Skip to main content

Noticia

Motor

Vídeo: Shelby Mustang GT500 2020 vs Porsche 911 GT3 RS

Shelby Mustang GT500 2020 vs Porsche 911 GT3 RS
El Shelby Mustang GT500 2020 se enfrenta al Porsche 911 GT3 RS en la pista de carreras. ¿Cuál completará una vuelta en el menor tiempo posible?

El Porsche 911 GT3 RS es uno de los coches de producción más rápidos en un circuito de carreras que actualmente está a la venta. De hecho, hace casi dos años fue capaz de completar una vuelta al famoso circuito de Nürburgring en 6 minutos y 56,4 segundos, más rápido incluso que el Porsche 918 Spyder, un coche considerablemente más potente y avanzado tecnológicamente. Sin embargo, en el siguiente vídeo vamos a enfrentar al Shelby Mustang GT500 2020 contra el Porsche 911 GT3 RS en la pista de carreras.

No te pierdas: El Mustang Shelby GT500 2019, a tope en Goodwood

En un intento por averiguar lo lejos que podría llegar el nuevo Shelby Mustang GT500 2020, el periodista Jason Cammisa y el veterano piloto de carreras Randy Pobst enfrentaron a estos dos deportivos de alto rendimiento alrededor de la pista de carreras Chuckwalla Valley Raceway en una vuelta cronometrada para cada uno de los adversarios.

Shelby Mustang GT500 2020 vs Porsche 911 GT3 RS

La primera serie de curvas de este circuito desértico se realizan a gran velocidad, lo que favorece más al Ford Mustang, especialmente por una serie de rectas cortas en las que es capaz de aprovechar los 760 CV que ofrece su motor sobrealimentado V8. También es capaz de tomar curvas con mayor precisión y a más velocidad que cualquier otro Mustang de producción fabricado anteriormente.

Sin embargo, el Porsche 911 GT3 RS, con su motor bóxer de aspiración natural y seis cilindros con 520 CV de potencia, es mucho mejor frenando y trazando curvas lentas y reviradas. Al final del vídeo podrás ver los tiempos que registraron ambos contrincantes, los cuales estuvieron muy parejos a pesar de las diferencias. El Porsche paró el crono en 1:55.57, mientras que el Ford se fue hasta los 1:55.72, apenas 15 milésimas más lento. No te pierdas el vídeo.

Y además