Skip to main content

Práctico

Motor

Híbridos y eléctricos: ¿cuál elijo?

hibrido

¿Cuál elijo, híbrido o eléctrico? Analizamos qué ventajas y desventajas tiene cada tipo y te ayudamos a que puedas elegir la opción que mejor se adapte a ti. 

En un momento en el que cada vez existen más alternativas entres las que elegir cuando te enfrentas a la compra de un coche nuevo, escoger la opción que más se adapta a ti, se torna más complicado. Hay coches con motor de gasolina, diésel, GLP y GNC, híbridos, híbridos enchufables, eléctricos y de pila de combustible. Las opciones que suenan con más fuerza son los coches híbridos y eléctricos, pero, ¿cuál elegir realmente?

Vehículo híbrido: ¿qué debes saber?

Si estás pensando en comprar un coche híbrido o un coche eléctrico, en este artículo vamos a tratar de analizar cada uno de estos tipos de vehículo, destacando cuáles son sus principales ventajas y desventajas, así como una serie de recomendaciones a la hora de tomar la decisión de compra final. 

Ventajas de coche híbrido y coche eléctrico

Un coche híbrido es aquel que combina un motor térmico (gasolina o diésel) junto a uno o más motores eléctricos alimentados por una batería. Pueden funcionar utilizando tan solo un propulsor, o combinarlos para obtener el máximo rendimiento y eficiencia. Pero, ¿cuáles son las principales ventajas de los coches híbridos?

  • Más económicos: los coches híbridos son más económicos por norma general. Es cierto que su precio es más elevado que el de un vehículo tradicional, pero cada vez se reducen más las diferencias y siguen siendo más baratos que un eléctrico puro.
  • Más fáciles de utilizar: también son más fáciles de usar gracias a que toda su tecnología está automatizada, es decir, el propio coche elije qué motor o motores utiliza en cada momento, optimizando la carga de la batería y reduciendo el consumo y las emisiones de CO2.
  • Mayor autonomía y menor consumo: al combinar un depósito de combustible con una batería, la autonomía total de un coche híbrido es siempre mayor a la de un vehículo tradicional de prestaciones similares. También es más bajo el consumo y las emisiones, lo que supone un ahorro tanto en combustible como en impuestos (matriculación y circulación).
  • Siempre disponibles: siempre están disponibles, ya que la batería no necesariamente debe estar cargada para poder utilizarlo. Cuentas con el motor térmico y su depósito de gasolina para disponer del coche siempre que lo necesites. Además, los sistemas de recuperación de energía ayudan a recargar la batería incluso en marcha.
  • Etiqueta ECO o Cero Emisiones: dadas sus características, un híbrido está categorizado con el distintivo ambiental ECO de la DGT. Si se trata de un híbrido enchufable con más de 40 kilómetros de autonomía eléctrica, accede a la pegatina Cero Emisiones.

Vídeo: 5 híbridos que compensan más que un gasolina:

En el caso de los coches eléctricos, son todos aquellos que disponen de un sistema de propulsión compuesto por uno o más motores eléctricos alimentados por una batería. No utilizan ningún tipo de combustible fósil ni hidrógeno (estos últimos serían coches de pila de combustible de hidrógeno que, aunque se mueven con un motor eléctrico, obtienen la energía a través del hidrógeno). Estas son las principales ventajas de los coches eléctricos

  • Consumo y emisiones nulas: el consumo de combustible y las emisiones de partículas contaminantes son nulas en un coche eléctrico. La energía eléctrica no genera ningún tipo de residuo en su utilización en un vehículo, mientras que el consumo de un coche eléctrico se mide en kWh/100 km en lugar de litros/100 km.
  • Altas prestaciones: por lo general, los motores eléctricos ofrecen bastante potencia y un par motor instantáneo que se entrega desde el primer momento, por lo que no es necesario alcanzar un mínimo de revoluciones. También ofrecen una gran aceleración y, al ser automáticos, son coches realmente cómodos de conducir.
  • Bajos costes de uso: los costes por utilización son muy bajos. El mantenimiento se limita a pastillas y discos de freno, neumáticos y componentes de la suspensión. Además, recargando en el trabajo o en estaciones de carga pública, los gastos se ven reducidos considerablemente.
  • Más autonomía eléctrica que un híbrido: al estar equipados con una batería de mayor capacidad, un coche eléctrico ofrece una mayor autonomía que un híbrido o híbrido enchufable usando tan solo electricidad como fuente de energía.
  • Silenciosos: los eléctricos son coches realmente silenciosos. No emiten apenas sonido cuando viajas, por lo que ayuda a reducir la contaminación acústica de las ciudades.
  • Etiqueta Cero Emisiones: por último, un coche eléctrico siempre está categorizado con el distintivo ambiental Cero Emisiones de la DGT, la etiqueta menos restrictiva. Los conductores también se benefician de ventajas como ahorro en impuestos o estar exentos del pago por aparcar en zonas reguladas y acceder a autopistas de peaje, entre otros.

