Skip to main content

Noticia

Vídeo: Dodge Challenger SRT Hellcat vs Challenger SRT Demon

Demon vs Hellcat

Todos queremos saber cuál es la diferencia entre el Dodge Challenger SRT Hellcat y el Dodge Challenger SRT Demon en la vida real y no solo sobre el papel.

Desde que vio la luz hace ahora cuatro años, la estirpe Hellcat ha dado mucho de qué hablar por sus espectaculares prestaciones y su precio medianamente asequible. Sin embargo, el año pasado apareció una versión aún más potente que el Hellcat, denominado Demon, el cual, por un extra de dinero, permite a los clientes llevarse un coche más potente y enfocado a las carreras de aceleración. Y es precisamente aquí donde quiero llegar a parar, porque, ¿cuál es la diferencia real entre el Dodge Challenger SRT Hellcat y el Dodge Challenger SRT Demon?

No te pierdas: Dodge Challenger SRT Demon by Hennessey, hasta 1.500 CV

Primero hablemos sobre sus prestaciones en el papel. Por un lado, tenemos el Dodge Challenger SRT Hellcat, una bestia dotada con un motor HEMI V8 de 6.2 litros sobrealimentado que entrega 717 CV de potencia y 881 Nm de par motor, unas prestaciones que se traducen en un paso de cero a 100 km/h en 3,7 segundos y una velocidad máxima de 328 km/h.

Además, si eres un residente en Estados Unidos, o tienes la posibilidad de comprarlo un coche allí, el Hellcat está disponible desde poco más de 60.000 dólares, es decir, unos 48.500 euros. Para que te pongas en contexto, un Ford Mustang con el motor Ecoboost de cuatro cilindros está a la venta en España por 42.950 euros, mientras que el V8 parte de los 46.950 euros, aunque con 421 CV. Por desgracia, importar un Hellcat a Europa sale más caro, mucho más.

Hellcat vs Demon: ¿cuál es la diferencia real?

Mientras tanto, el Salón de Nueva York del año pasado vio nacer a la última criatura de la marca americana, el Dodge Challenger SRT Demon, el cual comparte el mismo motor V8 HEMI, pero eleva la potencia hasta los 840 CV y el par motor hasta los 1.000 Nm. Con unas ruedas de drag y unas finas llantas delanteras (todo incluido en el precio junto a un kit de herramientas y un elevador), el Demon alcanza los 100 km/h desde parado en 2,4 segundos y recorre el ¼ de milla en apenas 9,65 segundos.

Lo mejor es su precio, ya que está disponible desde 84.995 dólares, es decir, 68.800 euros al tipo de cambio actual, o lo que es lo mismo, el precio de un BMW M2 con cambio manual es de 65.300 euros y con el cambio automático asciende a los 70.099 euros. Ahora bien, ¿cuál es la diferencia real entre el Hellcat y el Demon? Para averiguarlo, hemos encontrado este vídeo de una carrera de aceleración entre dos Challenger que nos sacará de cualquier duda. Tan solo tienes que darle al Play.

Lecturas recomendadas