Prueba

Coches 4x4

Prueba del Kia Sportage 2016, te ofrece un confort inteligente

Alfredo Rueda

01/28/2016 - 22:56

Por fin nos hemos subido al Kia Sportage 2016, la cuarta generación del exitoso SUV coreano. En su diseño solo hay cambios leves, excepto en el renovado frontal, pero por dentro es un coche totalmente nuevo. Esta es la prueba del Kia Sportage 2016.

El Sportage es una historia de éxito para Kia. En el Salón de Frankfurt 2015 pudimos ver la nueva generación, creada sobre una plataforma totalmente nueva que prometía más confort. Lo vamos a comprobar al volante, por primera vez.

Prueba: Kia Sportage 2016. No te pierdas el siguiente vídeo:

 

El éxito del Sportage tiene mucho que ver con un diseño, por eso en esta generación, la cuarta, es bastante continuista, aunque el frontal es lo que más cambia, con esa parrilla de ‘hocico de tigre’ más grande y que le da un aspecto realmente poderoso, el pilar C sigue siendo muy grueso, el perfil es ahora más afilado. La parte trasera se ve más elegante, gracias al nuevo diseño de los pilotos. Delante, el Kia Sportage 2016 añade faros antiniebla con forma de cubitos de hielo para el acabado GT Line, una terminación que también contará con líneas cromadas en el lateral del vehículo y con una espectacular salida doble del escape.

 

Más confortable que antes

Me pongo en marcha, y lo cierto es que su voluntarioso 2.0 CRDI de 185 CV es un motor muy despierto que empuja a placer y tiene un funcionamiento fluido y muy dosificable con el cambio de seis velocidades. La primera y la segunda tienen desarrollos cortos, en tercera y cuarta puedes realizar prácticamente todas las maniobras que te plantees. La quinta y la sexta son perfectas para llanear en viajes largos, con suficiente fuerza debajo del acelerador.

No te pierdas: así es el VW Tiguan 2016

Eso sí, a quien la guste la conducción para algo más que ir de un punto A a un punto B, echará de menos una dirección más comunicativa en este Kia Sportage 2016. De cualquier manera, casa perfectamente con el enfoque familiar de este coche. El chasis ya no es tan rebotón como antes, y ahora filtra de forma muy confortable. En curvas, y sin ser un deportivo, la estabilidad es bastante digna (ha aumentado su rigidez un 39%) y, además, con la tracción integral de serie de la variante del dos litros diésel más potente y el reparto de fuerza variable, el aplomo del coreano sube unos cuantos enteros respecto a su predecesor.

 

También he podido probar la versión de acceso del motor diésel 1.7 CRDi de 115 CV. Sus prestaciones no son de infarto y da prioridad a un consumo contenido, por cierto, de menos de cinco litros cada 100 kilómetros. Es un vehículo tranquilo, pero solvente para el día a día y sin grandes pretensiones en cuanto a aceleraciones o recuperaciones fulgurantes. Su motor sí que me ha gustado especialmente en materia de ruido (se ha mejorado mucho la insonorización a bordo con el empleo de nuevos materiales y recubrimientos) y vibraciones, por lo escasas que son. Además, su cambio manual de seis velocidades es muy suave y agradable de accionar. Esta es la versión, en acabado Drive, será la más vendida en España según la marca y su precio es de 23.635 euros con tracción delantera.

Por dentro, el nuevo Sportage 2016 mantiene sus puntos fuertes y mejora algunos, como el espacio para los pasajeros. Y es que su aumento de longitud en 40 mm (se mantienen las proporciones en altura y anchura) con lleva una mayor distancia entre ejes de 30 mm y, por consiguiente, mayor habitabilidad a bordo. La anchura para los codos es muy desahogada, el espacio libre para las piernas detrás, sorprendente, solo los más altos en torno a los dos metros notarán alguna estrechez. Además, la posibilidad de regular la inclinación de los respaldos traseros hasta en casi 40 grados me ha gustado especialmente.

 

 

Aquí puedes comparar su estética con la del Seat Ateca:

El maletero prescinde de la rueda de repuesto, y cubica entre 491 (26 más que en el modelo precedente) y 1.492 litros si abates los asientos, con un espacio extra de 12 litros en el doble fondo. En cuanto a los acabados, el diseño del habitáculo es ahora más moderno y atractivo –preside la avanzada consola central orientada al conductor-, los materiales y ajustes de mayor calidad y, en general, se respira mayor refinamiento.

 

sportage salpicadero peq

Entre el equipamiento para las versiones más altas de la gama no falta la cámara trasera, el asistente de freno autónomo de emergencia, la apertura del portón eléctrica, los revestimientos cromados, el navegador con pantalla de ocho pulgadas, el asistente de mantenimiento de carril con corrección de dirección en el volante, las luces dinámicas en curva, el asistente de salida marcha atrás para un aparcamiento en batería o los asientos deportivos de cuero.

El nuevo Kia Sportage 2016 llega a España en marzo, con unos precios de auténtico derribo, que puedes ver a continuación:

Kia Sportage 1.6 GDI Basic 4x2 132 CV: 18.002 euros

 Kia Sportage 1.6 GDI Concept 4x2 132 CV: 18.852 euros

 Kia Sportage 1.6 GDI Drive 4x2 132 CV: 21.452 euros

 Kia Sportage 1.6 GDI Emotion 4x2 132 CV: 24.152 euros

 Kia Sportage 1.6 T-GDI GT-Line 4x4 177 CV: 29.360 euros

 Kia Sportage 1.6 T-GDI DCT GT-Line 4x4 177 CV: 31.360 euros

 Kia Sportage 1.7 CRDi Concept 4x2 115 CV: 21.035 euros

 Kia Sportage 1.7 CRDi Drive 4x2 115 CV: 23.635 euros

 Kia Sportage 1.7 CRDi Emotion 4x2 115 CV: 27.235 euros

 Kia Sportage 2.0 CRDi GT-Line 4x2 136 CV: 28.552 euros

 Kia Sportage 2.0 CRDi GT-Line 4x4 136 CV: 30.552 euros

 Kia Sportage 2.0 CRDi GT-Line 4x4 185 CV: 33.552 euros

 Kia Sportage 2.0 CRDi Aut GT-Line 4x4 185 CV: 34.860 euros

Pero, claro, si no te convence cualquiera de estos modelos, siempre puedes recurrir a nuestro recomendador de compra.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alfredo Rueda

Alfredo Rueda

Periodista apasionado de todo lo que tenga motor: Coches, motos y ahora, también, cacharritos con alas...

Rivales del KIA Sportage

Buscador de coches