Skip to main content

Noticia

Tecnología

VÍDEO: Baterías en estado sólido, llega (YA) la revolución que necesitaban los coches eléctricos

Más autonomía, menos tiempo de recarga, menos peso, menos espacio... todo son ventajas

Las baterías, como bien sabes, son el gran handicap de los coches eléctricos. Pesan mucho, tardan en cargarse, tienen una densidad energética baja y para colmo, en las baterías de ión litio, que son las más utilizadas, no podemos aprovechar toda su capacidad, ya que no se pueden descargar por completo ni tampoco cargarse al 100%. Imagínate que no pudieses utilizar la reserva del deposito de tu coche. Pues algo así pasa con las baterías.

Por lo tanto, no te estoy descubriendo nada nuevo si te digo que todavía hay mucho que mejorar en las baterías de los coches eléctricos. Lo bueno, es que todo este panorama podría cambiar muy rápido con la llegada de las baterías en estado sólido.

Baterías de estado sólido, una revolución para el coche eléctrico que cada vez está más cerca

Estas baterías llegan para ofrecer más autonomía, menos tiempo de carga y menos precio. Y esto que te estoy contando no es algo que vaya a pasar dentro de 5 o 10 años. Toyota, por ejemplo, está trabajando para que en 2022 puedan lanzar al mercado su primer coche eléctrico. Y si lo hace un fabricante que siempre ha apostado por los coches híbridos, es que va en serio y esta tecnología promete. No es el único fabricante. 

Hyundai Ioniq EV

Así es el nuevo Hyundai IONIQ eléctrico 

Olvídate de repostar y disfruta de toda la emoción al volante con cero emisiones. El nuevo Hyundai IONIQ eléctrico cuenta con hasta 412 km de autonomía en ciudad en una sola carga.

 

¿Qué son, cómo funcionan estas baterías en estado sólido?

A grandes rasgos, este tipo de baterías son una evolución de las de iones de litio, por lo tanto para entender cómo funciona una batería de estado sólido, primero hay que recordar cómo funciona una de litio.

Estas se componen de dos electrodos de metal, uno es el cátodo y el otro es el ánodo. Ambos están inmersos en un líquido conductor que es el electrolito. Todo esto es lo que denominamos celda. Cuando oyes hablar que la batería, por ejemplo de un Mercedes EQC está compuesta de 384 celdas son esos tres componentes, cátodo, anodo y electrolito multiplicado 384 veces.

¿De qué está compuesto el electrolito? En este caso de una sal de litio, de ahí su nombre, que consigue los iones necesarios para que sea posible la reacción química entre el cátodo y el ánodo. Eso es a grandes rasgos una batería actual.

Audi trabaja en baterías de estado sólido para un superdeportivo

Pues bien las baterías de estado sólido funcionan con este mismo principio, pero la principal diferencia está justamente en el electrolito. Ya no es un líquido, esas sales de litio. Ahora es un material sólido.

¿Qué material? Bueno, pues en esas estamos. Se está investigando con un electrolito de cristal que podría fabricarse en serie, aunque hay otros trabajos que están estudiando con otro tipo de materiales, como nanohilos de oro envueltos en manganeso metidos en un gel.

Muchas ventajas, des la autonomía hasta los tiempos de carga

Ahora bien, cuales son los escollos principales a los que esta tecnología va a dar solución. Debido a esa material sólido, la densidad energética va a ser mayor y eso afecta directamente a la autonomía que va a aumentar. ¿Cuánto? Los primeros prototipos habla de 800 kilómetros y seguramente es una cifra que se supere pronto.

Qué hacer y qué no hacer para alargar la vida de las baterías de los coches eléctricos

Otro de los escollos que se superan son los tiempos de carga. Y habría un tercero que es la caída en prestaciones con el paso de las cargas. Se habla de 1.000 ciclos de carga, una cifra muy elevada. Y es que como sabes todas las baterías tienen unos ciclos de vida, según va pasando el tiempo el líquido del electrolito se va deteriorando, lo que a la larga produce un sobrecalentamiento, posteriormente un cortocircuito y después una bonita explosión

El electrolito en estado sólido permite incrementar la densidad de carga de la batería, es decir puede almacenar más energía en una celda, y no se deteriora tan rápido como el litio, haciendo que el tiempo de recarga sea más corto y añadiendo más seguridad.

VÍDEO: se INCENDIA la batería de su PATINETE eléctrico y se lía parda

En cifras: una batería de estado sólido puede almacenar tres veces más energía que una batería de iones de litio y se recarga en una hora. Y la guinda, este compuesto va a permitir reducir el volumen de la batería aproximadamente en un 50% en comparación con las baterías de iones de litio convencionales. Menos volumen, menos peso.

Así que ya lo veis, las ventajas de las baterías de estado solido son numerosas. Y como he dicho al principio, si Toyota, que siempre ha sido una gran detractora del coche eléctrico puro, está muy involucrada en la investigación de esta tecnología es porque se ha dado cuenta de que puede ser la solución definitiva.

Y además