Skip to main content

Práctico

Airbag exterior, ¿cómo funciona?

Airbag exterior

Todo para salvar vidas.

Dentro del vehículo el airbag es uno de los sistemas de seguridad más importantes. En 1952 aparece la primera patente de un airbag, una “bolsa salva vidas” que iría desarrollándose para finalmente convertirse en un elemento fijo en nuestros coches. Pero su desarrollo no ha terminado. Hace algunos años que las marcas investigan en el airbag exterior, un elemento del que vamos a explicarte su funcionamiento.

No te pierdas: 'El airbag exterior de ZF'

Compañías como Volvo hace unos años que montan airbags exteriores para proteger a los peatones en caso de atropello. El sistema se implanta en el interior del capó, y en impactos de entre 20 y 50 km/h los peatones reducirán la gravedad de sus lesiones. El desarrollo del airbag exterior continúa y se trabaja para ser instalado en diferentes zonas del vehículo y con ello mitigar las consecuencias de un siniestro.

VÍDEO: Airbags que protegen al coche en caso de accidente, ¿los conoces?

Desde hace algunos años varias empresas trabajan en el desarrollo del airbag exterior. Una de ellas es TRW, compañía que comenzó a trabajar antes del año 2013. ZF absorbió TRW y desde entonces está desarrollando este tipo de elementos, un sistema que en pocos años podrá ser implantando en todos los coches que se venden.

¿Cómo funciona el airbag exterior?

El airbag exterior cuenta con idénticas características que los que todos conocemos. La diferencia radica en la ubicación, la cual ayuda a proteger el vehículo y con ello los ocupantes. Colocado en los bajos de la carrocería ayudará a reducir las consecuencias del accidente, absorbiendo el impacto y con ello reduciendo los daños.

El análisis del entorno es de suma importancia para la correcta detonación del airbag exterior. En unos 150 milisegundos el airbag estará desplegado, cubriendo el lateral del vehículo con especial atención a las puertas. Con ello, según los expertos, se podría reducir en un 30% la penetración del vehículo que impacta. Igualmente, la gravedad de las lesiones podría reducirse entre un 40 y un 45%.

La clave de este tipo de airbag es su tamaño, mucho más voluminoso que el de un airbag interior. Se necesita un rápido inflado por lo que el volumen de este complica la tarea. Otro obstáculo que superar es la adaptación del airbag a los diferentes vehículos, todos ellos con diferente superficie.

Lecturas recomendadas

Y además