Logo Autobild.es

Prueba del Mercedes EQS SUV: un SUV eléctrico de superlujo con una autonomía más que considerable

- Actualizado:

Y la posibilidad de equipar siete asientos

La electrificación es el presente. Solo tienes que echar un vistazo rápido a la gama de Mercedes-Benz AG, con ocho modelos 100% eléctricos, para darte cuenta de ello. Y si cabe algún atisbo de duda, ahí van dos datos: el primero es que hace cuatro años solo había uno, y el segundo, es que en poco espacio de tiempo llegarán, al menos, dos más: el EQG -el Clase G eléctrico- y el Maybach EQS SUV -recientemente ha hecho acto de presencia el Mercedes EQS SUV-. Hoy por hoy, la compañía de Stuttgart no apuesta por otro tipo de energía alternativa, ni siquiera por los e-fuels aunque Europa cambie de parecer, y en 2030 quieren vender sólo full electric donde las condiciones del mercado lo permitan.

El último que ha llegado al mercado español es el de la prueba, el Mercedes EQS SUV. Se trata del buque insignia de los SUV eléctricos. Un Mercedes-Benz EQS -de hecho comparte plataforma con la berlina- pero levantado y con un envoltorio más 'poderoso'. Y por ello responde perfectamente al lema de la firma de la estrella de: “No hay lujo sin sostenibilidad”.

Exterior e interior

Ese envoltorio del que te hablaba mide 5.125 mm de longitud, 1.959 mm de anchura y 1.718 mm de altura, por lo que es más pequeño que el Mercedes GLS. Aun así, tiene un tamaño considerable, aunque en vivo no aparenta que presuma de esas cotas. Y es que para que te hagas una idea, es más largo que un Tesla Model X.

En su diseño exterior no hay ninguna sorpresa. Mantiene el lenguaje de la familia EQ, tanto en la parrilla carenada como en los grupos ópticos, que están unidos, una seña de identidad de los coches eléctricos de Mercedes. Y por ello, como en el caso de sus hermanos de gama, es atractivo.

Desde mi punto de vista y como ocurre con Bestia, el de Bella, lo mejor está en el interior. Y es que su pantalla Hyperscreen, de serie en el 580, es hipnótica. Se trata de una superficie de dos capas de vidrio de silicato de aluminio que acoge tres pantallas, y que por tamaño equivaldría a una de 56". La de la izquierda, de 12,3″, hace de cuadro de instrumentos digital. En la del acompañante, que también tiene el mismo tamaño, se puede navegar por diferentes opciones -si no está ocupado el asiento, está apagada-.

Prueba del Mercedes EQS SUV

La central es de 17,7" y sorprende, como las anteriores, por su resolución. Sabes que soy partidario de botones físicos, al menos para las funciones más importantes, pero en el Mercedes-Benz EQS SUV, a pesar de no equipar ninguno, he de reconocer que es más o menos sencillo dar con la tecla... Nunca mejor dicho. 

Una de las razones es que, como en el caso del recientemente probado Mercedes GLC 220d 4Matic, el menú de la climatización está fijo, en la parte inferior. Y la otra es que el equipo de desarrollo ha hecho un excelente trabajo para crear unos menús intuitivos y a los que se accede de forma veloz. Además, tienes la IA a tu disposición al decir "Hola Mercedes"

Otro despliegue tecnológico a mencionar es el Head-up Display con realidad aumentada. Y es que la superficie donde se visualiza equivaldría a una pantalla de 77".

Y como Mercedes que es, equipa materiales de primera como el cuero, la piel vuelta y la madera, que recubren casi todo el habitáculo. La sensación percibida tanto al tacto es muy buena. Y para que se note el gusto por los detalles en el EQS SUV, la madera de magnolia marrón puede adoptar incrustaciones de aluminio con el patrón de Mercedes-Benz.

 

Y si hablamos de espacio, gracias a su batalla de 3.210 mm, los pasajeros de la segunda fila tienen mucho hueco para las piernas. También para la cabeza, aunque equipe techo panorámico como la unidad de la prueba del Mercedes EQS SUV 580 4Matic. Se puede instalar una tercera fila con dos asientos individuales. Esta sí, obviamente, es más justa. Más para niños que para adultos, porque las plazas son más justas que las del Mercedes GLS.

