Skip to main content

Práctico

A bordo

Analizamos la conectividad, los navegadores y asistentes de voz de 18 modelos y acabamos de los nervios

Análisis sistemas de navegación

No tan fáciles de usar.

Maldito inútil. Por favor, ¡haz lo que te pido! Sí, nos pusimos un poco nerviosos. Y sí, dimos algún golpe al salpicadero. Pero suave, eso sí. La respuesta del coche fue la misma que cuando le indicamos claramente el destino al que queríamos navegar: "Lo siento, no te entendí". ¡Maldito patán! Tanto dinero y qué poca eficacia. Cualquiera que posea un teléfono inteligente y haya utilizado Google Maps lo sabe todo sin necesidad de ser un experto en investigación espacial. Todo suele ser muy simple. La tecnología está ahí, por lo tanto, se puede hacer. A menudo, no es así en nuestros coches. En AUTO BILD lo sabemos, porque pasamos dos días en un estacionamiento abandonado analizando los sistemas de navegación 18 coches.

Las cinco claves del nuevo sistema Android Auto 2019

Resultado: algunos de los que estos vehículos tienen son tan inteligentes que casi se anticipan a tus deseos. Es el caso de BMW y Mercedes, porque podemos comunicarnos y hablar con estos coches y nos entienden. Otros fabricantes no se han esmerado tanto, sus coches están limitados a secuencias de lenguaje muy específicas y con un protocolo muy bien definido que, si te saltas, te llevará a un camino sin salida. Si quieres introducir una dirección, primero te pide la calle, luego el número y, por último, la ciudad. Entonces, esperas interminables segundos hasta que calcula la ruta.

¿Quieres controlar las funciones del vehículo por comandos de voz?  ¡Buen chiste! De vuelta a nuestro aparcamiento, la otra prueba: todos los automóviles en reposo, con el motor en marcha y siempre en la misma plaza de estacionamiento.

Igualdad de oportunidades para todos. El resultado final arroja 60 puntos en cuatro categorías:

  • Primero, comandos de voz: ¿con qué facilidad se pueden fijar la dirección y la emisora de radio? Hay muchas diferencias, que son aún más grandes en las respuestas a los temas siguientes: 1. "¿Dónde está la gasolinera más cercana?" 2. "Tengo frío". 3."Tengo que ir al baño". 4. "¿Cuándo debo ir al taller?" 5. "¿Cómo será el tiempo mañana en Madrid?" El BMW X5 alcanzó 14 de los 15 puntos; el Mercedes Clase A, 13; el Honda Civic quedó a solo un punto.
  • Navegador: ¿qué pasa con el atasco de tráfico en tiempo real? ¿Cómo es el menú? ¿Tarda en responder? De nuevo, hay diferencias: BMW empieza, tras un segundo, con la guía de ruta; Mazda es lento, ya que se toma cuatro segundos para formar y mostrar la lista de estaciones de radio.

  • Usabilidad: es importante ver si hay que tocar, girar y presionar ¿o preferiblemente ambos? ¿Está el monitor en el campo de visión o en el sótano de la consola central?

  • Precio del navegador y del vehículo evaluado: hay que establecer diferencias, porque hemos analizado coches pequeños y baratos, y grandes y caros. Y tuvimos que regañar a algunos: ¡malditos patanes! No nos extraña que varias marcas opten ya por no ofrecer navegadores y sí conectividad con tu móvil y Google maps...

18. Nissan Micra: el navegador en necesario, pero eleva el precio

Análisis sistemas de navegación

¡No digas nada! En el Nissan Micra, el silencio es oro, porque el control por voz funciona solo para el teléfono y la radio que, además, es bastante engorrosa. Así que mejor cállate y observa: las teclas de acceso directo a la izquierda y la derecha para el mapa y el sistema de sonido, la rueda para el volumen... Todo esto se explica por sí mismo y es comprensible para todos, incluso sin estudiar informática. Pero el mapa de navegación se mueve de una forma un poco brusca cuando se hace más grande o más pequeño y el monitor se encuentra demasiado abajo, como se puede ver en la foto inferior. El precio de 11.600 euros está bien. Pero quién quiera tener un navegador, deberá optar por la costosa versión N-Connecta (desde 13.880 euros). Y, en ese caso, el TomTom Navi tiene servicios en tiempo real cuando está conectado al teléfono.

