Skip to main content

Noticia

F1

VÍDEO: La lección más importante de Niki Lauda

Esta es la gran lección de Niki Lauda. Sabias palabras del tricampeón mundial que demuestran cómo vivía.

Un mentor, un héroe… un amigo. Con estas palabras define Mercedes la figura de Niki Lauda. También como alguien inspirador, que les enseñó a no rendirse jamás. El tricampeón del mundo de F1 ha sido homenajeado de muchas formas desde que falleciese hace ya más de una semana, pero hay un vídeo muy especial que Mercedes ha compartido en sus canales en internet, una verdadera lección de vida del piloto austriaco.

Te puede interesar: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

En las imágenes que hay sobre estas líneas, podremos ver un vídeo con Lauda como protagonista que hasta ahora nunca se había difundido. Niki explica cuál era su forma de vida, lo que le impulsaba a no sentir miedo y a superarse cada día. El vídeo, que está en inglés y ha sido creado por Mercedes, no tiene desperdicio alguno y merece la pena ver cada segundo.

A continuación traducimos cada una de las motivadoras palabras del austriaco:

“Solo aprendes cuando pierdes. Perdí muchas cosas. Perdí muchas carreras. Algunas por mi culpa y otras veces el motor se rompió. Llegué a Monza y no podía pilotar, porque había pasado 42 días desde que había muerto… más o menos, y el accidente volvió. El miedo volvió y todo esto simplemente me hundió. 

El accidente de Niki Lauda en Nürburgring: Sobrevivir al infierno

Lo más importante es: tan pronto como te recuperes, tienes que forzarte a hacer lo mismo otra vez. Volver a subirte al coche y conducirlo. Esta es la única forma de la que puedes dejar de tener miedo. Hay personas que nacen asustadas y hay personas que lo son menos… y otras personas no tienen miedo. Yo creo que nací sin miedo, porque de cualquier otra forma nunca me habría subido a un Fórmula 1 en aquellos días, en los que cada año morían dos personas.

VÍDEO: Los hitos de la vida de Niki Lauda en un minuto

Hay cosas pequeñas para mí en la vida. Cosas de las que me di cuenta: “Mierda, debía haber hecho eso o aquello”. Pero todo el mundo comete errores. Yo cometo errores. Para mí esto no era un problema y no es un problema hoy, porque todas mis malas experiencias en este accidente me hicieron más fuerte. No tienes que perder tiempo culpando a los demás, analízate a ti mismo. Cambia para ser exitoso. No hay nada que me preocupe a día de hoy. No importa la edad que tengas. Si disfrutas en tu trabajo o en tu desafío, te pones a prueba a ti mismo y eres feliz. No es cuestión de edad, es cuestión de seguir siendo un niño, ser siempre innovador y buscar siempre nuevas experiencias. Estar interesado y seguir adelante”.

Multitudinario adiós a Niki Lauda en Austria
 

Imagen: Mercedes 

Lecturas recomendadas

Y además