En cuanto al maletero, cubica 645 litros -no hay uno en la parte delantera como sí traen muchos eléctricos-, cifra que pasa a 880 si se corre la segunda fila 130 mm -también se pueden controlar su inclinación en 18 grados- y 2.100 litros si se abaten los respaldos de esta. 

Motor y prestaciones

El Mercedes EQS SUV está disponible con tres versiones: 450, 450 4Matic, 580 4Matic. El mercado español solo recibirá las variantes de tracción total. La potencia del de acceso, si se puede utilizar esta palabra con un EQS SUV, rinde 360 CV, mientras que el más poderoso, 544. El primero acelera de 0 a 100 km/h en 6" y alcanza la velocidad máxima de  210 km/h, y el segundo copia la punta y acelera hasta los 100 desde parado en 4,6".

El consumo oficial del 450 es de 20,6 kWh/100 km, y del 580, de 20,4 kWh/100 km. Por ello, la autonomía sobre el papel es de 600 y de 603 km, respectivamente, al equipar una batería de 108,4 kWh. Durante la prueba nos hemos movido con un consumo medio de 25 kW/h.

Comportamiento

Nosotros hemos podido probar el Mercedes EQS SUV 580 4Matic brevemente durante la presentación nacional. Destaca por la suavidad de marcha, su silencio, peligroso, por cierto, porque puedes pasar con creces la velocidad máxima de la vía, y el gran trabajo que realiza la suspensión con muelles neumáticos y amortiguadores controlados electrónicamente.

Tiene diferentes modos de conducción: Eco, Confort, Sport, Individual y Off road. Es pulsar el más deportivo y al más mínimo roce del peal derecho, el coche sale catapultado como un cohete. Y eso que en la báscula suma, ojo, ¡2.810 kg!

También de regeneración: 'Sin recuperación', 'Normal', 'Intensa' e 'Inteligente'. La intensa ofrece la posibilidad de realizar una conducción a un pedal, pero sí que es verdad que a pesar de que la deceleración es muy fuerte, el automóvil no se para por completo, se mantiene en torno a unos 5 km/h. Eso te permite también ir jugando. Por su parte, en la Inteligente, el coche tiene en cuenta el tráfico y ajusta automáticamente la retención.

El coche tiene un muy buen comportamiento en curva para sus dimensiones y su elevado peso. Entiéndeme, no se trata de un deportivo, así que tampoco busques límites en los virajes, pero sí mantiene el tipo en ellos. 

Prueba del Mercedes EQS SUV

Eso en carretera, porque en ciudad -la marca dice que en la urbe su autonomía sube hasta los 684 km- facilita las cosas que el eje trasero sea direccional. De serie, sus ruedas pueden girar hasta 4,5 grados -diámetro de giro de 11,9-, aunque con una actualización Over the Air -se mandan los datos al coche sin la necesidad de acudir al taller- se puede aumentar su giro hasta los 10 grados -11,0 metros-.

Lo que no me ha gustado es el freno. Y no lo digo por el tacto, que también, aunque este es un problema que tienen casi todos los eléctricos y muchos PHEV al ser regenerativos. No, me refiero a que, aunque sean casi tres toneladas, tienes que hundir el pedal para que ejecute la acción.

Precio

El precio del Mercedes EQS SUV parte de 145.001 euros, si hablamos de la versión 450 4Matic, y de 172.579 euros, en el caso del top de gama, el 580 4Matic. Ambos vienen con el acabado AMG Line de serie y con el siguiente equipamiento: llantas de aleación AMG de 21", listones en la línea de cintura y en la línea de las ventanillas en madera de tilo linestructure antracita de poros abiertos, sistema multimedia MBUX y pantalla del sistema de infoentretenimiento OLED de 12,8" (Hyperscreen en el 580), entre otros elementos.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: SUV 7 plazasSUV, SUV de lujo

Valoración

0

Ponemos a prueba el Mercedes EQS SUV, un SUV eléctrico con hasta 544 CV de potencia, 603 km de autonomía, 7 plazas y todo el lujo que demandes.