17. Honda Civic: ¡dos mujeres y ni aun así!

Análisis sistemas de navegación

¡Esto sí es diversidad! Es el único coche en la prueba en el que no nos habla una mujer. No, ¡hay dos! Pero en balde, porque el control por voz del Civic no va del todo bien.  Solo en el tercer intento funcionó la entrada por voz de "Madrid. Calle Santiago de Compostela, 94". Pero pensamos que hay que valorar positivamente su paciencia, porque, una y otra vez, una de las mujeres del navegador dijo: "¿Disculpe? No he entendido lo que ha dicho" Además, tiene una pantalla con demasiados iconos pequeños para el manejo táctil, no hay ruedas para subir o bajar volumen ¡hombre, Honda! Da la impresión de que los ingenieros hubieran construido improvisadamente algo en la ranura DIN doble donde va colocado el navegador, que es de serie en todos los acabados, excepto en el de acceso (Comfort) y el extra que deberás pagar es de 550 euros.

15. Jeep Wrangler: realmente bien, hasta que llegas al precio

Análisis sistemas de navegación

¡Qué pena! El sistema multimedia en el Jeep Wrangler es mejor de lo que dice su posición en el ranking. Hay 21 puntos en su calificación, pero solo 5 en el precio, porque el Jeep cuesta mucho, 57.300 euros. Eso sí, por lo menos, el navegador y todo el equipamiento de la versión Sahara vienen de serie. ¡Qué pena de precio! porque el sistema está realmente bien. El monitor está en el campo de visión, hay puertos USB y auxiliares a prueba de salpicaduras. Y quien cumpla escrupulosamente con los protocolos al dar órdenes por voz, puede hacerlo con facilidad. Sin embargo, el Jeep captó el destino que le dimos solo al tercer intento, y no siempre entiende los comandos. Pero ofrece información del tráfico en tiempo real, e incluso el agua oscila en un mapa de lo más realista.

14. Kia Ceed: el planteamiento es bueno; y el resultado, caro

Análisis sistemas de navegación

¡Podría haber sido tan bonito, Kia! El salpicadero del Ceed es, simplemente, perfecto. La pantalla del navegador está muy bien ubicada, debajo los mandos para la radio y las funciones principales. Pero luego intentas usar el control por voz y piensas: "¿será que solo entiende coreano?" Introducir una dirección requiere tres pasos. Hay que ceñirse al protocolo, no se puede hacer de una vez. Lo cierto, eso sí, es que una vez te acostumbras, incluso puedes consultar por voz las gasolineras cercanas. Pero si quieres navegar con información en tiempo real, deberás emparejar tu móvil. Es cierto que los gráficos son algo simples y que el mapa es lento cuando lo agrandas con la mano. Por desgracia, el navegador solo se incluye en la versión Tech, que cuesta 3.000 euros extra.

13. Range Rover Sport: ¿el control vocal planea el Brexit?

Análisis sistemas de navegación

Tres pantallas: dos en la consola central, una detrás del volante... ¡Guau! Aunque la pantalla superior va demasiado baja, se puede inclinar siete grados. Tiene guía de tráfico con detector de atascos en tiempo real, mapa con fotos de satélite muy nítidas. Nuevamente, ¡guau!. Y todo es de serie (10 de 10 puntos). Bueno, también deberás pagar un elevado precio por el coche (78.600 euros, 1 de 10 puntos). Por eso, debería tener un mejor control por voz. Escuchamos todo el rato: "No te entiendo". Y pensamos: ¿la chica que nos atiende ya planea el Brexit? Tres intentos para introducir el destino por voz, y nada. ¿Gasolinera, taller, clima, baño, frío? ¡Nada! Solo pudimos poner la emisora   de radio. Insuficiente para un coche de esta categoría.