Desventajas de coche híbrido y coche eléctrico

A pesar de las importantes ventajas que ofrece tanto los coches híbridos como los eléctricos, también existen una serie de inconvenientes a tener en cuenta. Estas son las desventajas de los coches híbridos:

  • Dependientes del combustible: un coche híbrido aún es dependiente del combustible fósil. Esto supone un gasto añadido al que tienes que hacer frente tras la compra.
  • Aún contaminan: al utilizar combustible tradicional, se generan emisiones contaminantes. Si bien es cierto que son más reducidas que las de un coche tradicional, un híbrido aún es contaminante.
  • Su mecánica es más compleja que la de un coche tradicional: cuenta con mínimo dos motores (térmico+eléctrico) y una batería híbrida. Esto hace que haya más componentes funcionando al mismo tiempo y que sea más fácil que alguna parte falle y se produzca una avería.
  • Más difícil de acostumbrarse a su uso: al principio, conducir un coche híbrido puede parecer más complejo y requiere de cierto período de adaptación. Si realmente quieres ser eficiente con un híbrido, deberás aprender a conducirlo, algo que no es del todo necesario (o complejo) en un coche tradicional.

Vídeo: ¿qué son las baterías en estado sólido?:

Y estas, las desventajas de los coches eléctricos:

  • La autonomía puede no ser suficiente: la autonomía es la mayor de sus desventajas. Aunque ya existen coche que superan incluso los 700 kilómetros de autonomía con una sola carga, lo cierto es que la media aún se sitúa entre 200 y 300 kilómetros por carga, lo que dificulta poder viajar y aumenta la conocida ansiedad por la autonomía (miedo a quedarse tirado por agotar la batería y no poder recargar).
  • Es obligatorio recargar su batería: esto nos lleva a la segunda gran desventaja. Es necesario recargar la batería si quieres volver a utilizar el coche. Por lo general, suelen ser varias horas de carga para llenar la batería desde un enchufe doméstico. Existen cargadores más rápidos e incluso estaciones de carga rápida que reducen a unos pocos minutos disponer de una buena parte de la batería cargada (normalmente un 80%). Sin embargo, se desaconseja su uso reiterado por el desgaste que genera en las celdas de la batería, mermando su rendimiento y autonomía a largo plazo.
  • Son más caros: los coches eléctricos son indudablemente más caros que uno con motor térmico tradicional o un híbrido. A igualdad de prestaciones, un eléctrico siempre tendrá un precio más elevado que cualquier otro tipo de vehículo (a excepción de los coches con pila de hidrógeno). Existen ayudas a la compra, como el Plan Moves III, que reducen algunos miles de euros el precio.
  • Tienen una velocidad máxima muy limitada: para que no se vea muy afectada la autonomía, un coche eléctrico ofrece una velocidad máxima limitada a 140, 160 o 180 km/h. No es un factor clave en la decisión de compra, pero puede influir para algunos conductores.
  • El coste de la recarga no siempre es gratuito: cargarlo en casa o en estaciones públicas de pago implica que tendrás que afrontar un coste por recargar la batería del coche eléctrico. Requiere, además, de cierta planificación para no disparar los gastos a final de mes a pesar de no tener que pasar por la gasolinera.

Qué coche comprar: ¿híbrido o híbrido enchufable?

Si te has decantado por un híbrido y no sabes qué tipo de vehículo elegir, en este apartado te ayudamos a, al menos, que sepas diferenciarlos para escoger la opción que mejor se adapta a tu día a día. La principal diferencia entre un híbrido y un híbrido enchufable es que el segundo carga su batería conectándose a la red eléctrica. También ofrecen mayor potencia combinada y autonomía eléctrica al incluir una batería de más capacidad, mientras que la etiqueta de precio es más baja en los híbridos convencionales.

Para elegir la mejor opción, analiza qué uso vas a hacer del coche. Si tus desplazamientos serán mayormente urbanos, buscas un coche con distintivo ambiental Cero Emisiones con el que no sufrir las restricciones, y tienes acceso a un punto de carga doméstico o en el trabajo, la elección que debes hacer es la de un coche híbrido enchufable.

Patinetes eléctricos baratos

Patinetes eléctricos baratos: los mejores precios

Cada vez son más los ciudadanos que se rinden a los encantos de los patinetes eléctricos. La razón es simple: su autonomía, su velocidad y su formato plegable ayudan a cubrir el trayecto entre el transporte público (o privado) y tu destino. Aquí, la lista de patinetes eléctricos baratos.

Por el contrario, si cuentas con un presupuesto más limitado, vas a realizar desplazamientos mixtos (carretera y ciudad) y prefieres olvidarte de recargas y autonomía, el coche híbrido es para ti. Analiza bien qué te ofrece cada modelo, los precios, prestaciones y consumos de combustible y energía. No olvides que la etiqueta ambiental es diferente en cada tipo de híbrido y que podrías tener problemas para acceder a núcleos urbanos incluso conduciendo un coche electrificado.

Y además