Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Viejas glorias: Fiat Uno Turbo

Fiat Uno Turbo

El Fiat Uno Turbo era más comedido en lo que a diseño se refiere, pero igualmente se traba de una opción divertida.

El Fiat Uno Turbo fue la versión picante del conocido utilitario italiano. En los años ochenta, con una creciente llegada de compactos deportivos, el segmento inferior despertaba en su apartado más deportivo con coches como el Renault 5 Copa Turbo u Opel Corsa GSi. El Fiat Uno Turbo era más comedido en lo que a diseño se refiere, pero igualmente se traba de una opción divertida. Toda una vieja gloria.

No te pierdas todas las novedades de 2019

Rápido, muy rápido

En 1985 llegaba la versión deportiva del Fiat Uno. La marca, que en aquella época vivía buenos momentos, se atrevía a lanzar una variante vitaminada de su conocido utilitario. Para dar vida a esta opción, capaz de rivalizar con lo mejor del segmento, se recurría al motor de 1.300 cc., mecánica que se dotaba de 105 caballos de potencia gracias a la ayuda de un turbo refrigerado por agua.

El elenco tecnológico que rodeaba a este pequeño pero matón modelo era destacado. La compañía apostó por él y el resultado no pudo ser mejor. El Fiat Uno Turbo contaba con elementos como un intercooler, radiador que se encargaba del aceite del modelo e inyección electrónica con control del encendido. El Fase II montó un turbo Garret, versión que se vendió a partir de 1990.

VÍDEO: ¿Cómo de seguro es el Fiat Panda 2019?

Demasiado comedido

La estética del Fiat Uno Turbo no estaba entre sus mejores bazas. Al contrario que sus competidores directos, el utilitario italiano no arriesgaba en diseño y pecaba de comedido. El interior tampoco destacaba por su deportividad, con unos asientos que no fijaban tu espalda demasiado y un volante poco apto para una conducción deportiva.

Divertido

El Fiat Uno Turbo era realmente divertido de conducir. La entrega de potencia era progresiva, aprovechando su potencial de mejor manera sin temer respuestas bruscas. Su tarado era firme, aunque no nos encontrábamos con una suspensión dura e incómoda. Y es que con él podíamos ir todos los días a trabajar y el domingo visitar nuestra carretera favorita para liberar estrés.

No te pierdas la prueba del Fiat 500X

Segunda mano

No es fácil encontrar unidades en buen estado en el mercado de segunda mano. Además, como viene siendo la tónica del mercado en cuanto a clásicos de los ochenta y noventa, su precio ha aumentado este último tiempo. He visto una unidad cerca de donde vivo, me está tentando, pena que ronde la media... 5.000 euros. Eso sí, si quieres una unidad con pocos kilómetros abre bien la cartera, he visto una por 18.000 euros.

Lecturas recomendadas

Y además