10. Renault Scénic: este navegador es accesible

Análisis sistemas de navegación

“¡Quiero ir al servicio!”. En Renault esto se habría convertido en un momento crítico, porque nos propone un destino a 148 kilómetros de distancia. Y, por otro lado, la entrada por voz no funciona como queremos. Todo lleno de contratiempos. Tienes que decir algo tres veces para que reconozca el destino. Cuando quisimos cambiar la emisora de radio, necesitamos tres intentos. Lástima, porque, por lo demás, el sistema multimedia de Renault no es malo. La pantalla en formato vertical, como en los Volvo, también se extiende desde el ático hasta el sótano y, por lo tanto, no todo está a la vista. El sistema de navegación funciona a través de la red de TomTom y el precio también está bien: 780 euros a sumar al Limited. Solo nos queda una recomendación: cómpralo, pero úsalo mejor con los dedos.

10. Ford Focus: el manejo es muy bueno, pero solo táctil

Análisis sistemas de navegación

¿Nos atiendes o te limitas a circular? En el Focus, la señorita que nos atiende no parece dispuesta a ponérnoslo fácil. Presionas el botón de voz, quieres introducir un destino y la mujer dice: "Di el nombre, empezando por la ciudad, la calle y el número". Sí, el SYNC3 de Ford puede emitir comandos, pero primero tendrás que memorizarlos. Lástima, porque, por otro lado, el sistema es realmente bueno. La pantalla se encuentra justo en el campo de visión, los gráficos son excelentes, el sistema responde rápidamente y evitamos el atasco de tráfico mediante un mensaje en tiempo real. E incluso el precio estaría bien, si nuestro esquema de puntos no fuera tan estricto: viene de serie a partir del acabado Titanium, que suponen 3.900 euros sobre el precio base. Pero es una inversión que merece la pena.

10. Mazda6: el navegador de serie podría ser más rápido

Análisis sistemas de navegación

Sí, le hemos otorgado un punto por el control por voz. No somos inhumanos, pero fue duro. Para introducir la dirección, la pantalla debe mostrar la navegación, de lo contrario nada funciona. ¿Y controlar la radio por voz? Nooo, en su lugar nos llegaban ruidos raros. Y luego los gráficos: como un videojuego de los años 90. Esta imagen no es muy moderna que digamos; tampoco nos gusta que hayamos establecido manualmente una emisora y que para cambiarla tarde nada menos que cuatro segundos. Pero como dice un viejo refrán: "A caballo regalado, no le mires el dentado". El navegador es de serie ya en el modelo de acceso a la gama de 30.375 euros. Así es como obtiene 18 de sus 33 puntos en el precio.

10. Volvo XC60: el sueco, sencillamente, no nos entiende

Análisis sistemas de navegación

¡Tengo frío! Si dices algo así, se entiende de inmediato: ¡tienes frío! ¿Y qué hace Volvo? Baja un grado el climatizador, porque dijiste esta palabra: ¡frío! Incluso con el "Tengo que ir al baño", casi nos lo hacemos en los pantalones. Volvo realmente quería llevarnos a una tienda de baños y sanitarios... Sin embargo, se lleva 6 de 15 puntos para la entrada por voz, porque pilló el destino al segundo intento, ya que Volvo requiere: calle, número y ubicación. Y queda el manejo: el monitor es grande, pero instalado en vertical, por lo que la vista se desvía hacia abajo. Ahí pierde puntos. Los iconos deberían ser más grandes y, además, debes hacerlo todo, todo, a través del monitor, ya que no hay un botón de acceso directo. Lo recomendamos: 1.886 euros están bien y siempre puedes usarlo de manera táctil.

