Noticia

Tecnología

Cómo ayuda la tecnología a que los pilotos estén tranquilos

Cómo ayuda la tecnología a que los pilotos estén tranquilos

Lara Zazo Guijarro

30/07/2015 - 11:23

Las nuevas tecnologías ayudan a aumentar el rendimiento de los pilotos de carreras. ¿Cómo? Monitorizando en todo momento mil parámetros: ritmo cardiaco, transpiración, estrés y otros muchos factores que condicionan su rendimiento.

Las nuevas tecnologías también se alían con los pilotos de carreras para aumentar su rendimiento deportivo. Gracias a los avances tecnológicos ya es posible medir sus constantes, conocer en qué situaciones sufren más estrés o qué áreas del cerebro utilizan para tomar decisiones... Todo ello antes, durante y después de la competición. Y es que hoy en día, el análisis de los datos procedentes del piloto es igual que el de los coches a la hora mejorar las prestaciones de ambos.

No te pierdas: 17 tecnologías de competición que ha heredado nuestro coche

Las 24 horas de Le Mans es una de las pruebas que requieren de mayor grado de resistencia a nivel físico y mental. Los pilotos de cada equipo llegan a estar hasta cuatro horas al volante en condiciones extremas: temperaturas altísimas, un flujo constante de monóxido de carbono o un riesgo real y constante de colisión son alguno de los peligros a los que se enfrentan. Sin embargo, los conductores más experimentados suelen mantener la calma y mostrarse tranquilos durante toda la prueba. Las nuevas tecnologías, sobre todo a través del uso de sensores, permiten en la actualidad conocer las razones por las que los pilotos son capaces  de  mantenerse tranquilos en situaciones tan extremas. Además, y mediante el estudio de todos los datos obtenidos, hace posible que los conductores mejoren su rendimiento deportivo.

"Los atletas también están interesados ​​en estos datos fisiológicos para poder tener una visión más profunda de su actuación, ya sea mientras están compitiendo, entrenando, o recuperándose de una lesión", declara Damon Miller, director de Marketing de Basis, una compañía de Intel. "Estas métricas, como el ritmo cardiaco y la transpiración, pueden ayudar a entender sus niveles de esfuerzo, aptitud y estrés, así como la calidad de su sueño", continua. Añade que el reloj Basis Peak (web) permite a los atletas monitorear sus niveles en cualquier actividad.

Pero este dispositivos no está sólo enfocado a losatletas profesionales. “No solo monitorizamos gente, sino a la gente en su entorno”, declara Marc Smith, director gerente de Yellowcog, una compañía que fabrica sistemas para mejorar el rendimiento de las personas en diversos campos: “si hay que monitorizar a un piloto de carreras, a un ciclista o a una persona con una discapacidad que vive de manera independiente, se trata de hacerles un seguimiento a ellos y del entorno en el que viven. Y usamos esos datos para ayudarles a mejorar.”

Medir el esfuerzo

Este año Yellowcog fue el encargado de analizar a los pilotos participantes en las 24 Horas de Le Mans y en las 500 millas de Indianápolis. Su sistema, llamado Pilot (web), utiliza una cincha con sensor que se coloca en el pecho de los pilotos y que se encarga de medir el pulso, la temperatura del cuerpo, la respiración o los niveles de oxígeno en sangre. El sistema Pilot envía todos los datos que recoge del conductor a los sistemas de telemetría incorporados en el coche de carreras a través de Bluetooth y ANT+. Fruto de estas mediciones se descubrió que el corazón y la respiración de los pilotos eran más rápidos al comienzo de la carrera, y que luego volvieron a la normalidad. 

Lene Harbott es un investigador de la Universidad de Stanford especializado en psicofisiología de las carreras de coches. En sus estudios con electrodos, Harbott ha descubierto que los pilotos utilizan las partes del cerebro asociadas a la toma de decisiones sólo cuando se enfrentan a situaciones desconocidas, como un nuevo trazado o un nuevo coche en su camino. De lo contrario, utilizan la memoria mecánica. “Son capaces de conducir casi por reflejo en lugar de preocuparse por cada pequeño detalle”, comenta Harbott.

Calma y atención

Mantener la atención es a menudo la diferencia entre ganar o tener un accidente. Al menos así piensa el piloto Jacques Dallaire, consultor de rendimiento que trabaja con pilotos profesionales. Se encarga de minimizar al máximo las distracciones de los pilotos, animandoles a visualizar la carrera. 

Pero las nuevas tecnologías también pueden ayudar a monitorizar y controlar variables como los niveles de estrés o de agotamiento, por lo que pilotos y deportistas pueden mejorar sus entrenamientos para evitar estas situaciones una vez en carrera. “Para controlar el estrés durante la competición pueden mirar las métricas como la frecuencia cardiaca o el ritmo de respiración, e implementar técnicas de relajación físicas o mentales”, comenta Miller. "Una tendencia al alza es mejorar la calidad del sueño para la recuperación física y mental, ya que es fundamental para mejorar en el entrenamiento y en la competición.”

Fuente: Iq Intel

Lecturas recomendadas

Lara Zazo Guijarro

Colaboradora

Colaboradora de Estilo de Vida y Tecnología en Autobild.es

Buscador de coches