Skip to main content

Prueba

Prueba Audi Q8, llega el azote del BMW X6

Audi Q8

Es coupé, es diferente, le sobra calidad

No te pierdas nuestra comparativa: BMW Serie 5 contra Audi A6

Aquí tienes la primera prueba del Audi Q8, el nuevo SUV de la marca de los cuatro aros con el que quiere rivalizar con los BMW X6, Maserati Levante y compañía. El objetivo es ambicioso, pero mimbres no le van faltar y para muestra un botón: comparte plataforma con el mismísimo Bentley Bentayga. Está claro que Audi apuesta muy fuerte por su nuevo modelo y no solo en su desarrollo, pues ha elegido el desierto de Atacama (Chile) como escenario para su primera prueba.

Medidas del Audi Q8

El nuevo Audi Q8 mide 4,98 metros de largo, es decir, se coloca muy cerca del Audi Q7 que mide 5,05 metros. Sin embargo, son modelos muy distintos por diseño y comportamiento. Como puedes ver en las imágenes, el Q8 apuesta por una línea distinta a lo visto en los modelos de la marca hasta ahora, con un frontal muy poderoso dominado por las parrilla SingleFrame y una trasera de luz continua heredada del Audi A7.
Mide 1.995 mm de ancho y 1.705 mm de alto. Con una distancia entre ejes de casi 3 metros, ofrece un generoso espacio con un habitáculo que mejora al de sus rivales de Mercedes y BMW en las dimensiones más relevantes, incluyendo la longitud y la altura. Para la parte posterior existe la posibilidad de montar tres asientos individuales con regulación longitudinal. 

Por ahora, con un motor 50 TDI

La venta del Audi Q8 en España se producirá a partir del mes de julio y lo hará en una primera fase solo un un motor, un 3.0 TDI que entrega 286 caballos de potencia. Con código Audi 50 TDI, este bloque solo pesa 190 kilos (el peso del Audi Q8 se va hasta 2.145 kilos) y disfruta de un enorme par de 600 Nm que le otorga una gran patada a la hora de acelerar. Alcanza una velocidad punta de 232 kilómetros por hora y se asocia a un cambio automático Tiptronic de ocho relaciones con manejo secuencial. Esta transmisión cuenta con un embrague que se abre para interrumpir la transmisión de fuerza en situaciones donde el coche rueda con inercia y así aumenta la suavidad y el confort de marcha, dos de su grandes virtudes al volante.

Audi Q8

De hecho en marcha la sensación que transmite es de llevar un coche más pequeño, más manejable y con un comportamiento dinámico sobresaliente. La dirección progresiva de serie permite gobernar la Q8 con gran precisión y la suspensión regulable filtra los baches con una eficacia brutal. La ruta de 300 kilómetros por el desierto de Atacama es un test muy duro para verlo y el confort que consigue es mayúsculo. Los frenos detienen el conjunto sin fatiga (hablamos de más de 2.000 kilos) y, eso sí, el consumo si te olvidas de cuidar el acelerador de muestra algo sensible.

Tecnología Mild Hybrid en su motor

El motor 3.0 TDI se combina con la tecnología Mild Hybrid, es decir: cuenta con un sistema eléctrico primario de 48 voltios que incorpora dos elementos fundamentales: una batería de iones de litio ubicada bajo el compartimento de carga y un alternador BAS conectado al cigüeñal. En las fases de deceleración es capaz de recuperar hasta 12 kW de potencia para alimentar la batería.
A velocidades de entre 55 y 160 km/h, el SUV coupé puede rodar en modo de marcha por inercia hasta un máximo de 40 segundos con el motor desactivado siempre que el conductor levante el pie del acelerador. El BAS se encarga después de encender el motor de forma rápida y suave. El sistema start-stop comienza a actuar desde una velocidad de 22 km/h. Según la marca, esto se cifra en un ahorro de combustible del 0,7%.

La suspensión variable del Audi Q8

De serie, el Audi Q8 viene con suspensión de dureza variable y el drive select, que te permite elegir entre siete programas de conducción:  comfort, auto, dynamic, individual, efficiency, allroad y offroad. Interviene en la gestión del motor, la transmisión, la dirección, el aire acondicionado o la tracción total, y el último solo está disponible en combinación con la suspensión adaptativa. Esta cuenta con control de amortiguación es opcional y cubre un amplio espectro entre el confort y la deportividad. En este último caso, el Audi Q8 se asienta 15 mm más cerca de la carretera que con la suspensión de serie, que ofrece 220 mm de altura libre al suelo. La suspensión adaptativa se puede ajustar en cuatro modos mediante el sistema de conducción dinámica Audi drive select, que es capaz de variar la altura hasta en 90 mm según lo desee el conductor o lo requiera cada situación. A velocidades de hasta 30 km/h, el conductor puede incrementar la altura hasta en 50 mm y, a medida que la velocidad aumenta, la el sistema se encarga de rebajar la altura de la carrocería automáticamente y por fases.

Audi Q8

Así es el Audi Q8 por dentro

Por dentro, el interior del Audi Q8 es (con mucha diferencia) el más futurista que te puedes encontrar en estos momentos dentro de su categoría. Todos esta dominado por la era digital, desde el Virtual Cockpit del grupo Volkswagen que forma el cuadro de relojes hasta las dos enormes pantallas de la consola central táctiles para manejar todas las funciones de info-entretenimiento. En las plazas traseras, gracias a sus tres meteos de batalla, hay espacio de sobra para piernas y la copa de altura es muy buena. La calidad de acabado resulta sensacional en todo el habitáculo y el maletero cubica 605 litros, que se amplían a 1.735 listos si abates los respaldos.

Máxima tecnología de iluminación

En las ópticas delanteras, se puede elegir entre dos versiones, ambas con tecnología LED. En la zona superior se integran los diodos correspondientes a la luz diurna y de cruce, entre otras funciones. La luz de carretera está debajo, oscurecida y en una posición retrasada. En el sistema de iluminación opcional HD matrix LED, la luz de carretera de cada lado comprende 24 diodos LED individuales, que se encargan de iluminar la carretera de una manera dinámica y precisa, evitando deslumbrar a otros usuarios de la vía. También hacen las veces de luces de curva.

El Audi Q8 está disponible con doce colores: dos acabados de pintura sólida y diez de efecto metalizado o perlado. El nuevo color naranja ‘dragon orange’, que es exclusivo del Q8, pone el acento en la deportividad. Elementos como los paragolpes, los pasos de rueda, las molduras y el difusor vienen de serie en antracita granulado, aunque también están disponibles en el color de la carrocería o en la tonalidad Gris escandio, un antracita de efecto altamente brillante. En el paquete exterior S line, el marco de la parrilla Singleframe, los elementos decorativos de la parte inferior delantera y trasera, las protecciones inferiores y las molduras tienen un acabado gris platino mate. Esto enfatiza tanto la dinámica como el carácter off-road de este Audi.

Precio del Audi Q8

Audi ya ha confirmado que el precio del nuevo Q8 partirá del 85.000 euros, una cifra que le coloca por encima de los Audi Q7 y compañía. En 2019 ampliará su gama de motores con otro TDI de 231 CV y un gasolina TFSI de 340 CV. En España se pone a la venta en julio y las primeras entregas se producirán en septiembre. De serie monta llantas de aleación de 19 pulgadas, luces LED, MMI Navegación Plus, sensor de parking y Audi Smartphone. Comparado con sus rivales, el Q8 se pone en precio por encima del BMW X6 (75.900 euros).

Lecturas recomendadas