9. Peugeot 508: es otra cosa, pero para nada peor

Análisis sistemas de navegación

¿Velocímetro digital? Sobre el volante. ¿Pantalla del navegador? Bien abajo. El Peugeot es diferente con su i-cockpit, así que tienes que acostumbrarte. Está genial que muestre el mapa de navegación tras el volante, porque así la vista no se desviará permanentemente hacia el lado derecho. Pero en ergonomía todo es diferente en el nuevo 508, ¿es bueno? Vamos a empezar con el control vocal. Peugeot requiere la sucesión de comandos exacta, solo entonces el sistema se activa. E incluso gestiona funciones del vehículo por voz. Decimos: "Tengo frío", y Peugeot sube el climatizador medio grado del lado del conductor. Con algo de paciencia, también configura las emisoras de radio y el destino, y muestra el tráfico en tiempo real. Además, el precio no está mal: 2.600 euros extra por la navegación vía satélite. En el acabado superior es de serie, con pantalla de 10 pulgadas.

5. Audi A6: casi un 10 en voz, fatal la ubicación

Análisis sistemas de navegación

El Audi A6 queda el tercero en el control por voz, obtiene aquí 11 de 15 puntos. Solo queda sin responder la pregunta "¿Cuándo debo ir al taller?". Por lo demás, todo funciona de maravilla. En pocos segundos, Audi cumple nuestros deseos, nos pone nuestra emisora, nos lleva a la gasolinera, al baño, conoce la climatología de mañana; y las manos pueden permanecer en el volante. Eso es lo positivo, porque ahora llegamos a la desventaja del MMI Touch Response: ¡ubicación, ubicación y ubicación! El monitor en la consola central está demasiado bajo y obliga a desviar la vista de la carretera innecesariamente. Esto se debe al hecho de que Audi ha desterrado su mando giratorio. Lo que también le impide una mejor clasificación. 2.140 euros adicionales para el Navegador Plus y un precio base de 50.210 euros para un A6, no son moco de pavo.

5. Seat Tarraco: 420 euros están bien invertidos

Análisis sistemas de navegación

Mira, Volkswagen: ¡Así se ubica el navegador! El Seat Tarraco, hermano del Tiguan, obtiene en operatividad 11 de 15 puntos. ¿Por qué? Debido a que la pantalla táctil se encuentra más alta que en el Tiguan, es decir, en el campo de visión, porque tiene una rueda para el volumen y porque incluso se puede utilizar por control gestual. Y el precio es tentador: el sistema multimedia solo cuesta 420 euros, de modo que... ¡cómpralo! ¿Por qué solo se queda con 37 de 60 puntos? No hay información de tráfico en tiempo real y el control por voz es mejorable: meter una dirección funciona bien, pero el cambio de emisora es engorroso. Cuando preguntamos por la próxima gasolinera, Seat nos preguntó si realmente queríamos decir eso, pero la cosa se puso aún más tensa cuando le dijimos: "Tengo frío". Respondió: "¿Te gustaría llamar a Alfredo?". En fin…

5. Opel Insignia: ¡atención! Opel está con los guapos y ricos

Análisis sistemas de navegación

¡Opel, el económico! El coche parte de 20.963 euros y el navegador de ocho pulgadas cuesta 1.443 euros más. Solo por eso, se hace con 13 de 20 puntos. Su sistema multimedia es de lo más accesible. Primero, la pantalla va colocada cómodamente alta; en segundo lugar, es fácil de usar gracias a sus grandes íconos; y en tercer lugar, la navegación por satélite tiene visualización online del tráfico en tiempo real, aunque mostrando solo los atascos y no las calles despejadas. ¿Y qué hay del control por voz? En general, funciona. El navegador entiende la entrada de destino y cambia de emisora cuando se lo pides, pero no es un hombre del tiempo precisamente. "¿Cómo será el tiempo mañana en Madrid?" Respuesta: "Alcalá 24, Madrid. ¿Es correcto?" Todo no podía funcionar.

