Imagen de perfil de Alex Morán
La opinión de
Alex Morán

New Beetle, ¿debería Volkswagen lanzar uno?

Volkswagen Beetle 2011
Alex Morán

Adiós al icono, ¿o no?

Durante el pasado Salón de Ginebra 2018 se confirmó una noticia que llevaba coleando mucho tiempo en forma de rumor: el Volkswagen Beetle no tendría sucesor. El mito del escarabajo, en su segunda generación tras su reencarnación, se despide de la producción y la marca alemana no tiene previsto, al menos de momento, reemplazarlo. Pero, ¿hace bien? ¿Debería Volkswagen lanzar otro New Beetle?

VÍDEO: ¡Qué 'cucada'! Mira el Volkswagen New Beetle de Lego

En una primera instancia es completamente lógico optar por la vía que ha elegido el fabricante por diversas razones. En un plano general, viendo la situación del mercado, toda la industria está girando hacia los SUV, éxitos de ventas en casi todos los casos, por lo que tiene todo el sentido utilizar los recursos disponibles para acometer el desarrollo del recién estrenado Volkswagen T-Roc o del próximo B SUV basado en el Polo, modelos que a priori (y a todas lcues) van a ser más rentables.

También se perfila como una decisión correcta en el caso concreto del Escarabajo ya que sus ventas han estado muy por debajo de lo esperado, más aún si tenemos en cuenta que la primera generación del New Beetle fue todo un éxito. Valga el ejemplo del mercado español, con menos de 800 unidades matriculadas en todo 2018. Es normal que atendiendo a las cifras la marca prefiera ir a pastar a prados más verdes.

Convierten un Beetle en el hotel más pequeño del mundo

A esto hay que sumar un tercer factor y es que Volkswagen está inmersa en el desarrollo de sus modelos eléctricos, entre los cuáles se encuentra uno que cumplirá como “representante retro” de la casa, el modelo de producción que derive del I.D. Buzz Concept, la reinterpretación moderna de cero emisiones del mítico ‘Bulli’.

Sin embargo, a pesar de todo ello, la pregunta que nos hemos hecho al principio sigue ahí: ¿debería la marca lanzar otro New Beetle? Y la respuesta no es tan fácil como pueda parecer.

Desde el punto de vista económico es obvio que lo correcto es darle carpetazo, pero no todo son las ventas. Hay muchas marcas que mantienen modelos en sus gamas porque, aunque no sean excesivamente rentables, contribuyen a su imagen y las representan. Se trata de coches que muestran los valores y la historia de la compañía, reconocibles incluso por los transeúntes que no están muy puestos en materia automovilística, en resumidas cuentas: iconos.

¿Y hay algún vehículo que lo sea más que el Escarabajo? Difícilmente. Además, Volkswagen es una compañía lo suficientemente grande y con suficientes superventas (Golf, Polo, los nuevos todocaminos) como para que compensen las posibles pérdidas (que seguramente tampoco sería tales) de presentar un nuevo Beetle.

De hecho, incluso se puede replicar ante las palabras de Frank Welsch, máximo responsable del departamento de investigación y desarrollo de Volkswagen, que expuso en el citado Salón de Ginebra que “dos o tres generaciones son suficientes por ahora. No puedes hacer cinco veces lo mismo y tener un 'new, new, new' Beetle”. Claro está que aludía la complejidad de renovar el concepto una y otra vez, y a que no tiene mucho sentido. Sin embargo, con la ola actual de amor por lo retro y lo vintage, ¿no tendría sentido reinterpretar el Beetle clásico de la manera más fiel posible al original? Por supuesto que sería un vehículo minoritario, pero quizá ofrecerlo como un producto de nicho sería una opción viable y que lo separaría todavía más de otros compactos generalistas.

Todo sobre el Volkswagen Beetle

Imagen de perfil de Álex Morán

Redactor

Crecí viendo deportivos japoneses en los 90, los echo de menos y me decanto por los import nipones. El Nissan Fairlady Z 432 es mi amor platónico.