Prueba

Abarth 500C esseesse, un Fiat 500 atómico

Emilio Salmoral

17/02/2012 - 10:00

Si un Abarth 500C ya es suficiente para llegar a casa con una sonrisa en la cara, con el kit de preparación ‘esseesse’ puede que vuelvas con el rostro totalmente descolocado. Sin duda, este utilitario tiene poco de inocente y mucho de deportivo.

Mejorar lo bueno, eso es lo que quiere hacer Abarth con el kit esseesse. Te soy sincero, el motor de 140 CV es más que suficiente para un coche tan ligero y pequeño (no mide más de 3,6 metros de longitud). Pero como siempre hay alguien que desea más, debe existir la persona que esté dispuesta a ofrecerlo. Ahí aparecen los chicos de Abarth y su Abarth 500C con la nueva opción, para hacerlo más deportivo y radical un coche que ya lo era. 

Lo cierto es que esta preparación es bastante interesante. Está compuesta por unas llantas de aleación de 17 pulgadas con unos neumáticos 205/40 ZR (curiosamente, su precio de 120 euros/unidad es bastante razonable) y unos discos Brembo delanteros ventilados y perforados. Los traseros también lo están. Además, las pastillas tienen mucha mordiente. Me gusta que Abarth se haya preocupado del tema frenos, pues tan importante es correr como luego poder detenerse a la llegada de las curvas. No obstante, yo redondearía el conjunto con unos latiguillos metálicos (no suele haber problemas para pasar la ITV) y un líquido de frenos de alta temperatura de ebullición.  

Pero las mejoras técnicas no acaban aquí. Una de las más importantes está en los amortiguadores Koni FSD. Hace siete años los estuve probando en el circuito de holandés de Zandvoort (diseñado por Hugengolt, el mismo que hizo el Jarama y Suzuka) y me gustaron mucho. No son nada secos en dureza y tienen una compresión progresiva, por lo que no te vas dejando los riñones en cada bache. Por otro lado, los muelles también son específicos.

160 CV de potencia

El motor también se ha optimizado con un filtro de aire deportivo, que ayuda a que este cuatro cilindros turbo respire mejor. Lo más importante es la nueva configuración de la centralita, que permite que la potencia máxima crezca hasta los 160 CV a 5.750 rpm (frente a los 140 a 5.000 del 500C normal). Además, el par máximo se eleva hasta los 230 Nm a 3.000 rpm siempre que pulses el botón 'Sport'. ¿Resultado? Este coche empuja con muchas ganas, te deja pegado al asiento y sus 160 caballos cunden mucho en un juguete que solo pesa 970 kilogramos.

Sin embargo, no ha colmado todas mis expectativas. Es más, esperaba un coche más agresivo y deportivo. Para la mayoría de los usuarios, su radicalidad está muy por encima de lo que buscan casi todos los conductores. Pero si le pides de verdad, me encuentro con detalles muy mejorables. Para empezar, el control de estabilidad no es desconectable. Y lo que es peor, interviene demasiado y solo puedes desconectar el de tracción. Por un lado comprendo esta decisión, ya que las frenadas fuertes con un coche de solo 2,3 metros de batalla son bastante críticas: como no mantengas el volante recto como un tiralíneas, la zaga comienza a moverse como Travolta en Fiebre del Sábado Noche. Además, el tacto de la dirección no es todo lo preciso que me gustaría y lo mismo le sucede a la palanca de cambios. Eso sí, el coche corre que se las pela, se planta de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos y recupera con mucha energía. A la contra, también consume demasiado combustible. Declara unos optimistas 6,5 l/100 km pero la realidad me ha llevado hasta los 8,1 litros. Quizás una sexta velocidad escalonada con un desarrollo de unos 42 km/h, que te permitiera circular a 120 rozando las 2.800 rpm, ayudaría a bajar de los 7,5 l/100 km.  

¿Me compraría un Abarth 500C con el kit esseesse? Pues no, cuesta la friolera de 25.440 euros y con la versión normal ya tengo suficiente. Incluso me conformaría con el Fiat 500C con el motor de 1,4 litros y 100 CV, que va fenomenal e implica 18.350 euros.

Lecturas recomendadas

Todo sobre Abarth

Abarth 595 500 Cabrio

Acabados de Abarth 500 Cabrio 2011 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Abarth 595

Buscador de coches