3. Volkswagen Touareg: pantallas bien, control por voz no

Análisis sistemas de navegación

El control gestual de Volkswagen tiene algo de Tinder. Simplemente desliza el dedo hacia la izquierda o hacia la derecha delante de la pantalla sin tocarla; la siguiente, por favor. En este caso, no se trata de una foto de una mujer o un hombre, sino de la siguiente página para navegador, multimedia o mover el mapa con ese gesto. Funciona bien. No se puede decir lo mismo del control por voz. La introducción del destino, las estaciones de radio o la búsqueda del próximo surtidor, es algo que el Volkswagen Touareg entiende, pero hablamos de un coche nuevo y caro. Aunque no puede asumir funciones específicas del vehículo a través de la voz: "¿Cuándo tengo que ir al taller?" Respuesta: "Busque VW Service a lo largo de la ruta". Por tanto, el sistema de navegación con las dos pantallas gigantes es bueno, pero no perfecto. El resumen es que VW aún puede mejorar más su control por voz.

3. Porsche Cayenne: inteligencia, no ergonomía

Análisis sistemas de navegación

¿89.208 euros? El Cayenne es el más caro de esta prueba, pero no el mejor. ¿Dónde se deja Porsche los puntos? Lo podéis ver en la foto: primero, en ergonomía. La pantalla está demasiado baja y la palanca del cambio automático obstruye la vista de la rueda de volumen y el botón giratorio de selección del menú. Segundo, no pudo ejecutar dos órdenes (taller, tiempo); y tercero, debido al alto precio en este capítulo, por supuesto, no hay argumentos para rascar puntos. Pero no solo queremos quejarnos: con el destino del navegador, la radio, y el próximo surtidor, no tuvo ningún problema. Incluso con: "¡Tengo frío!", el Cayenne aumenta la temperatura en un grado. Miramos los gráficos nítidos y decimos: realmente tiene una definición sorprendente.

2. Mercedes Clase A: este hit sobre ruedas solo se equivoca al repostar o ir al baño

Análisis sistemas de navegación

¡Oh no! Irónicamente, el sistema súper inteligente no se aclara con dos instrucciones: "Tengo que ir al baño" es algo que, hoy por hoy, no entiende el Clase A, y la próxima gasolinera no está a diez kilómetros, sino a 350 metros. Lástima, porque quien alguna vez trate con el sistema MBUX de Mercedes, se vuelve fan inmediatamente. Puedes hablar con él como con una amiga, solo di: "Hola Mercedes" o incluso "Hey Merche". Y se toma solo un segundo para hallar el destino o realizar el cambio de emisora, y sin liarse. Y luego está este invento: "Hola Mercedes, toca 'With or without you' de U2", y dos segundos después ya lo estás escuchando. A su lado, todos los demás sistemas multimedia (excepto el de BMW) se ven anticuados. Mercedes pide por el sistema de navegación 692 euros, a lo que tendrías que añadir 377 de la integración con el smartphone. Cómpralo todo sin dudar.

1. BMW X5: ¡enhorabuena! El coche más inteligente del mundo viste de blanco y azul

Análisis sistemas de navegación

BMW solo es el último en una cosa: emparejar el iPhone 8 Plus le lleva 43 segundos. Pero el propietario hace eso solo cada dos años y el resto del tiempo: al entrar, el coche reconoce su teléfono y exactamente hace lo que ordene. 14 de 15 puntos en la entrada por voz. ¡Guau! Por desgracia, al primer intento de: "Tengo que ir al baño", quería cambiar la emisora. Eso sí: señaló un servicio a 2,8 kilómetros de distancia en el segundo intento. Obtuvo la puntuación máxima en la navegación: información del tráfico en tiempo real, unos gráficos para quitarse el sombrero... ¡Guau otra vez! Y en términos de facilidad de uso, BMW es el mejor con 14 de los 15 puntos. Solo le faltan los touchpads en el volante como el Mercedes, pero mantiene su veterano mando giratorio, algo que agradecemos por su excelente funcionamiento. Gracias por no haberlo quitado, señores de BMW, y felicidades por la victoria.

