Skip to main content

Práctico

Motor

Coche híbrido de segunda mano: qué necesitas saber si vas a comprar uno

Coche híbrido de segunda mano

En España, el mercado de coches de segunda mano mueve a millones de personas y a miles de coches. No llega al nivel de Japón, pero este tipo de operaciones tienen su importancia dentro del sector: no en vano, por cada vehículo nuevo que sale de un concesionario, se venden dos usados. En un mercado tan amplio, un elevado porcentaje de modelos son híbridos. Así que si estás pensando en hacerte con uno de segunda mano, te contamos todo lo que necesitas saber para comprar un coche híbrido.

No te pierdas: ¿Cómo comprar coches de segunda mano baratos?

Una buena forma de hacerse una idea de cómo están las cosas en el mundo de los vehículos de ocasión es con números. La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) publica de forma recurrente las cifras relacionadas con este tipo de operaciones. En los dos primeros meses de 2020, se vendieron 366.820 coches de segunda mano, una cantidad que supone un incremento del 5,4% si lo comparamos con el mismo periodo de tiempo de 2019.

Si, además, centramos el foco en los coches híbridos comprobaremos que suponen cerca del 1,5% de los modelos de segunda mano vendidos en España hasta febrero. Los híbridos enchufables, por su parte, representan el 0,1% de este mercado. Por lo tanto, los números evidencian una realidad: este tipo de vehículos llevan suficiente tiempo entre nosotros como para encontrar buenas ofertas de ocasión. Si quieres que tu próxima compra sea todo un éxito, toma nota de todo lo que tienes que tener en cuenta a la hora de comprar un coche híbrido de segunda mano.

Coche híbrido de segunda mano

1. Motor eléctrico

Uno de los puntos clave en un híbrido es su motor eléctrico. Evidentemente no juega un papel tan relevante como en un eléctrico puro, pero también desempeña diferentes funciones. No en vano, entra en acción en el inicio de la marcha o en momentos puntuales de la conducción. Para comprobar que entrega de forma correcta su energía, lo ideal es hacer una prueba con situaciones reales en las que sepamos que el motor eléctrico va a ser el protagonista: inicio de un trayecto, detenciones por distintos elementos del tráfico…

2. Autonomía

A la hora de evaluar la autonomía, es necesario hacer un ejercicio previo: conocer cuántos kilómetros es capaz de recorrer en modo eléctrico y hacer un test de capacidad al acumulador teniendo en mente los datos del fabricante.

Coche híbrido de segunda mano

Tienes que tener en cuenta que las baterías van perdiendo efectividad, prestaciones y rendimiento con el paso del tiempo, del uso y de las recargas. La consecuencia evidente es que esa autonomía será cada vez más corta. Eso sí, es algo que deba preocuparte porque lo normal es que este elemento nos permita recorrer entre 250.000 y 300.000 kilómetros y, además, suelen tener garantías que van más allá de la global del propio coche.

Sin embargo, si observas algún problema o defecto en su funcionamiento no compres ese coche. La batería es uno de los elementos más caros de un híbrido y si no está en buenas condiciones afectará al rendimiento y a la recarga del vehículo.

Coche híbrido de segunda mano

El sistema de frenado

Otro de los puntos más importantes son los frenos. Bien es cierto que es una parte relevante en cualquier coche, pero en los híbridos lo es un poco más. La razón es simple: forman parte del sistema de recuperación de energía del vehículo. El mismo que recarga la batería, ejerce de apoyo para el motor térmico y nos ayuda a rebajar el consumo. 

Si observas que han sido reemplazados o reparados en algún momento, es que el dueño anterior ha llevado a cabo una conducción agresiva. Y es que los frenos de un híbrido aguantan mejor el tipo que los de un vehículo tradicional así que ten cuidado con su estado. No olvides comprobar, por supuesto, que el sistema de frenada regenerativa recarga la batería.

Coche híbrido de segunda mano

Cableado visible

Otro de los elementos que nos va a dar pistas sobre cómo está el coche híbrido que queremos comprar es el estado del cableado del sistema eléctrico que está a la vista. Si al echarle un ojo comprobamos que alguno de los componentes se ha endurecido o se ha oscurecido, podría estar indicándonos que está teniendo problemas de sobrecalentamiento.

Conectores

Al hilo del punto anterior, si se trata de un híbrido enchufable tendremos que hacer el mismo examen añadiendo los conectores de servicio que permiten recargar el vehículo. Son partes que pueden sobrecalentarse y sufrir deformaciones provocando un funcionamiento incorrecto del sistema.

Coche híbrido de segunda mano

El climatizador

No olvides revisar el funcionamiento del climatizador. Si su actividad es anómala nos está diciendo que el coche híbrido que queremos comprar tiene un problema de refrigeración y esto es algo que debes tener en cuenta. Este tipo de vehículos cuenta con su propio sistema de refrigeración para las baterías y el condensador. Si tienes ocasión, comprueba que el consumo de combustible es el normal. Si es excesivo nos estará indicando lo mismo.

Labores de mantenimiento

Como ha ocurrido en otros puntos que hemos repasado, el mantenimiento de un coche es importante sea el modelo que sea. Sin embargo, teniendo en cuenta que los híbridos son más recientes en el tiempo, estas tareas son mucho más rigurosas y, además, se aconseja que se hagan en talleres oficiales. Este tipo de establecimientos cuentan con profesionales especializados en este tipo de vehículos, algo que, quizás, no encuentres en los talleres de siempre.

Coche híbrido de segunda mano

El historial del coche

Este tipo de informes nos dan una visión general del coche que nos vamos a comprar explicándonos el historial de propietarios o si ha sufrido algún daño o accidente. En el caso de los híbridos adquiere especial relevancia la información que nos pueda dar sobre su primer registro, el último y, sobre todo, si ha tenido llamadas a revisión o si las garantías de fábrica todavía están activas.

La prueba de conducción

Cuando hayas repasado todos los elementos, sólo hará una cosa que te faltará saber sobre ese coche híbrido de segunda mano que te quieres comprar: su actitud sobre el asfalto. Cuando se trata de un modelo tradicional, la prueba se puede hacer por un circuito variado. Sin embargo, al tratarse de un híbrido lo más adecuado es ponerlo a prueba en la ciudad. Es en este escenario donde sabremos a ciencia cierta cómo funciona ya que es en la urbe donde más beneficios genera: circulación en modo eléctrico, recarga de la batería con la frenada, consumos, etc.

Y además

Más de Coches híbridos