Skip to main content

Noticia

Competición

Toyota en Le Mans: Una historia de sacrificio y superación

Toyota 24 Horas Le Mans

Toyota va a por todas en las 24 Horas de Le Mans 2018. El fabricante japonés busca su primer triunfo en la exigente prueba de resistencia con Fernando Alonso en su alineación de pilotos.

Toyota llega a las 24 Horas de Le Mans 2018 con el único objetivo de ganar. Con una alineación de pilotos envidiable y el vehículo más potente sobre la pista, la marca japonesa luchará por su primer triunfo en la historia de esta legendaria carrera que tan dura ha sido para ellos.

Toyota

Todos tenemos guardado en nuestra memoria aquel momento en 2016 en el que Kazuki Nakajima, a falta de cinco minutos para el final de las 24 Horas de Le Mans, decía por radio a su equipo que no tenía potencia en su Toyota TS050 Hybrid. La primera victoria del fabricante nipón en Le Mans estaba ahí, al alcance de la mano, pero una pieza del turbo falló.

Fue un momento descorazonador (esta fue la palabra más repetida durante los días posteriores a la carrera) y las lágrimas inundaron los boxes del pit-lane del Circuito de La Sarthe. No solo de los miembros de Toyota, sino del resto de escuderías, que veían cómo la dureza de esta prueba se había cebado con ellos.

No era la primera vez que Toyota veía cómo se le escapaba el triunfo cuando lo tenían muy cerca. En 1994 tuvieron que abandonar por un problema en la caja de cambios en la recta final de la carrera y cuatro años después sucedió algo parecido por un problema  similar a falta de 90 minutos para la bandera a cuadros.

En 1999 la mala suerte se presentó en el box de Toyota en forma de pinchazos que provocó paradas en boxes extra. Esto impidió que pudiesen pelear por el triunfo con quien finalmente se lo llevó, el BMW V12 LMR de Martini, Dalmas y Winckelhock. El trío formado por Katajama, Tsuchiya y Suzuki acabó en segunda posición con el GT One a una vuelta del vencedor, algo que supo a muy poco.

En 2017 tres problemas diferentes afectaron a los tres prototipos de Toyota en carrera: dos problemas mecánicos dejaron fuera de la lucha a dos de los vehículos y un accidente con un doblado afectó al tercero. A pesar de las duras pruebas a las que se someten los coches antes de la carrera y de las maratonianas sesiones de test en las que participan, es imposible certificar el 100% de fiabilidad... y ahí, en cierto modo, reside la emoción de la carrera.

Toyota en las 24 Horas Le Mans 2

La rendición no existe para Toyota

La palabra “rendición” no está en el diccionario de Toyota a pesar de la dureza de la prueba. Una vez Porsche anunció que abandonaba su programa LMP1 tras las 24 Horas de Le Mans 2017, la marca japonesa tuvo la posibilidad de salir también del Mundial de Resistencia. Sin embargo, hablaron con la organización del campeonato para configurar un reglamento que garantizase la competición con el resto de prototipos (sin tecnología híbrida, al no ser oficiales).

Te puede interesar: 24 curiosidades de Toyota y las 24 Horas de Le Mans

Con un reglamento competitivo asegurado, Toyota decidió continuar durante la súpertemporada 2018/2019 del WEC. Gracias a ello los ganadores en las 6 Horas de Spa tendrán dos oportunidades de vencer en Le Mans, y Fernando Alonso será parte de ellas los dos años, teniendo también la posibilidad de convertirse en Campeón del Mundo de Resistencia… algo que Toyota ya logró en 2014. Esta experiencia es realmente útil para el fabricante, pues recogen numerosos datos que en el futuro utilizarán para la creación de nuevos modelos de calle.

Aunque a nivel de prestaciones el TS050 Hybrid sea superior a los prototipos privados, la historia nos ha demostrado que hasta que se cruza la línea de meta tras 24 horas, nada está decidido. Lluvia, coches de seguridad, coches doblados, accidentes, problemas mecánicos… todos estos factores harán de las 24 Horas de Le Mans 2018 una carrera inolvidable.

Imagen: Toyota Motorsport

Lecturas recomendadas