Patrocinado por:

Práctico

Todo lo que debes saber sobre el renting

Todo lo que debes saber sobre el renting

Noelia López

14/06/2014 - 14:08

Si no quieres realizar un desembolso importante por la adquisición de un vehículo y, además, quieres deducirte hasta el 100% de su renta mensual, el renting es una fórmula que puede interesarte. Te contamos todo lo que debes saber.

Javier es abogado y tiene un bufete en Talavera de la Reina (Toledo), aunque hace unos años que abrió otro en el centro de Madrid. Ha estado mirando un coche de alta gama, pero no quiere realizar un desembolso excesivo ni pensar en cuándo realizar los mantenimientos, cambiarle las ruedas cuando toque, etc... Él solo quiere echarle gasolina y punto. Y si además puede desgravarse algo, mejor que mejor... Su historia es perfecta para contarte todo lo que debes saber sobre el renting.


Ha estado averiguando qué le ofrece el renting y el leasing. Se ha decidido por el primero porque también es de los que le gusta estrenar coche cada pocos años y no le tiene apego a las cosas. Y tampoco se lo quiere quedar más de unos pocos años, ni pagar al final de ese periodo de alquiler otra gran cantidad de dinero. Por eso desechó el leasing.

Comodidad ante todo

Es uno de los principales motivos por los que Javier eligió el renting. Él usa el coche y no se preocupa de nada más. Paga una cuota mensual pactada con la empresa propietaria del vehículo y en ella van incluidos una serie de servicios: el uso durante el periodo o los kilómetros contratados, el mantenimiento el seguro a todo riesgo.

En ese mantenimiento hay leves diferencias, pero prácticamente todas aseguran la reparación de las averías que surjan, las revisiones dictadas por el fabricante durante todo el periodo contratado, la sustitución de neumáticos, la asistencia en carretera desde el kilómetro cero, el pago de los correspondientes impuestos y, últimamente se ha puesto de moda, la gestión y defensa de las multas que puedan caerte.

El vehículo de sustitución suele ser opcional y si el tuyo se avería, deberás pagar una cantidad extra por los días que quieras seguir teniendo medio de transporte. También tendrás, en casi todas las empresas, un límite de kilómetros a realizar con el vehículo en un periodo de tiempo, pasado el cual deberás devolver el coche o, lo dicho, pagar una cuota que normalmente es muy alta y no te merecerá la pena.

Si piensas en quedarte el coche, mejor el leasing.

Supongamos ahora que Javier, en vez de ser abogado, es el dueño de una inmobiliaria. Tiene 25 comerciales que se mueven por toda España buscando pisos para comprar y vender. A este Javier también le puede resultar más interesante la opción de adquirir 25 coches de renting. Para empezar, se olvida de su mantenimiento, que puede ser una locura. Pero es que también le permitirá disponer del uso de un inmovilizado sin aumentar el endeudamiento de su empresa.

Otra ventaja: el renting es un tipo de alquiler, por lo que tiene la consideración de gasto fiscalmente deducible, es decir, el importe de la renta mensual se puede deducir para empresarios y sociedades mercantiles, así como desde el 50% hasta el 100% del IVA según se demuestre la implicación del vehículo con la actividad profesional.

El tercer Javier que nos ocupa es un periodista que trabaja por cuenta ajena. A todos los efectos es un particular, ni autónomo ni empresario. Y es al que menos le va a interesar la opción del renting. Porque cuando un particular alquila un vehículo, el gasto no es fiscalmente deducible; pero se beneficia, eso sí, de la economía a escala con la que trabajan las empresas de renting, que se la trasladan, con lo que se alcanzan mejores precios y servicios.

Renting flexible

Últimamente ha cobrado gran importancia el renting flexible, con cuotas ligeramente más elevadas, pero que permite la adquisición de coches durante menos meses (según la empresa de renting, desde 1 o 2 meses), ya que el habitual suele abarcar un periodo de 12 a 60 meses, siendo lo normal y más común unos 48 meses o cuatro años.

