Skip to main content
Imagen de perfil de Diego De Arístegui
La opinión de
Diego De Arístegui

Yamaha no está a la altura de sus pilotos en MotoGP

Yamaha y su crisis actual en MotoGP

El GP de Aragón supuso una nueva decepción para Yamaha. Una marca que sigue sin reaccionar al tiempo que desaprovecha el talento y el compromiso de sus dos pilotos.

¿Tiene razón Lorenzo acusando a Márquez de su caída en Aragón?

Yamaha no está a la altura de sus pilotos en MotoGP. El GP de Aragón del pasado fin de semana ha añadido un capítulo más a la larga lista de sinsabores que acumula el Movistar Yamaha MotoGP esta temporada. Valentino Rossi terminó octavo después de partir desde la 18ª posición, mientras que Maverick Viñales sólo pudo acabar en 10º lugar. 

La realidad es que Yamaha está en un momento crítico de historia como fabricante de MotoGP. 2018 está poniendo de manifiesto la nula capacidad de reacción por parte de los de Iwata. La coyuntura actual viene de lejos, lo que pasa es que en los últimos años siempre habían conseguido enmascarar la crisis con alguna que otra victoria en la primera mitad de la temporada. 

VÍDEO: Valentino Rossi se enfrenta al Motobot de Yamaha

Esto sucedió tanto en 2016 como en 2017. En ambos años, a partir de Assen o Sachsenring comenzaba la caída en picado que se traducía en malos resultados que eliminaban cualquier opción de luchar por el título frente a Marc Márquez. Pero 2018 ha sido la gota que ha colmado el vaso que siempre ha estado al borde del abismo. 

Desde la pretemporada pudimos ver a Valentino Rossi y Maverick Viñales decir una y otra vez que sus sensaciones con la M1 no eran las adecuadas. El principal problema al que aluden los dos pilotos es la electrónica, un área que después influye en la falta de aceleración y en el desgaste anormal del neumático trasero, lo que provoca que los pilotos no puedan pilotar con confianza ni ser incisivos a la hora de afrontar las curvas. 

Valentino Rossi y Maverick Viñales

Con todo esto, Yamaha está tirando por tierra al mejor Valentino Rossi de los últimos años. El italiano está en un estado de forma brutal, tanto física como mentalmente, pero las limitaciones de su montura le están impidiendo dar su mejor nivel. Hasta hace pocas carreras, Rossi era segundo en el Mundial, en una posición para nada acorde con la realidad. Ahora marcha tercero, pero con la sensación de que tarde o temprano Jorge Lorenzo terminará arrebatándole dicha posición. 

Viñales: perdido en un callejón sin salida

Por su parte, Maverick Viñales ha visto cómo ha pasado de tener una moto con la que podía ganar el título a la primera a una moto con la que tiene que poner todo de su parte para acabar dentro del top-10. Para muchos Viñales es uno de los 'anti-Márquez' más poderosos de la actual parrilla de MotoGP, pero sin un arma con el que luchar va a ser muy complicado. 

Sus dos pilotos ya no pueden decirlo más alto, pero parece que Yamaha sigue sin encontrar la solución a todos sus problemas. Aunque sin duda lo más desesperante es que no hemos visto ningún atisbo de reacción o voluntad por querer cambiar el rumbo de los acontecimientos. Ni siquiera parece que estén centrados en el desarrollo de la moto de 2019. Ojalá volvamos a ver a la firma de los diapasones en lo más alto, pero en MotoGP los éxitos hay que buscarlos con esfuerzo y ganas de revertir la situación, algo que lamentablemente parece que no abunda en el seno técnico de Yamaha

Lecturas recomendadas