Skip to main content

Prueba

Prueba: Porsche Panamera GTS Sport Turismo. Todavía más "Sport"

Prueba del Porsche Panamera GTS Sport Turismo
Nota

9

Porsche resalta el potencial deportivo de su Panamera con las siglas GTS, tanto en su variante berlina como en el familiar Sport Turismo. En esta prueba en circuito del Porsche Panamera GTS, hemos sacado su quintasencia.

Empecemos por su corazón: bajo el capó de este Porsche Panamera late un V8 de cuatro litros biturbo con 460 CV, capaz de propulsarle de 0 a 100 km/h en solo 4,1 segundos. La óptica de este modelo, con el paquete Sport Design, incorpora acentos en negro por fuera, y Alcántara en el interior. 

Para un comportamiento muy deportivo y eficaz, monta un sistema de chasis claramente enfocado al dinamismo, con suspensión neumática de tres cámaras. Por cierto: ya se pueden hacer pedidos de este modelo: parte de cerca de los 140.000 euros. 

Estrena head-up display

El nuevo y colorido head-up desplaye llama la atención enseguida. Se ha introducido por primera vez en el Panamera GTS, pero enseguida se extenderá al resto de la gama. Puede configurarse de forma individual, y presenta, según lo elijas, las revoluciones, la velocidad, los tiempos por vuelta, el navegador, la temperatura exterior y otras informaciones. 

VÍDEO: Esto implican las siglas "GTS"

Los revestimiento de Alcántara alcanzan al techo y el volante, y añade elementos en aluminio que le dan al GTS un look identitario. Los asientos deportivos con 18 regulaciones y la calefacción del volante también son de serie en esta variante. 

Por lo demás, quien ya haya estado antes en un Panamera se sentirá enseguida como en casa: los elementos de control, así como los de seguridad y el sistema multimedia PCM son los mismos que en las otras versiones. 

Opcionalmente puedes añadir en el interior el paquete GTS, que incluye el emblema en los reposacabezas y costuras en los asientos y las alfombrillas en los colores rojo y blanco. 

¡Al circuito!

Tras unas pocas chicanes en el circuito de Fórmula 1 de Bahrein, me queda claro: el nuevo Panamera GTS tiene unas cualidades en curva excepcionales. El coche tiene un ajuste perfecto y una combinación óptima de agarre y deportividad, y es tremendamente ágil para su tamaño y peso, teniendo en cuenta que mide cinco metros de largo y arroja dos toneladas a la báscula. 

Prueba del Porsche Panamera GTS Sport Turismo

La suspensión neumática con tres cámaras reduce la altura del conjunto en diez milímetros, y los amortiguadores tienen un tarado perceptiblemente más firme de lo habitual en este modelo. 

El V8 de cuatro litros biturbo suena, especialmente en modo Sport, condenadamente rabioso. ¿Agujero del turbo? Ni rastro. El conocido cambio de ocho velocidades con doble embrague (PDK) tiene un desempeño perfecto, las primeras seis marchas catapultan al coche hacia el horizonte con increíble precisión, y las séptima relación es más larga para llanear con cierto relajo. El coche no deja de aumentar su velocidad hasta los 292 km/h.

Frenos descomunales

Su aceleración negativa también me ha dejado con la boca abierta: los frenos GTS (395 mm delante y 365 detrás) detienen a este pesado conjunto con inusitada vehemencia. Y gracias al espoiler trasero de tres partes (ya lo conocemos del Panamera Turbo), que se desplaza hacia arriba y hacia los lados, tiene un extra de presión al asfalto en el eje trasero. 

Prueba del Porsche Panamera GTS Sport Turismo

El chasis adaptativo PASM (Porsche Active Management System) se ha retocado para el GTS, de modo que el aplomo en su pisada es aún mayor. Todo esto logra que el Panamera GTS sea uno de los coches de la categoría de lujo más puramente deportivos que podemos encontrar hoy en día en el mercado. 

Pero este modelo no está concebido para entrar en circuito, sino para viajar con mucho confort. Y en eso, el GTS logra una combinación excelsa entre comodidad de uso diario y deportividad. Gracias a la gestión de los cilindros adaptativa, permite rodar relajadamente por ciudad con solo cuatro pistones. 

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Conclusión

Lo mejor

Comportamiento deportivo y confortable a partes iguales.

Lo peor

Consumo, emisiones, precio, y que pesa dos toneladas.

Lecturas recomendadas