El renting flexible permite, además, cambiar el vehículo en cualquier momento si las necesidades de la empresa lo demandan, así como proceder a su devolución cuando se quiera, sin ningún tipo de penalización (atento a la letra pequeña).

Y... ¿qué ocurre cuando finaliza el contrato? Hay diferentes alternativas. La más lógica sería devolver el vehículo (se suelen poner luego a la venta con precios muy asequibles) y contratar uno nuevo. Existe la posibilidad de estudiar y negociar una ampliación del contrato, pero ten en cuenta que las compañías te subirán la cuota, dado que el kilometraje es mayor y las posibilidades de averías aumentan.

La última posibilidad es la ya comentada de comprar el vehículo por parte del arrendatario. Pero aunque la cuota sea alta, si el coche te gusta y no ha dado problemas... puedes valorarlo. Los vehículos de renting en España suponen ya más del 14% del total de matriculaciones. Y puede que tú, tras leer este artículo y aunque no te llames Javier, también te decidas por esta opción.

Ventajas del renting:

Fiscales: la cuota mensual es deducible hasta un 100% en el Impuesto de Sociedades. El IVA correspondiente también es deducible en al menos un 50%, un porcentaje que se incrementa si se puede demostrar una mayor afección del vehículo a la actividad profesional.

Liquidez: al tratarse de un alquiler no hay que hacer frente a toda la inversión o dar una entrada para comprar los vehículos.

No te pierdas: los cinco coches más alquilados en renting

Seguridad e imagen: La renovación de forma periódica garantiza la adquisición de los últimos avances en seguridad, eficiencia energética, etc... Esto, junto a la moderna imagen del vehículo mejora la motivación de los empleados.

Tranquilidad: al externalizar la gestión de la flota de vehículos, transfiriendo a la compañía de renting el riesgo de obsolescencia, averías e imprevistos que se dan en los vehículos.

Desventajas del renting:

Tendrás que continuar con el renting por el plazo contratado salvo que pagues un alto coste de cancelación.

Deberás cumplir con todas las condiciones del contrato (revisiones, seguro...) y hacer un ajuste final por los kilómetros realizados.

El renting, a diferencia del leasing, no contempla la opción final de compra. Pero la empresa de renting suele venderte el vehículo, eso sí, por un valor residual bastante más alto que en un leasing.

Seis ejemplos:

Alphabet es una de las empresas de renting más interesantes donde puedes gestionar tu flota de vehículos o dónde poder adquirir el tuyo particular. El precio que se indica es la cuota mensual, sin aportaciones iniciales y para 48 meses, realizando un máximo de 80.000 km (el BMW i3 60.000 km). Incluye seguro a todo riesgo, asistencia 24 horas, mantenimiento, gestión de multas, impuestos, neumáticos, etc...

Ford Ka. 231 euros.

Se trata del Ford Ka Urban 1.2 Duratec Auto Start Stop con 69 CV, cambio manual y tres puertas. Incluye la opción de la pintura metalizada.

Seat Ibiza. 249 euros.

El Seat Ibiza del ejemplo lleva motor diésel. Concretamente el 1.2 TDI de 75 CV en acabado Reference. Su cambio de marchas es manual, tiene cinco puertas y pintura metalizada.

Mini One D. 283 euros.

¿Por qué no alquilar un coqueto Mini? Este modelo también es diésel y se trata del motor de 95 CV con carrocería de tres puertas y cambio manual.


Nissan Qashqai. 327 euros.

¿Y un SUV? ¿Frecuentas caminos de tierra? Bueno, tampoco hace falta... Este Nissan Qashqai un 1.5 dCi Acenta 4x2 de 110 CV y cambio manual, también con pintura metalizada.

BMW 318 d. 481 euros.

Todo un vehículo de representación. Tiene cuatro puertas y un motor diésel de 143 CV con cambio manual. Para empresas incluye el paquete Business.

BMW i3. 589 euros.

También puedes ‘lucir’ en tu empresa un vehículo eléctrico de última generación como este BMW. Es automático y está cubierto durante 60.000 km.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches