Noticia

Competición

Victoria de Fernando Alonso y Toyota en las 6 Horas de Spa

Alonso gana en el WEC Toyota
Adrián Mancebo

Batalla hasta el final por el triunfo en las 6 Horas de Spa-Francorchamps. Fernando Alonso, Kazuki Nakajima y Sébastien Buemi llevan a Toyota a lo más alto del podio en el legendario trazado belga.

Fernando Alonso se ha estrenado de la mejor forma posible en el Mundial de Resistencia 2018 y se ha hecho con la victoria en las 6 Horas de Spa-Francorchamps, donde ha llevado a meta el Toyota #8 vencedor, el cual ha compartido con Kazuki Nakajima y Sébastien Buemi. Es la primera victoria del español desde el Gran Premio de España  de Fórmula 1 del año 2013.

 

 

Cuando ves una carrera de resistencia de seis horas de duración lo habitual es que las diferencias entre coche y coche sean abultadas, de decenas de segundos… pero en las 6 Horas de Spa-Francorchamps, cita que ha abierto el Mundial de Resistencia 2018/2019, la historia ha sido muy diferente: a falta de una hora para el final, la salida de un coche de seguridad por un accidente de uno de los prototipos del equipo SMP Racing, ha reducido toda diferencia del hasta entonces líder, el Toyota #8 con Fernando Alonso al volante.

El piloto asturiano ha completado dos excelentes relevos con el Toyota TS050 Hybrid, con el que se estrenaba hoy en carrera. El encargado de tomar la salida desde la primera posición fue su compañero, el suizo Sébastien Buemi, por delante del coche LMP1 privado Rebellion con dorsal #1. El ex piloto de Toro Rosso en la Fórmula 1, a pesar de los continuos ataques de su perseguidor, consiguió crear una ventaja que fue ampliando vuelta a vuelta.

Desde entonces el Toyota número 8 trató de controlar la carrera todo lo que pudo. El otro coche de los japoneses, el número 7 que fue descalificado ayer tras conseguir la ‘pole’ por un error administrativo, salió desde el pit-lane con una vuelta perdida, pero gracias a su ritmo y a un coche de seguridad por un espectacular accidente de Harry Tincknell con el Ford GT, Mike Conway consiguió adelantar a los GT y a los LMP2 en apenas unos minutos.

 

 

Susto con Nakajima al volante

Después de casi dos horas con Fernando Alonso al volante del TS050 Hybrid número 8, en los que consiguió poner más de un minuto entre su prototipo y el segundo más rápido, el español cedió su asiento a su compañero Kazuki Nakajima. Fue en este momento cuando la tranquilidad en el box de Toyota se acabó momentáneamente.

Nakajima tuvo que entrar en el pit-lane justo una vuelta después de salir del mismo a causa de un problema con los cinturones, que se habían soltado. Nada más regresar a pista, además, sufrió un trompo… Por todo esto se dejó casi un minuto de su diferencia, pero se mantuvieron líderes.

El ritmo del Toyota número 7 y problemas en Rebellion llevaron al trío López-Kobayashi-Conway al segundo puesto. El coche número 8, a falta de 70 minutos, contaba con un minuto de ventaja… pero en las carreras, hasta la bandera a cuadros todo puede suceder.

Salida 6 Horas Spa

Coche de seguridad, nueva carrera

Un fuerte accidente de uno de los prototipos LMP1 de SMP Racing, con el ruso Isaakyan al volante, provocó la salida del coche de seguridad. Esto reagrupó al pelotón, redujo drásticamente la diferente entre los dos Toyota, y comenzó una nueva carrera con menos de una hora restante en el cronómetro.

Alonso, justo antes, se había subido al Toyota número 8 para ser el piloto encargado de llevar a meta el prototipo nipón. Conway, en el coche número 7, marcó los mejores tiempos y se pegó a la parte trasera del TS050 Hybrid de Alonso. Cuando parecía que iba a adelantar al español, el británico se metió en boxes.

El coche número 7 cargó combustible y cambió los neumáticos, suficiente para llegar al final. El número ocho, con Alonso a los mandos, hizo lo mismo, pero solo cargó combustible. Esto le permitiría cruzar la línea de meta y la lucha por la victoria se decidiría en las vueltas finales, con los dos coches en igualdad de condiciones.

Fernando Alonso y Mike Conway

Sin embargo, la posibilidad de lucha se quedó en eso, en una posibilidad: a falta de veinte minutos para el final de la carrera, los dos Toyota tuvieron que levantar el pie y dejar de batallas a causa de sobrecalentamiento en la caja de cambios. Los ingenieros recomendaron a Alonso y Conway que bajaran el ritmo y no se subieran por los pianos.

Después de 6 horas de carrera, Fernando Alonso cruzó la línea de meta de Spa-Francorchamps en primera posición, dando el triunfo al coche número 8 de Toyota, donde han competido junto a él Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima. En la segunda posición subieron al podio Mike Conway, José María López y Kamui Kobayashi, pilotos del Toyota número 7. Tercero vieron la bandera a cuadros los integrantes del Rebellion número 1, André Lotterer, Neel Jani y Bruno Senna.

En la categoría LMP2 se alzó con el triunfo el prototipo G-Drive #26, pilotado por Vergne, Pizzitola y Rusinov; entre los GT Pro venció el Ford GT #66 que pilotan Mücke, Pla y Johnson, y en GT Amateur el Aston Martin #98 de Lamy, Dalla Lana y Mathias Lauda.

Imagen: Toyota

Imagen de perfil de Adrián Mancebo

Colaborador Motorsport

Amante del mundo de la competición. Disfruto trabajando en lo que más me gusta, siempre con un ojo puesto en cualquier carrera del mundo.

Lecturas recomendadas

Más de Fernando Alonso, campeón de Fórmula 1 y mucho futuro por delante