Skip to main content

Práctico

Qué cubre el seguro ( y qué no) en caso de que te roben el coche

Qué debes hacer si te roban el coche

Muchas y muy variadas son las preguntas que te hacen al contratar el seguro del coche y las opciones que puedes añadir o quitar para subir o bajar el precio. Una de ellas es la cobertura en caso de robo. Para que tomes la decisión adecuada te vamos a contar qué cubre el seguro (y qué no) en caso de que te roben el coche.

Qué hacer si te roban el coche

Normalmente la cobertura de robo está incluida en los seguros a todo riesgo y se ofrece como extra en los seguros a terceros. 

El seguro cubre el robo, no el hurto

Lo primero es tener claro qué robo y hurto no son sinónimos y que las compañías de seguros solo se dan cobertura en caso de robo.

  • robo es cuando se utiliza la fuerza
  • hurto cuando no la hay

Por ejemplo, si te roban el coche y para ello te rompen la ventanilla se considera robo, pero si se lo llevan porque por despiste al ir a repostar has dejado las llaves puestas no será un robo sino un hurto. En el primer caso tendrás el apoyo de la compañía de seguros; en el segundo, no.

Qué cubre el seguro del coche en caso de robo

Antes de pedir cuentas al seguro es importante que leas primero la letra pequeña de vuestro contrato. Lo que a continuación repasamos son las condiciones más extendidas, pero no tienen por qué ser las que establece tu póliza.

  • En caso de robo total.
    Vas a buscar tu coche y no está dónde lo habías cogido. Tras poner la denuncia el siguiente paso es llamar al seguro y preguntar: ¿qué me vais a dar?
    La mayor parte de las compañías consideran un robo total como un siniestro total pues en ambos casos hay pérdida total del vehículo. La indemnización habitual es el valor del vehículo si tiene menos de uno o dos años (cada compañía establece sus condiciones). Pasado ese tiempo se indemniza con el valor venal del coche; aunque hay compañías que dan el valor de mercado o un valor venal mejorado.
  • En caso de robo parcial.
    Entran aquí casos de robo de las ruedas, del volante, un asiento... (que sí, que esto pasa). En este caso hay que diferenciar dos posibilidades:
    • los accesorios robados son de serie. En este caso la mayor parte de las compañías indemnizan con el valor a nuevo de los elementos sustraídos, excepto con los neumáticos.
    • los accesorios robados son extras. Para que la compañía se haga cargo de ellos deben estar declarados en la póliza, sino olvídate. Respecto al valor de la indemnización será el que se haya fijado para cada elemento en el momento en que se tramita la póliza.

Intento de robo

Las compañías de seguros tienen en cuenta un tercer supuesto: cuando han intentado robarte el coche pero no lo han conseguido. En este caso están obligadas a asumir la reparación de los daños que el intento de robo haya podido ocasionar, como la rotura de una ventanilla o de la cerradura.

¿Qué ocurre si cobras la indemnización y después aparece tu coche?

No te sorprendas que esto sucede: cobras la indemnización del seguro y, poco tiempo después, el que era tu vehículo aparece. Fíjate que he dicho "el que era" porque en el momento en que cobras la indemnización el coche ha dejado de ser tuyo. 

En estos casos, las compañías suelen ofrecer la posibilidad de recuperarlo (devolviendo lo cobrado, claro está); si aceptas, la aseguradora tiene la obligación de reparar todos los daños para entregártelo tal cual estaba en el momento del robo.

Lecturas recomendadas