora ha llevado a la renovación de esta su segunda generación (la primera fue el GLK). Ahora, por fin, tienes a continuación la prueba del Mercedes GLC 2019.

Restyling ligero

Por fuera, lo habitual en 'restylings' de este estilo: faros y pilotos rediseñados (ahora todos de LED), asi como la parrilla y los paragolpes delantero y trasero. En el  interior se ha implementado el sistema de infoentretenimiento MBUX (Mercedes Benz User Experience) que incluye control gestual, cuadro de instrumentos completamente digital (opcional) y el visualizador de medios táctil (7" de serie, 10,25" en opción), un nuevo volante multifunción, nuevos colores y nuevos aditamentos estéticos. 

Mercedes GLC 2019
Mercedes GLC 2019

Los asientos delanteros del Mercedes GLC 2019 recogen el cuerpo de forma sobresaliente, mientras que la pantalla central es flotante y no corrida como la del Mercedes Clase A. El resto de cambios es mínimo. La capacidad del maletero va de los 580 a los 1.150 litros. Y con formas muy aprovechables.

Mecánicas nuevas

Pero lo mejor llegará bajo el capó del Mercedes GLC 2019. Y es que renueva al completo su gama mecánica. Tendrá tres motores diésel y dos de gasolina, además de otros dos AMG. Entre los tres primeros, la gama a gasóleo comenzará con el 200 d de 163 CV, para completarla con el 220 d de 194 CV y con el 300 d de 245 CV. Todos cumplirán la restrictiva norma Euro 6d. Los dos de gasolina, por su parte, llevarán la etiqueta ECO, gracias a su sistema eléctrico de 48 voltios con EQ Boost que contibuirá a reducir el consumo y alas emisiones. Serán un 200 de 197 CV y un 300 de 258. Respecto a los Mercedes GLC AMG, serán un 63 y un 63 S de 476 y 510 CV, ambos con motores 4.0 V8 biturbo. 

Pero casi lo más interesante está en los modelos híbridos de este Mercedes. En otoño llegará uno de gasolina y, atención, porque en 2020 llegará un híbrido con una mecánica diésel junto a su correspondiente motor eléctrico.

Una dinámica sobresaliente

A nivel de chasis, todos los Mercedes GLC 2019 llevarán ahora de serie un diferencial autoblocante electrónico en el eje trasero y un nuevo programa de conducción denominado Calzada Resbaladiza dentro del AMG Dynamic Select. Junto al tren de rodaje de serie Agility Control se ofrece por primera vez en el GLC el tren de rodaje mecánico Dynamic Body Control con amortiguación regulable (antes solo disponible con el GLC Coupé).

Mercedes GLC Coupé 2019
Mercedes GLC Coupé 2019

Quien quiera disfrutar de mayor confort y deportividad podrá elegir el tren de rodaje con suspensión neumática Air Body Control, que controla de forma automática cada amortiguador de forma individual.

Al volante

En las cercanías de Frankfurt y en sus tramos de autovía sin límite de velocidad, pude comprobar el tremendo aplomo que demuestra este Mercedes GLC 2019 a alta (muy alta) velocidad tanto en recta, como en curvas, impresionando por su agarre y por la seguridad que transmite. Y tanto el motor diésel 220 d como el 300 de gasolina, me demostraron que son ideales para mover este SUV. No hace falta mucho más para sentir al volante el poderío y la seguridad que imprime en el conductor. Sobre todo me ha gustado el de gasolina, por su superior refinamiento y por el poderío y el empuje que demuestra desde ya muy pocas vueltas. Y si hablamos del Mercedes GLC Coupé AMG 2019, puede que, con permiso del Macan, sea el SUV más preciso y deportivo del mercado. 

Pero si hay algo que me impresionó en las cercanías de Frankfurt, donde tuvo lugar su presentación internacional, fue su poderío fuera del asfalto. Sí, lo has leído bien. Al GLC le puedes equipar con un paquete que le permitirá afrontar pendientes del 70%, inclinaciones laterales de hasta 35 grados con una cámara frontal que te muestra todo lo que esté delante de ti a través del monitor central, y todo pudiendo elevar la suspensión hasta 50 mm (y circular hasta 20 km/h, momento en el cual la suspensión bajará y se establecerá en su altura normal). Sobre todo en la subida de pendientes, parando en la mitad y volviendo a arrancar, fue increíble comprobar como el ESP frena selectivamente la rueda que derrapa y el motor deriva la fuerza a la que tiene agarre. Otro momento 'crítico' lo viví comprobando la inclinación lateral. Llegué a 27 grados y lo único que pensaba es que volcaría de un momento a otro.

Mercedes GLC 2019
Mercedes GLC 2019

Si la carretera es lo tuyo...

Tienes a tu disposición el Mercedes GLC Coupé 2019 a tu disposición, con unas formas más redondeadas y con una clara orientación asfáltica. Por eso, la principal diferencia con el GLC es que este modelo no podrá equipar el paquete 'offroad' que tanto nos ha sorprendido. Una clara desventaja para quien lo compre. Por eso, debes tener claro su ámbito de utilización, porque de campo... poco. Tendrá las mismas motorizaciones que el GLC. En julio sabremos sus precios y, a partir de esa fecha, comenzará su aterrizaje en España.
 

Conclusión

Lo mejor

Refinamiento general, aplomo en carretera, capacidad todoterreno con el paquete offroad en el GLC, híbrido diésel en 2020

Lo peor

El GLC Coupé no puede montar paquete offroad, solo cambio automático, solo con tracción integral

Lecturas recomendadas

Y además