Skip to main content
Imagen de perfil de Jorge Morillo
La opinión de
Jorge Morillo

Audi RS4, para nosotros ésta es la mejor generación

Audi RS4

El Audi RS4 es uno de esos vehículos familiares que ninguno protestaría por tener el garaje, pues más que esto es un deportivo camuflado. Ha habido ya varias generaciones, de entre las cuales nosotros nos quedamos con...

El Audi RS4, siempre con carrocería Avant familiar, llegó al mercado en 1999 con un motor de 2.7 litros, dos turbos y 380 CV. Desde entonces, este modelo se ha desarrollado como un deportivo de pura cepa a pesar de que su estética en un principio no le delata. Hasta que nos fijamos en los detalles, claro. Han existido cuatro versiones diferentes, de entre las cuales nos quedamos claramente con la última. La razón es clara, y es que el concepto con el que fue concebido se ha ido perfeccionando hasta ofrecer un vehículo que admite pocas críticas.

VÍDEO: Probamos el actual Audi RS4 Avant

El deportivo de Audi, ideal para las familias con amplias necesidades de espacio y con un conductor de esos a los que les gusta quemar adrenalina, mide 4,78 metros de longitud, y tanto en el exterior como en el interior tiene una serie de peculiaridades que demuestran lo peculiar de la propuesta. Por muchos años que pasen, a uno le sigue llamando la atención la inclusión de elementos tan deportivos como las llantas que equipa o el difusor de aire en un 'ranchera'. Y eso por no hablar del habitáculo, donde un rápido vistazo a los asientos, por ejemplo, ya deja ver que lo convencional no va con el RS4.

No te pierdas: BMW M3 CS contra Audi RS4 ¡en 360 grados!

Desde el puesto de conducción del Audi RS4 tendremos visión de una instrumentación que aporta una serie de datos específicos orientados al mundo de los circuitos. Ésta, que incluso podemos ver en el Head-Up Display, se refiere a la aceleración longitudinal, a la transversal, al par que desarrolla el motor en cada momento, la presión de los neumáticos e incluso una luz que nos avisa que tenemos que cambiar de marcha al estar próximo el corte de inyección. Y ojo, todo ello acompañado de un maletero de 505 litros de capacidad -1.510 si se abaten los asientos traseros-, y es que conviene no olvidar que ¡este coche es un familiar!

Bajo el capó, el Audi RS4 cuenta con un motor de 2.9 litros y seis cilindros en V capaz de desarrollar una potencia de nada más y nada menos que 450 CV y un par máximo de 600 Nm. El peso total del conjunto es de 1.790 kilogramos, lo que no impide al deportivo alemán anunciar unas prestaciones propias de un coche así. Completa el sprint de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos -incorpora la función Launch Control para que no se escape ni una décima-, mientras que su velocidad máxima, limitada electrónicamente, es de 250 km/h. No obstante, ésta puede llegar a ser de 280 km/h si equipamos el RS Sport Plus con Dynamic Ride Control, aunque para ello habrá que desembolsar casi 9.000 euros extra a una factura que, de serie, es de 96.900.

No te pierdas: Audi RS4 Avant ABT, un familiar más picante que nunca

Asociado al motor del modelo teutón encontramos un cambio de marchas automático por convertidor de par con ocho velocidades, mientras que el sistema de tracción es total de serie. También podemos contaros que el consumo medio homologado de este vehículo es de 8,8 l/100 km, siempre según el antiguo protocolo de homologación NEDC. Eso sí, ya os adelantamos que acercarse a ello en condiciones reales es toda una quimera. Pero ¿quién se va a comprar un RS4 pensando en la gasolina que va a gastar?

Obviamente, la puesta a punto del Audi RS4 actual está orientada totalmente hacia la deportividad. Por ejemplo, este familiar se acerca 7 milímetros más al suelo que el Audi S4 y 30 respecto a un Audi A4 convencional. El tarado de las suspensiones es el más firme de la gama. Por su parte, los discos de freno de serie son de hierro, aunque como opción siempre se puede optar por unos discos cerámicos en la parte delantera. Las pinzas vienen de serie pintadas en negro, pero como opción se pueden solicitar en un más llamativo rojo.

En definitiva, Audi ha seguido firme en el concepto del Audi RS4 a lo largo de los últimos 20 años, algo que se ha demostrado como un éxito. Es cierto que al principio choca ver como dos mundos tan aparentemente antagónicos como el de los familiares y los deportivos convergen, pero os prometo que en el momento que uno arranca y empieza a sentir cómo se comporta el RS4, uno olvida rápido la forma de su zaga. Brillante, sin duda.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además