Skip to main content

Noticia

VW Escarabajo o Mini de segunda mano, ¿cuál comprar?

Mini de segunda mano
La manera asequible de hacerse con ellos.

Dentro de la oferta de vehículos del mercado actual podríamos distinguir entre los modelos más racionales y los más emocionales. Estos últimos no tienen que ser necesariamente superdeportivos, cabe bajo ese paraguas cualquier coche que se distinga por ciertos factores (diseño, estilo, etc) que haga que tenga un precio más elevado que rivales más genéricos. Dentro del grupo dos ejemplos claros son el Bettle o el Mini, más caros que la competencia pero que tienen un valor añadido que hace que el público esté dispuesto a pagar un mayor precio por ellos.

VÍDEO: 5 coches de segunda mano que ahora valen una pasta

VIDEO

VÍDEO: 5 coches de segunda mano que ahora valen una pasta

Sin embargo, otros tantos potenciales clientes no se pueden permitir ese desembolso, por lo que una de sus mejores opciones (cuando no la única) es recurrir al mercado de ocasión. Ahora bien, entre VW Escarabajo o Mini de segunda mano, ¿cuál comprar?

En ambos casos se presenta la ventaja de que son modelos que no se deprecian mucho, pero aún así su precio de adquisición va a ser considerablemente más barato que si salieran directamente de concesionario. Además,. son modelos que cuentan con la garantía de tener dos marcas importantes detrás, por lo que no deberían plantear problemas derivados del uso, sin importar mucho los kilómetros que tengan a sus espaldas.

Si el presupuesto es ajustado se puede bucear en el mercado de segunda mano para encontrar unidades tanto de uno como de otro. Vamos a ver el caso concreto de cada uno de ellos.

VW Escarabajo  de segunda mano

VW Escarabajo de segunda mano

Del Escarabajo hay que distinguir entre sus tres generaciones. De la original, para los nostálgicos y los apasionados de los clásicos, hay que tener en cuenta que es muy complicado encontrar unidades, siendo lo propio buscar en webs especializadas y saber que por uno en buen estado habrá que pagar una buena cantidad.

Los coches de segunda mano que no debes comprar

De su resurrección, el New Beetle, es bastante más sencillo encontrar ejemplares y además ha precios bastante asequibles. Desde unos 4.000 euros se puede adquirir uno con entre 100.000 y 150.000 kilómetros, equipados tanto con motores gasolina como diésel y difícil es que el precio final se vaya más allá de los 10.000 euros, incluso en los New Beetle Cabrio.

La más actual (y a la postre última) generación del modelo entra un rango de precios más elevado, siendo lo habitual que arranquen en torno a los 15.000 euros aunque con kilometrajes contenidos que pueden ser de unos 30.000 o 40.000 kilómetros. Unidades más modernas, en mejor estado y equipadas alcanzan los 20.000 euros con tranquilidad.

Mini de segunda mano

Como en el escarabajo, el Mini clásico hay que buscarlo en otro lado, pero de su reinvención moderna el mercado de ocasión está repleto de ejemplares entre los que elegir. Ya solo cercando la búsqueda al Mini normal la oferta es amplia, pero si se amplía a los modelos Paceman, Countryman y Clubman hay centenas y centenas de ejemplares.

Centrándonos en el Mini, las unidades de principios de los 2.000 se congregan alrededor de los 5.000 euros en combinaciones de acabado y kilometrajes de lo más diversos (los One con pocos y los Cooper con más). En cambio en los Mini de 2010 en adelante el abanico es mucho más amplio, con una subida general de los precios, que tienden a arrancar en los 13.000 euros y puede llegar hasta más de los 20.000 para unidades con pocos kilómetros e incluso de kilómetro cero.

Y además