Skip to main content

Prueba

Prueba del Hyundai i20 1.4 CRDI, ¿90 CV bastan?

Prueba del Hyundai i20 2015, renovación total
Nota

7

Es el i20 y a muchos les puede parecer pequeño, pero cuando lo abres...

Prueba del Hyundai i20 con motor 1.4 CRDI 90 CV, un modelo que se mueve en un segmento con nombres como Ibiza, Polo, Corsa, Clio o 208, donde cuesta hacerse un hueco. Pero recuerda este i20, porque tiene calidad y argumentos para llegar muy alto.

Sinceramente, si alguien me pregunta qué utilitario compraría, a mi cabeza enseguida llega el dinámico y sólido Seat Ibiza, que es el líder de este segmento por méritos propios. Pero si buscas algo diferente, te presento una alternativa más que interesante, el nuevo Hyundai i20, el hermano utilitario del recién llegado Hyundai Kona. El coche cuenta con una plataforma completamente nueva y ha crecido tanto a lo largo como a lo ancho, pero es más bajo. Eso ha hecho posible que tenga una presencia sobre la carretera mucho más imponente. Además, la distancia entre ejes también se ha incrementado, lo cual le ayuda a ofrecer un interior con un gran espacio. De hecho, está al nivel de los mejores en este segmento. 

Mi sensación cuando me pongo al volante del i20 es de que voy sentado en un coche de mayores dimensiones, por amplitud, calidad y aspecto general. Me gusta la consola central orientada al conductor cuya instrumentación es sencilla y fácil de manejar. Además, el volante multifunción de serie te ayuda a no soltar las manos más que para lo estrictamente necesario. Y si te preguntas qué hace un teléfono móvil en la parte alta del salpicadero (ver imagen del interior del i20), te aclaro que se trata de un soporte que viene de serie en el i20 a partir del acabado Klass. En breve llegarán versiones con navegador, pero hoy en día todos utilizamos nuestro smartphone para esto, así que ¿por qué pagar un extra? 

El comportamiento es muy equilibrado y su respuesta muy neutra. No deja de lado el confort y en zonas de curvas se defiende con mucha solvencia. En este sentido, resultan fundamentales las modificaciones que se han introducido en la amortiguación y la dirección para que transmita con mayor fidelidad los movimientos del conductor sobre el volante. 

El motor que mueve el Hyundai i20 que he podido conducir en esta prueba, que además es uno de los 10 mejores coches en relación calidad-precio de 2017, es el turbodiésel más potente de la gama, el 1.4 CRDi de 90 CV. Se trata de un propulsor de respuesta progresiva, que no se muestra demasiado ruidoso ni al arrancar ni cuando lo subes de vueltas, lo cual también habla bien de lo bien insonorizado que está este modelo. En cualquier caso, para tratarse del más potente de la gama diésel, me ha resultado algo escaso de fuerza, sobre todo cuando la carretera se pone cuesta arriba. Esto puede ser algo lógico, porque con un motor más potente podría restar clientes a su hermano mayor, el Hyundai i30, sobre todo teniendo en cuenta lo amplio que es y lo bien acabado que está. Aunque existen rivales con motores de 105 CV que podrían dar respuesta a quienes busquen un coche con algo más de empuje. Para acabar, un detalle práctico: el maletero promete una capacidad de 326 litros, con lo que es líder de su categoría... si sumas el hueco adicional bajo el doble fondo.

No dudaría en recomendar este i20 a un amigo. Es un coche con un aspecto exterior muy atractivo, un interior más amplio de lo que nos tienen acostumbrados otros modelos de este mismo segmento y con una calidad general que no envidia nada a modelos de contrastada reputación. Además, ha mejorado su comportamiento. No se puede decir que sea de los más precisos y afinados, pero logra un buen equilibrio entre confort y dinamismo. Quizás la principal pega que le veo a esta versión del i20 1.4 CRDi de 90 CV es que, pese a ser el diésel más potente, a veces echo en falta algo más de fuerza.

En nuestro comparador de seguros hemos calculado lo que costaría asegurar un Hyundai i20. Para calcular el precio, tomamos como referencia un hombre de 30 años, con 10 de antigüedad de carné y sin siniestros, que vive en Madrid, utiliza el coche a diario, aparca en un garaje colectivo y recorre hasta 20.000 kilómetros al año. Con estos datos, el seguro a todo riesgo más asequible lo ofrece Balumba, por 458 euros.

Este coste podría ser menor si optas  por una póliza a todo riesgo con franquicia. En este caso, la más barata sería también la de Direct Seguros. Cuesta 236 euros con franquicia de 220 euros.

Conclusión

Lo mejor

Insonorización del habitáculo, maletero con gran capacidad

Lo peor

Motor escaso de fuerza cuando la carretera se pone cuesta arriba

Lecturas recomendadas