Prueba

Mazda6 2.2 150 CV AT Sedán: ¡lo tiene todo, Papi!

Alejandro Palomo

04/04/2013 - 08:10

El nuevo Mazda6 2.2 150 CV AT Sedán ha llegado al barrio de las berlinas medias. Con el diseño como principal baza para plantar cara a lo más alto del segmento, como el Insignia, Mondeo o Passat... ¿Conseguirá por fin rebasarlos en ventas?

El nuevo Mazda6 2.2 150 CV AT Sedán presenta varios argumentos a favor, algo que también le pasaba a la anterior generación... sin embargo, no llegó a despegar en ventas.

Esta vez, los japoneses han revisado a fondo su producto y tras un profundo replanteo, el primero de sus remiendos queda bien a la vista: su diseño atrae, y mucho. Tanto, que tengo la sensación de que todos los padres de familia se van enamorando de él a mi paso. Su prominente 'nariz', esos ojos rasgados y la respingona y refinada trasera hacen que hasta el conductor de todo un Infiniti M me haga un entusiasmado gesto de aprobación en mitad de un atasco. Así que, adjudicado: ¡un 10 para Mazda en cuanto al diseño!

Su segunda 'baza' tiene que ver con eso a lo que los de Fukishima llamaron en su día 'Zoom-zoom'. ¿Te acuerdas? Así es como denominan ellos a su capacidad para otorgarle a todos los productos un cierto 'aire' deportivo. Pues bien, con esta berlina se han superado e incorpora la tecnología SKYACTIV, una tecnología que ya estrenó el SUV Mazda CX-5. Esto es, en resumen, motores de alta eficiencia y, lo principal de todo, un ahorro crucial de peso. Gracias, entre otras cosas, a su contenida masa (menos de 1.500 kg) este nuevo Mazda6 2.2 150 CV AT Sedán llega a ser hasta 100 y 200 kg más liviano que rivales como el Opel Insignia o el Toyota Avensis. Y ya lo creo que si se nota. Tanto, que la conducción 'alegre' de este japonés incluso te hace olvidar que te encuentras a los mandos de toda una berlina.

Interior del nuevo Mazda6

No hay ningún problema para encontrar la posición ideal a sus mandos y, una vez colocado,  llama la atención lo retrasados que están los marcos del pilar A (10 cm respecto a su predecesor) lo que hace que a veces ya no tengas que inclinarte hacia delante cuando paras justo debajo de un semáforo para poder ver la dichosa luz verde. Lo único que choca un poco en él es una pantalla de navegador de 5,8" que resulta algo pequeña, sobre todo cuando hoy en día las puedes encontrar hasta de 8" en un compacto (como en el caso del Volkswagen Golf 7) y un mando giratorio tras el pomo del cambio, llamado 'HMI commander' que, en realidad, lo único que hace es repetir los botones que tiene ya en la pantalla multimedia.

Tampoco me convencen las butacas, ya que resultan demasiado duras a la espalda. Tanto las delanteras como las traseras. Esto, unido a unos tarados de suspensión algo firmes (sobre todo en el tren trasero) puede hacer que los viajes largos en este Mazda6 2.2 150 CV AT Sedán puedan resultar algo menos confortables de que lo que se espera. Aunque claro, no nos olvidemos: hay tantas apreciaciones como conductores en la carretera.

¿Y qué hay del motor diésel y el cambio automático?

Su motor diésel es todo fuerza y suavidad, al igual que su caja automática, que no es de doble embrague, pero te aseguro que no lo echarás de menos en absoluto. Las transiciones entre marchas son muy suaves y sube al engranaje superior justo en el momento en el que esperas (dependiendo de la presión que ejerzas sobre el acelerador o las prisas que tengas) por lo que no da la sensación típica gastar mucho más de lo que podrías hacer tú con un cambio manual.

Si prefieres usar el modo secuencial, te encontrarás que para subir de relación hay que tirar de la palanca y empujarla para reducir: ¡muy racing! Además, esta transmisión consigue mejores consumos a altas velocidades que los aburridos variadores continuos, a lo que también contribuye el condensador de regeneración en la frenada i-ELOOP y la parada y arranque automática i-STOP.

Eso sí, aunque no resulta muy gastón, su consumo oficial es algo optimista y bajar de los 6 l/100 km es posible... pero requiere bastante esfuerzo.

Los de Hiroshima han conseguido con este Mazda6 2.2 150 CV AT Sedán una berlina 'diferente', que hará las delicias de los más superficiales y también de los más exigentes con la conducción. Espacio en él hay de sobra. Su maletero lo coloca dentro del podio de su segmento e incluso su consumo no deja nada que desear... Pero nadie es perfecto y el precio que tiene que pagar es una rodadura algo dura y una comodidad ligeramente inferior que parte de la competencia en trayectos largos. Además, su precio es solo... aceptable.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alejandro Palomo

Alejandro Palomo

Colaborador

No concibo una vida sin coches. Desde los 18 son mi forma de vida y espero que lo sean siempre. Como buen aficionado los clásicos empiezan a llamarme

Todo sobre Mazda

Mazda Mazda6 Mazda6 Berlina

Buscador de coches