Skip to main content

Noticia

Motor

VÍDEO: Prueba CUPRA Born en circuito, un 100% eléctrico con mucha mala leche

Hoy hemos venido a exprimir nada menos que al Cupra Born en circuito. Y si te suena su aspecto, es normal: se basa en la plataforma del Volkswagen ID.3, pero bajo mi punto de vista el Born es mucho más deportivo, y eso ya lo vemos desde un frontal radicalizado, con un morro que se prolonga más hacia abajo, y faros más afilados que le dan un rostro mucho más agresivo. 

Todo se ve más juvenil y deportivo. Esta deportividad se ve también un lateral algo más bajo que el del VW ID.3, y es que este coche va más conectado al asfalto, en parte gracias a sus ruedas de 20 pulgadas que le sientan realmente bien. Seguimos con sus lunas tintadas y un difusor en la zaga, más por la estética deportiva que por aerodinámica pura. 

Y aquí levantamos el portón, y vemos doble suelo de carga con 385 litros, que llegan a 1.267 si plegamos los asientos traseros. Y ya que hablamos de practicidad, pasemos a las plazas de atrás. Nada más abrir las puertas veo demasiado plástico duro, lo cual no me gusta demasiado. Pero tomemos asiento.

He regulado el delantero con mi estatura, 1,87, y como veis, aún tengo espacio para las rodillas, y también para la cabeza. Aquí detrás voy realmente cómodo, aunque al llevar la batería en el suelo los pies van algo elevados, lo que me obliga a doblar las rodillas.

Prueba: el nuevo Cupra Born de 204 CV

Pero puedo apoyar el brazo con comodidad, aquí tengo dos entradas USB para cargar el móvil, y en general hay confort para viajes largos. Pero pasemos a la parte delantera y acompañadme en esta primera prueba de conducción del Cupra Born

Se ve deportivo aquí delante porque tiene ambiciones deportivas, por eso lo probamos en circuito. ¿Y qué me llama la atención? La excelente visibilidad, y es que es una plataforma de eléctrico, por tanto ahorro mucho espacio ahí delante porque no llevo un gran motor de combustión, por eso el parabrisas se prolonga hacia delante y el salpicadero queda en una posición baja, lo que me da un gran control visual de la pista. 

Como en esta curva a izquierdas. La visibilidad es buena en todas las direcciones menos hacia atrás, donde tengo un grueso pilar C, pero es una cuestión de estética y la estética, generalmente, penaliza otros apartados.

Por lo demás la postura es muy buena, tengo aquí regulación para las piernas y voy muy cómodo, con un tapizado firme y asientos bien acabados, aunque si giro con fuerza noto que me falta algo de agarre en el costado derecho, y es que el soporte lateral debería ser algo mejor en un coche de pretensiones deportivas como este, especialmente si eres alguien delgado. 

El Cupra Born equipará asientos hechos con materiales reciclados del mar Mediterráneo

Por lo demás está bien acabado con materiales de calidad, también en los revestimientos de las puertas, no como en la parte trasera, aquí van tapizados. Los materiales se ven estilosos y de calidad, me gusta el gris en contraste con el bronce, pero por desgracia en las partes inferiores vuelvo a encontrarme con mucho plástico duro. 

La dirección es un poco más directa que la del ID.3, y eso que voy en el modo de conducción Normal. Tengo el modo Eco para la máxima autonomía, luego tengo el modo Normal, el modo Performance y el modo Cupra, que puedo activar directamente con el botón Cupra.

Y aquí tengo la función Overboost, que me da 27 CV extra. Aquí tengo 204 CV y 310 Nm, que dan muchísimo empuje. 

Prueba del Cupra Born 2022
Cupra

Los frenos responden realmente bien, aunque en las curvas tiene que lidiar con 1,7 toneladas que no son muy deportivas, pero con sus 204 CV y 310 Nm lo compensa realmente bien. La recuperación también aumenta en modo Cupra, lo que permite al manejo con un solo pedal, ganando energía cada vez que levanto el pie del acelerador. 

Con sus 58 kilowatios hora, la autonomía, según el protocolo WLTP, debería ser de 424 kilómetros, pero con la prueba deportiva son muchos menos, claro.  Tendremos que hacerle una prueba de consumo para comprobar hasta dónde llega realmente con una sola carga. Pero me da a mí que los 424 son demasiado optimistas en cualquier caso. 

El 0 a 100 anunciado por Cupra es de 6,6 segundos, y en modo Cupra me lo creo, con el típico impulso inmediato de los coches eléctricos. Va muy acorde con su aspecto deportivo, y después de este par de vueltas por circuito confirmo que sus ambiciones deportivas se cumplen con creces con su comportamiento: frena bien, gira directo, tiene una respuesta comunicativa y el rendimiento con la batería cargada es realmente bueno.

Por tanto, objetivo cumplido: el Cupra Born no solo se ve más deportivo que el ID.3, sino que es un coche más deportivo que el ID.3. Y cuesta menos que el ID.3 Performance que también tiene 204 CV, y es que el español parte de los 37.400 euros, y el ID.3 comparable empieza en los 38.315. 
 

Ver otros acabados de Cupra Born
  • Precio

    38.610

  • Tipo de Motor

    Eléctrico

  • Cilindrada

    - cc

  • Par motor

    310 Nm / -

  • Potencia

    204 cv / -

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Trasera

  • Capacidad maletero

    385 L / 0 L

  • Aceleración 0-100

    7,3 s

  • Velocidad máxima

    160 km/h

  • Consumo oficial

    0 l/100km

  • Garantía

    -

  • Tipo de combustible

    -

Etiquetas:

Vídeo

Y además