Skip to main content

Patrocinado por:

Práctico

Cambiar la batería del coche: ¿cómo saber qué ha llegado el momento?

Cuatro razones por las que falla la batería del coche

Que el coche no arranque no es un síntoma, es una consecuencia

Dicen que cuatro de cada 10 visitas al taller se producen por culpa de la batería (especialmente en invierno). Cierto es que la batería es uno de esos elementos del coche que caducan y que debes cambiar cada cierto tiempo, pero no lo es menos que si aplicas unos cuantos cuidados puedes conseguir alargar su vida útil.

Todo sobre la batería del coche

La batería es la encargada de almacenar la energía que necesita el coche para que el motor pueda arrancar y para que los sistemas electrónicos (léase la radio, las luces, los elevalunas...) puedan funcionar correctamente.

La parte mala es que como te quedes sin batería, no solo no funcionarán todos estos sistemas electrónicos sino que, directamente, no podrás poner en marcha el motor (te dejo un vídeo para que aprendas a arrancar el coche con pinzas). La parte buena es que antes de perder toda la carga, la batería da una serie de avisos que te permitirán evitar el terrible momento de quedarte tirado.

Síntomas de que ha llegado la hora de cambiar la batería del coche 

Salvo que sea por un descuido (por ejemplo, que te hayas dejado las luces encendidas durante toda la noche), la batería no se gasta de un día para otro. También puede suceder que hayas dejado mucho tiempo el coche parado y cuando tratas de arrancarlo por primera vez te encuentres con que no tiene batería. Es normal, aunque tú no lo muevas ni lo arranques hay sistemas que siguen consumiendo energía incluso estando apagados (es como cuando dejas la tele en stand by). Por eso, si vas a pasar largo tiempo sin usar el coche, lo mejor es que quites la batería.

La vida útil de una batería normal ronda los cuatro años, pero esto es en teoría. Los coches con muchos sistemas electrónicos o el uso de sistemas externos que se conectan a las tomas de corriente (DVD o navegadores, por ejemplo), pueden hacer que la batería se gaste antes de lo esperado.

Otros motivos de fallo en la batería son los cambios bruscos y frecuentes de temperatura y un fallo en el alternador.

Hay una serie de alertas fáciles de apreciar que adelantan la muerte de la batería de tu coche.

  • Al coche le cuesta arrancar, sobre todo por las mañanas y en invierno
  • En una inspección visual detectas que los bornes están sucios y oxidados
  • Se enciende un testigo en el salpicadero
    Testigo bateria
  • Tiene poca tensión. Para saber qué tensión tiene la batería hay que utilizar un voltímetro. En reposo, la tensión debe ser, como mínimo, de 12,5 voltios. Si es menos, toca cambiar.
  • Las luces tienen menos potencia. Si notas fallos o cambios de intensidad en las luces el problema no tiene por qué estar en las bombillas, puede ser que a la batería le queda poco tiempo de vida.
  • Algunos sistemas electrónicos dan fallos puntuales. La radio, las luces, los elevalunas... 

 

Lecturas recomendadas