Noticia

Vídeo: ‘tiempazo’ del Chevrolet Camaro ZL1 en Nürburgring

Vídeo: ‘tiempazo’ del Chevrolet Camaro ZL1 en Nürburgring
Ignacio de Haro

La firma estadounidense acaba de publicar el ‘tiempazo’ logrado por el Chevrolet Camaro ZL1 en Nürburgring Nordschleife: 7 minutos y 29,60 segundos. El anuncio, como no podía ser de otra forma, viene acompañado por un vídeo con el que demuestran la hazaña.

Te interesa: Un Audi R8 V10 plus se estrella en Nürburgring

Hasta hace no mucho, los deportivos estadounidenses eran considerados rápidos pero no precisamente deportivos por su comportamiento dinámico, que distaba mucho de lo que entendemos en Europa. Sin embargo, con la llegada de las últimas generaciones del Ford Mustang y del Chevrolet Camaro, las tornas han cambiado y ahora sí que podemos considerarlos como tales. Pero, ¿hasta qué punto son veloces en comparación con los modelos del viejo continente? Nada mejor que este vídeo del Chevrolet Camaro ZL1 en Nürburgring para comprobarlo.

Y es que la firma estadounidense acaba de hacer oficial el ‘tiempazo’ logrado por el Chevrolet Camaro ZL1 en Nürburgring Nordschleife: 7 minutos y 29,60 segundos. Una cifra que por sí sola quizá no te diga nada, pero la cosa cambia si la comparamos con los registros logrados por otros coches considerablemente más costosos que el nuevo Camaro ZL1: el Ferrari 458 Speciale, por ejemplo, completó un giro al ‘Infierno Verde’ en 7 minutos y 29,37 segundos. Vale, estamos comparándolo con un superdeportivo con motor central, pero como puedes ver, escasas décimas de segundo separan a ambos vehículos en un trazado como Nürburgring, lo que no deja de ser muy sorprendente.

¿Y qué armas tiene el Camaro ZL1 para haber logrado tan extraordinario registro en Nürburgring? Pues para empezar, el motor 6.2 V8 sobrealimentado del Corvette Z06, un bloque que genera 650 CV y 881 Nm de par. Ligado a él, en el caso de la unidad del vídeo, encontramos un cambio automático de 10 velocidades que envía esa fuerza a las ruedas posteriores con la ayuda de un diferencial de deslizamiento limitado controlado electrónicamente. No hay que olvidarse de sus amortiguadores magnéticos, de su puesta a punto específica o del importante trabajo realizado en el apartado aerodinámico, con unos bajos totalmente carenados, un generoso difusor, un alerón trasero y nada menos que 11 radiadores para mantener la temperatura bajo control.

Fuente: CarScoops

Imagen de perfil de Nacho de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.