Práctico

Mantenimiento del Fiat 500: todo lo que debes saber

Virtudes y defecto Fiat 500
Noelia López

No, no todos los coches son iguales

Sí, todos los coches deben ser sometidos a un mantenimiento periódico que incluye, entre otras operaciones, el cambio de aceite (y filtros, cuando toque); la revisión de la presión de los neumáticos... Pero no, en todos los coches no se hace al mismo tiempo ni de la misma manera.

"El Fiat 500 es un coche nuevo en todo, incluso en los criterios de mantenimiento", dice textualmente el manual de mantenimiento del modelo italiano. "Por eso, Fiat ha preparado un primer servicio de control a los 2.000 kms e intervenciones de mantenimiento cada 10.000 kms", prosigue el libro oficial.

Y por eso, porque el de este coche no es un como el de los demás, hemos pensado que estaría bien recapitular las claves del mantenimiento del Fiat 500. 

Lo que debes revisar cada 10.000 kms

Fiat establece los criterios de revisión del Fiat 500 por cada 10.000 kms recorridos.

En base a lo que establece en el manual de mantenimiento del Fiat 500, cada 10.000 kms andados el propietario debe revisar los siguientes puntos:

  • Neumáticos, prestando especial atención al alineado, rotación y desgaste.
  • Pastillas de freno y discos delanteros. Si el espesor de la pastilla de frenos es menor de 5 mm, hay que cambiarla.
  • Revisión de los niveles. Ya sabes, líquido refrigerante, líquido de frenos, lavacristales...
  • Cambio de aceite y filtro. Más adelante entramos en esta parte con más detalle.
  • Cambio del filtro del aire.
  • Control visual del estado de las correas (del alternador, el aire acondicionado...)
  • Revisión del nivel del aceite de la caja de cambios.
  • Control de sistemas de seguridad. En este punto el manual del Fiat 500 habla de las escobillas limpiaparabrisas, los cinturones de seguridad, el sistema de iluminación y señalización externa, el  sistema de apertura y cierre de puertas...

Lo que debes revisar cada 20.000 kms

Además de lo anterior, de forma alterna, esto es cada 20.000 kms debes acudir a un centro oficial Fiat para que comprueben que todo funciona correctamente en los sistemas de encendido e inyección (entre otras cosas comprobarán el correcto funcionamiento de las bujías). También harán un control de las emisiones de los gases de escape (recuerda que con la nueva ITV el tema de las emisiones se pone muy serio).

Cada 20.000 kms el manual señala también que deberías poner un filtro antipolen nuevo. 

Otras revisiones 

Cada 500 kms o antes de realizar un viaje largo, Fiat aconseja hacer una revisión de los niveles, esto incluye el aceite, el líquido refrigerante, el líquido de freno y la servodirección, el líquido de la batería, el líquido limpiacristales y la presión y estado de los neumáticos.

Además, cada dos años es necesario sustituir el líquido de frenos del Fiat 500 y rellenar el depósito del líquido refrigerante que según las indicaciones del fabricante debe llevar un 50% de Paraflu UP y un 50% de agua pura.

Las operaciones de mantenimiento a largo plazo incluyen:

  • Sustitución de las correas del aire acondicionado y el alternador. Se hará cada 60.000 kms o cada 20.000 kms en caso de que el coche transite mucho por caminos polvorientos, arenosos o con barro.
  • Control y limpieza en caso necesario del sistema de ventilación del cárter del motor. Fijado cada 60.000 kms.
  • Sustitución del líquido de frenos. Esto se hará cada 60.000 kms o cada 24 meses.
  • Aceite de la caja de cambios. El manual establece que hay que revisar el nivel y el estado cada 40.000 kms. A los 120.000 kms o a los 150.000 kms para los modelos de transmisión automática, hay que renovarlo.
  • Bujías, hay que revisar su estado y cambiarlas en caso necesario, cada 30.000 kms.
  • Sustitución de la correa de distribución: cada 60.000 kms.

Todo este manual de mantenimiento es apto para el Fiat 500L Beat Edition que sale en el vídeo

Plan Anual de Mantenimiento 

Para aquellos Fiat 500 que recorren menos de 10.000 kms el primer año, Fiat ha preparado un plan de mantenimiento anual. Incluye:

  • Control del estado/desgaste de los neumáticos y eventual regulación de la presión (incluyendo la rueda de repuesto). -
  • Control del funcionamiento de la instalación de iluminación (faros, luces de giro, luces de emergencia, compartimiento de equipajes, habitáculo, guantera, testigos del cuadro de instrumentos, etc.).
  • Control del funcionamiento de la instalación del limpia/lavaparabrisas, regulación de los pulverizadores.
  • Control de la posición/desgaste de las escobillas del limpiaparabrisas y del limpialuneta.
  • Control del estado y desgaste de las pastillas de los frenos delanteros.
  • Control visual del estado del: motor, cambio, transmisión, tubos (escape - alimentación del combustible - frenos) elementos de goma (capuchones - manguitos - forros etc.), tubos flexibles, sistema de frenos y alimentación.
  • Control del estado de carga de la batería.
  • Control visual de las distintas correas de mando.
  • Control y eventual repostado del nivel de los líquidos (refrigerante motor, frenos, lavaparabrisas, lavaluneta, batería, etc.).
  • Sustitución del aceite motor y del filtro aceite motor
  • Sustitución del filtro antipolen.

Pincha aquí para saber más del Fiat 500

Imagen de perfil de Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees