Skip to main content

Prueba

Test de los 100.000 km con el BMW X1: el X1 se hace con el 10

Test 100.000 km BMW X1
Nota

9

El BMW X1 quiere demostrar que tiene algo especial que lo diferencia de todos los nuevos SUV. Y lo cierto es que este refinado todocamino destaca hasta en nuestro test de duración.

Nadie está tan cerca de ti, querido lector, como nuestro equipo de redacción. Solemos estar al tanto de todo: somos los que nos leemos cada día las cartas y emails que llegan a la redacción y nos sabemos al dedillo todas vuestras preocupaciones y deseos, así como los defectos que os ponen de los nervios cuando hablamos de coches. A mitad de camino de este test de 100.000 km, el sentimiento era unánime. Todos nosotros tendríamos un BMW X1 en el garaje. Guau. Eso es mucho decir. 

No te pierdas: BMW X1, todas sus claves en 25 fotos

Pero observemos atentamente a nuestro candidato. El BMW X1 plateado de este test de duración es el xDrive20i, gasolina de 192 CV y con tracción total, una combinación que no se ha vendido en España, pero que fue la elegida por nuestros colegas alemanes. Y como el motor y chasis son los mismos que en nuestro sDrive20i, que solo difiere en la tracción, en el nuestro delantera; las conclusiones son igualmente válidas para hacernos una idea de cómo puede afrontar el paso del tiempo y los kilómetros un vehículo tan polivalente como este. Además, es un motor de gasolina, una buena alternativa debido al pánico generado hoy en día en torno a los coches diésel

¿Precio justo o demasiado caro?

El precio deja claro que nos encontramos ante un producto premium: de base para el sDrive20i 40.500 euros. Eso sí, con cambio automático, llantas de 17" y climatizador. En Alemania, el xDrive20i sube hasta casi los 55.000 euros, así que podría ser peor... Mucho dinero para un SUV que, con 4,42 metros de largo, milita en la categoría media, entre productos tan redondos como el Seat Ateca, los logrados coreanos o el respetado Volkswagen Tiguan. Pero el BMW sorprendió desde el principio de este test con su logrado concepto: "Cómodamente grande, mucho espacio gracias a su motor transversal y buena visibilidad", escribía uno de nuestros redactores en el cuaderno de viaje, al llegar a los 6.988 km. Y es que en la segunda fila también viajan cómodos adultos de talla generosa y la banqueta corredera hace a este X1 tan versátil como un monovolumen. Viajes relajados, agilidad en ciudad, una tracción segura... "Las bases para un coche redondo", apuntaba otro compañero.

Vídeo: BMW X1 - un todocamino para viajes y ciudad:

Pero claro, según como lo mires, el X1 es como ese alumno ejemplar, cuyos pequeños fallos, cuentan el doble. De ahí que surgieran anotaciones a priori contradictorias: "Cambio automático brillante, que parece como si insertara las marchas telepáticamente", escribía uno de nuestros redactores. "El cambio de Aisin tiene una respuesta más indecisa que las cajas ZF utilizadas en los motores longitudinales", decía otro. Y respecto a la dirección: "Es ligera y, aun así, precisa", o "nerviosa, y le falta comunicación". 

¿Están hablando del mismo coche? Dos opiniones que se pueden convertir en dos grupos de opinión, como sucede con su suspensión adaptativa (592 euros extra): aquí se dividen los que realizan una conducción deportiva y a los que les gusta ir más relajados. Y es interesante que los acostumbrados a bólidos trepidantes han encontrado el X1 demasiado duro. "Rueda por la autovía como una pelota de fútbol", anotaba uno. Otro, que también pasa más tiempo al volante de deportivos que fuera de ellos, alabó el chasis, del que dijo, "la suspensión filtra muy bien, incluso en modo Sport". 

Test 100.000 km BMW X1

¿Y no hay ninguna otra queja? Pues si somos sinceros, no. Porque todas esas críticas son, al final, pequeños detalles. Hay poco más destacable que realmente nos haya molestado, más allá de un ruido en frío del motor, que recuerda a un diésel. Pero la molestia no dura mucho. En cuanto coge temperatura, es muy silencioso. Tan solo un pequeño fallo rompió la rutina al llegar a los 18.805 kilómetros. Un conector suelto en el sistema de las luces de emergencia fue el causante, pero se solucionó rápidamente. Y sobre su comportamiento en recta algo mejorable, BMW lo achaca a las ruedas Runflat, que se están dejando de utilizar.

Aquí, algunas quejas

Pero el que viaje a cierto ritmo, sí que se quejará del control de velocidad adaptativo, cuya respuesta es demasiado brusca y, a partir de 140 km/h, se desconecta. "Esto es por el tipo de cámara que lleva instalada", nos aclara la directora de proyecto del X1, Karin Truckenbrodt. Los modernos sistemas de radar trabajan hasta los 200 km/h. Y que el software también se queda anticuado lo demuestra el sistema Navegación Plus (3.420 euros) de nuestra unidad. Aunque tiene información de atascos en tiempo real, se embarulla a veces con el cálculo de la ruta, como anotó uno de nuestros probadores: "El sistema tarda más en calcular que mi teléfono móvil". Mucho mejor funciona el reconocimiento de señales. También incorpora head-up display, un elemento de ayuda a la conducción que no es estrictamente necesario, pero que una vez lo tienes ya no puedes vivir sin él. 

No ha gustado tanto el volante: "Como el envoltorio de un perrito caliente", apuntaba uno de nuestros redactores a los 70.000 kilómetros. 

Y es que el revestimiento de cuero del acabado M (296 euros) presentaba zonas grasientas, aunque según Karin Truckenbrodt, es un caso aislado. ¿Y el chichón de un palmo del reposabrazos de la puerta derecha? "Se ha mejorado y eliminado en la fabricación actual".

Al desmontado, hemos encontrado pliegues en el asiento del conductor, corrosión superficial en los bajos y en una bisagra de una puerta, restos de hojas en los desagües del vano motor y hollín en las válvulas de entrada. Otros puntos negativos le han caído por una leve fuga de aceite en un conducto del compresor y algo de aceite en el sistema de admisión. Nada que sea grave o empañe el resultado de un modelo cuya nota final tras 100.000 km es de sobresaliente.

Test 100.000 km BMW X1

Conclusión

¡Un coche polivalente y disfrutable! Muchos describieron así al X1 durante nuestro test de duración: puede viajar, remolcar, rodar deportivamente y circular con comodidad. Cuesta mucho, pero también ofrece mucho y ha completado los 100.000 kilómetros de forma impecable. ¿Tiene que ser gasolina? Es una apuesta de futuro...

Conclusión

Lo mejor

Espacio interior, plazas traseras, comodidad, head-up display

Lo peor

Comportamiento en recta, control de velocidad de crucero, navegador lento,

Y además