Nuestra alternativa: Toyota Aygo

El pequeño Toyota Aygo compite contra BMW X5 y compañía. No, no es injusto, porque el Aygo lo hace mejor. Eso sí, gracias a una conectividad con el teléfono móvil perfecta cuando el monitor muestra Apple CarPlay (de serie desde el acabado base). Todo lo resolvió en segundos: encontrar el destino, la gasolinera o el baño y predecir el clima. Y se lleva 9 de 15 puntos en el control por voz. El navegador del móvil tiene gráficos perfectos, tráfico en tiempo real... 10 de 10 puntos. En facilidad de uso, el Aygo obtiene la primera posición de la pantalla, las funciones táctil y de voz, se llevan 11 de 15. Y como el coche es barato (13.290 euros), en el precio se lleva 20 de 20 puntos. ¿En total? ¡50 puntos!

Análisis sistemas de navegación

Nuestro consejo: emparejar con el móvil, bueno y barato

La buena conectividad no tiene por qué ser cara, dice Robin Hornig, experto en tecnología de Auto Bild. Casi todos los fabricantes ofrecen ahora Apple CarPlay y Android Auto opcionales. Y si no está de serie en un determinado acabado, la opción no suele salir cara. La inversión vale la pena, incluso los coches compactos son casi tan inteligentes como un BMW X5.

CarPlay y Android Auto, con Mirror Link, reflejan las aplicaciones seleccionadas desde el teléfono en la pantalla del vehículo. Esto también permite el control por voz a través de Siri y el asistente de Google en el automóvil. Su inteligencia artificial supera aún a todos los asistentes lingüísticos de los fabricantes de automóviles. El tiempo, las canciones, los puntos de interés, las estaciones de servicio, los aparcamientos, las estaciones de carga. Siri y Google lo tienen fácil, siempre están actualizados. En Estados Unidos el aparcamiento ya se puede reservar y pagar a través de Google. Apple CarPlay y Android Auto también son imbatibles al leer en voz alta y crear SMS, WhatsApp, mensajes de Facebook y correos electrónicos. Esto permite que el conductor no tenga que manejar el teléfono de forma manual. Apple y Google también están abriendo cada vez más sus sistemas a proveedores externos. Por ejemplo, Apple CarPlay ha estado ofreciendo no solo Apple Maps sino también Google Maps, Sygic y Waze durante medio año. Especialmente los mapas de Apple y Google Maps son más inteligentes que los consejos del fabricante en muchas situaciones. No solo se pueden predecir los atascos de tráfico, incluso los accidentes en la ruta los pueden localizar los mapas de Apple a corto plazo y avisar al conductor a tiempo. Para fabricantes como Audi o Porsche, estos sistemas de advertencia solo están disponibles en la clase alta. Apple y Google los llevan a los coches pequeños.

Fabricantes como Volkswagen o Hyundai permiten ya en la configuración inicial de compra renunciar a su navegador propio y poner solo el del teléfono. Otros fabricantes lo están haciendo más difícil y unen el Apple CarPlay y el Android Auto de forma innecesaria a un costoso sistema de navegación por satélite. Con el dinero ahorrado en el navegador puedes comprar más volumen de datos para el teléfono, lo que también es muy necesario. Porque la transmisión de música y navegador chupan muchos megabytes.

Hablando de datos: Apple y Google recopilan información que a los fabricantes de automóviles les gustaría poseer, por eso tratan de establecer sus propios sistemas y no permiten que Google y Apple accedan a las funciones del vehículo por comandos de voz. Pero eso va a cambiar. Recientemente, Google mostró una integración completa de su asistente en un Volvo, que debería aparecer en el plazo de un año como máximo. Podrá regular la temperatura y más funciones.

El futuro pasa por esto: cada vez menos navegadores de serie y más conectividad con tu propio móvil.

Nuestra opinión

¡Felicidades, BMW y Mercedes! Se muestra vuestra competencia en el asunto y en términos de conectividad arrasáis. Tanto la operatividad como el control por voz funcionan mejor en el X5 y el Clase A que en el resto de coches de esta comparativa. Podemos hablar con ellos casi con la misma soltura con la que lo haríamos con un amigo. Para muchos otros coches, puedes prescindir de la navegación por satélite. Mejor emparéjalos con tu 'smartphone' y navega con Google.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además