Skip to main content

Noticia

Volkswagen Polo, para nosotros esta es la mejor generación

Volkswagen Polo

44 años de evolución.

El Volkswagen Polo ha tenido la mala suerte de nacer y crecer a la sombra de un hermano mayor brillante, un Volkswagen Golf que lleva toda su vida siendo un superventas y que heredó los galones del Beetle (y de los que ahora es heredero el Volkswagen ID.3). Eso no quita que haya sido un buen coche durante toda su existencia y que, desde que naciera en 1975 haya sido un modelo a tener en cuenta. Ahora bien, ¿cuál es para nosotros la mejor generación del Volkswagen Polo?

VÍDEO: Comparativa Ford Fiesta ST vs Volkswagen Polo GTI

Un poco de historia

El compacto (antes urbanita, pero ha crecido con el tiempo) tiene ya 44 años a sus espaldas, tiempo más que de sobra para haber tenido etapas de todos los colores, más y menos acertadas. En total son ya seis las generaciones que ha tenido, la última estrenada hace apenas un par de años, por lo que la evolución ha sido palpable.

Las angulosas formas que lucía en sus comienzos dieron paso en los noventa a unas rasgos más redondeados, que se alargaron durante la década de los 2000 (llegó incluso a lucir faros redondos) y retomando otra vez las líneas rectas en los 2010, desde cuando ha ido asemejándose cada vez más al Golf.

Probamos el Volkswagen Polo TGI de 90 CV, la versión a gas natural comprimido

Por el camino ha tenido variantes de lo más diversas, desde algunas con “culo” hasta los Crosspolo de aspecto campero, pasando por el vistoso y archiconocido Polo Arlequín.

¿Cuál es nuestra generación favorita del Volkswagen Polo?

En muchos modelos la nostalgia (o los errores del presente) hacen que nos decantemos por el pasado, pero en el caso del Volkswagen sus predecesores no tienen un carisma suficiente como para competir con la generación actual, que es la mejor y más completa en todos los sentidos.

Se parece al Golf como nunca antes, lo que viendo los credenciales de su pariente solo puede ser bueno. Esto se nota tanto en la imagen, más madura en que generaciones previas, y en su tamaño, que supera por primera vez los cuatro metros de largo, ampliando también la distancia entre ejes para ofrecer un espacio interior mucho mayor (además de un maletero que con 351 litros es de lo más capaz).

En el interior hay otros elementos que ayudan a posicionar este Polo como el mejor de la historia, como es el hecho de sumar tecnología procedente de segmentos superiores, como es cuadro de instrumentos digital que, aunque a día de hoy es más común, en 2017 no era para nada habitual en el segmento B.

Además, para los seguidores del GTI, la estirpe siempre ha tenido su interés y puntos destacado, pero su última interpretación es la mejor por razones obvias: alcanza la redonda cifra de 200 CV, añadiendo 8 al motor 2.0 TSI de su predecesor, puede utilizar una caja de cambios manual o una automática DSG y cuenta tanto con una suspensión rebajada en 15 mm como con unos frenos de alto rendimiento.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además